El Budismo de Louis Vuitton y los rezos de la lotería

Monjes tailandeses en jet privado.

De las escenas más sonadas. Los monjes tailandeses con marcas de lujo como Louis Vuitton volando en jet privado. No fueron finalmente amonestados por las autoridades budistas ya que “el avión había sido una donación de los fieles”.

No puede decirse que sea yo un tipo muy religioso. Quizás sea culpa de aquel cura que cuando yo tenía seis añitos me dijo que el pito no se podía tocar, sin entender que se refería a la colita de la entrepierna y no al silbato que llevaba yo siempre en mi bolsillo. Además soy demasiado racionalista para tener fe en lo que cuentan unos tipos en túnica que suelen pedir dinero y luego beben vino ante tus narices.

Y sin embargo, la religión es algo que me interesa. Mucho más en Asia. Además, la religión en Tailandia es uno de los pilares que sirvieron para fundar lo que hoy es el Reino de Siam, algo necesario para entender el arroz que se cuece por aquí. Una cultura religiosa muy idealizada de cara al mundo, cuando cada dos por tres se descubren monjes comprando pornografía o metiendo mano a jovencitas. Al final aquel cura de mi niñez algo tenía de razón con los problemas que conlleva eso de tocar el pito.

Oficialmente, Tailandia es un país de libertad de culto, si bien no existe libertad a la hora de declararse no religioso. Vamos, es posible elegir cualquier religión del amplio catálogo disponible, pero no está permitido declararse sin religión. Y así consta desde el nacimiento, cuando los padres han de elegir qué religión amparará su retoño, sin posibilidad de marcar la casilla de “no sabe, no contesta”.

La libertad de culto afirma que, más adelante, todo el mundo tiene derecho a cambiar de religión, pero nunca a abandonarla. Que para eso este es un país serio, aún con Nana Plaza en el centro de la capital. Si Fidel Castro bien defendía la educación en su isla diciendo aquello de “en Cuba hasta las putas son universitarias”, en Tailandia bien pueden afirmar que hasta las señoritas que fuman son religiosas. Que se lo digan a las arañas.

 

El ‘baht-budismo’ de Tailandia

 

Comprar estatuas de buda incorrecto

El Budismo no permite tener imágenes de Buda para hacer bonito. Y sin embargo, en todos los mercadillos venden cabezas de “El Iluminado” para decorar tu estantería. Hay algunos que se oponen a ello, pero no les hacen ni caso. Es más, la doctrina budista más tradicional no ve bien que existan imágenes de Buda, ya que no es un Dios, sino un humano que alcanzó un estado superior, y lo de adorar estatuas estaría en contra de esa idea. Pero díselo a quienes necesitaban una imagen para convencer a las masas.

Tailandia hemos dicho que es un país de libertad de elección religiosa, pero oficialmente es budista. Y dice abrazar el Budismo Theravada, más tradicional y serio que el que triunfó en China. A muchos les gusta diferenciar ambas corrientes de forma vulgar con eso de “la del Buda delgado y la del gordo”. En esta clasificación a lo Laurel & Hardy los tailandeses se quedan con el Buda delgado. Aunque 7 Eleven venda lo contrario.

Y si bien se habla de total libertad religiosa, la verdad es que los budistas tienen preferencia ante musulmanes, católicos u otras religiones. Por ejemplo, el Rey no puede elegir religión, es hincha de los budistas sin poder replanteárselo. Las únicas fiestas religiosas que se celebran son las budistas, en las que no se puede beber alcohol. Y los preceptos que el Gobierno predica -mucho más con el general y ahora primer ministro Prayuth- tienen que ver con los templos amarillos que hay en cada esquina.

El Ejecutivo, además, financia buena parte del Budismo y los monjes no pagan billetes en el metro y tienen un asiento reservado, igual que mujeres embarazadas y ancianos. También niños, nunca entendí qué dolencia puede achacar un mocoso para poder exigir su asiento. Incluso mucho de lo que se ve a diario en Siam tiene reminiscencias budistas, como Suvarnabhumi, principal aeropuerto tailandés, toma prestado su nombre de una antigua capital religiosa.

Asiento monjes BTS

Todo esto suena muy fino sobre todo a nivel internacional. La fama de país budista y muy religioso -para bien- se la ha ganado Tailandia en el extranjero, hasta se mira con cariño. Pero a mí cuando me preguntan mi opinión, y que conste que es la opinión de alguien que no es religioso -algo inconcebible en este país-, yo digo que aquí no se comulga con el Budismo Theravada. Sino con el Budismo del baht.

Porque la religión se ha prostituido -a veces en sentido estricto, con monjes acusados de violación y de acudir a las casas de baño y masaje- y ahora su eje central es contrario al que Buda predicó. Todo en el Budismo se mide con dinero y el vil metal está representado en todos los sitios. Empezando por las limosnas que recogen monjes y monjas, a veces tan jugosas como un Porsche totalmente gratuito. Y terminando con los fieles que frotan billetes de 20 bahts contra estatuas de Buda para darles suerte en lo que realmente importa: el dinero.

Curiosa interpretación la del baht-budismo, ya que se da de golpes con la cultura de la austeridad propia de tan ancestral religión. ¿Dónde quedó aquello de que el ser humano ha de despojarse de los bienes materiales? Seguramente escondido en una botella de Fanta Fresa, la bebida favorita de los espíritus que los fieles depositan como ofrenda en cada altar antes de rezar para que les toque la lotería.

Culpen al karma, o a la particular interpretación que hace el Budismo del baht. Partiendo de la base que una acción positiva debería transformarse en un bien que ayudase al que la realiza -si bien Buda dijo que eso ocurría sólo a veces y no era una Ley universal-, lo que gran parte de los fieles desea es que el Más Allá les devuelva su inversión en rezos en forma de dinero llovido del cielo.

¿Qué hacen cerca de cada templo tantas casas de venta de lotería? Están allí por un motivo. Los fieles compran boletos cuando los números de la suerte coinciden y se van a rezar al templo. Se arrodillan y realmente veneran a quien esté representado tras esas estatuas doradas. Con su participación para el Gordo tailandés en la mano, a ver si así el que está bañado en metal dorado mira desde el estrado y se fija en su número.

 

Sobre estas líneas podéis ver el vídeo creado por un estudiante universitario tailandés donde critica la actual sociedad tailandesa, bajo el duro título de ¿qué te hace ser tailandés? Allí hay una alusión clara al asunto de la lotería y el Budismo.

Por supuesto, no todos los creyentes son así. En estos años he tenido ocasión de conocer a gentes muy budistas en este país, de los que promulgan que hay que prescindir de materialismos y llevar una vida basada en la moralidad. Personas que tras pasar por el templo a hacer una ofrenda no salían corriendo hacia el garito de karaoke para cantar canciones junto a bellas doncellas con la excusa de que ya habían compensado con una buena acción momentos antes.

Pero esta es una sociedad en la que muchas chicas compran bolsos a plazos durante un año para aparentar ser lo que no son, así que es normal que buena parte de la religión más común del país se haya convertido en el Budismo del baht.

Aeropuerto Udon Thani monjes

En el aeropuerto de Udon Thani las sillas para los viajeros son estrechas e incómodas. Pero tienen unos sofás de cuero privilegiados por si algún monje se acerca. Nuevamente, ¿dónde quedó lo de la austeridad y la ausencia de comodidades?

Y para dar de comer aparte es el asunto de la creencia en las supersticiones tailandesas y su pasión por los espíritus. Algo de lo que ya hablamos y quedó explicado aquí. Pero qué menos que recordarlo con el caso ocurrido en el último mes entre espíritus y encuentros paranormales.

Un trabajador de la construcción encontró el cuerpo de una mujer que llevaba muerta tres años porque, según él, el espíritu de la difunta se le aparecía en sueños y le pedía ayuda para ser descubierta. Cuando el tipo llegó al lugar donde estaba el cuerpo pudo adivinarlo ya que salía un humo blanco de la tierra, muy de película barata tailandesa de fantasmas. La policía ha dado por válida la declaración, ahí es nada.

 

Los monjes del Budismo del baht

 

Monje budista caliente

El monje budista de Koh Chang que ha sido cazado metiendo mano a extranjeras. Nótese el agarre del culo que nuestro amigo propina a la joven. Eso seguro que le da para paja esa noche.

No podemos hablar de los excesos del Budismo y de la borrachera consumista que sufre la religión en Tailandia sin mentar a los monjes, grandes protagonistas públicos -y no para bien- en la actualidad siamesa. Es posible que la mayoría de monjes tailandeses se preocupen de los valores del Budismo y lleven vidas austeras, pero toda imagen pública se va a freír escorpiones por culpa de los malotes entre los que visten túnica.

Porque no es un buen momento para ser un monje inquebrantable. Demasiadas tentaciones al alcance, por ejemplo, de la mano del religioso sonriente de la foto de arriba. Nuestro amigo está siendo investigado por sus efusivas muestras de cariño con mujeres extranjeras. No por esos tres cuartos de mano en el culo de la amiga, sino porque los monjes tienen expresamente prohibido tocar a una mujer. Su religión les dice lo mismo que haría un novio celoso de barrio: “Ni la mires”.

Monje porno Khlong Thom

Un monje vestido de hábito abasteciéndose de porno. La siempre dura soledad en la que necesita ponerla ‘dura’.

Hay otros que prefieren quemar su soledad a base de tetas en la pantalla. Como el desvergonzado monje que se plantó en el mercado de Khlong Thom para abastecerse de porno, sin remilgo alguno. No es que haya algo malo en lo de darle a la manivela delante de la tele como le gusta a Don Jon, pero los juramentos del tipo de la túnica naranja-amarilla incluyen la imposibilidad de deseo sexual. Aunque quizás quiera poner a prueba su mente poniendo la tentación en la televisión.

Pero claro, hay que entender que muchos se meten a monje sin saber muy bien por qué, como buena parte de los que se metían a Empresariales. El Budismo Theravada dice que todo hombre debería ser monje una parte de su vida. Puede ser por un periodo determinado muy corto, y al final la opción se convierte en una salida para hacer dinero a la gente más pobre de Isaan y otras zonas con menos recursos.

Vale, el Muay Thai también es una opción para los muchachos sin recursos, pero ponerse la túnica es menos doloroso que los guantes. Si bien Nong Toom, la Beautiful Boxer que se pagó las operaciones para convertirse en mujer con manivela a base de peleas de Muay Thai, también fue monje de niño. Eso sí, tuvo que abandonar la religión cuando la pillaron poniéndose pintalabios vestido con la túnica.

Monjes gay Tailandia

Los monjes que tuitearon haberse perforado el Donette.

Hablando de homosexualidades, también están los dos jóvenes monjes calenturientos que han podido evitar la tentación de la mujer dando rienda suelta a sus pasiones. Ambos rompieron precintos en lo que suele conocerse como el Donette y luego tuitearon que lo habían hecho. ¿El motivo? A saber. Pero ahí están.

monje dineroPuede parecer sorprendente, pero casos de excesos protagonizados por los monjes hay unos cuantos. Otro es el del abad de Kanchanaburi que fue arrestado por uso indiscriminado de metanfetaminas, para luego encontrar su teléfono móvil atestado de pornografía. Tan peculiar abad, líder espiritual de su templo, reconoció todos los cargos. Había sido visto en los suburbios de la ciudad comprando anfetas vestido con su túnica.

Y mientras en España muchos se escandalizan con los párrocos que abusan de niños, en Tailandia también se detuvo a cinco indeseables que violaron a jóvenes de menos de 15 años. Lo que demuestra que la degeneración en muchas religiones es la misma allá donde vayas.

Otros que no son monjes se convierten en ellos para ocultar sus crímenes. Así ocurrió con el taxista que la semana pasada se ocultó en un monasterio convirtiéndose para evitar que le cazaran por haber robado el coche de una chica con la que estuvo tonteando por chat durante un buen puñado de meses.

Si bien uno de los casos más sonados fue el año pasado, con el fulano de la derecha, quien violó, estafó, blanqueó dinero y aún le dio tiempo a traficar con drogas. En la foto posa convencido con su fajo de billetes.

Eso deja en caso menor las fotos que corrieron como la pólvora de los monjes que mostraban sus teléfonos de última generación, sus bolsos Louis Vuitton, sus gafas de diseño y sobre todo su jet privado donde volaban. Lo más surrealista del caso es que, al final, no fueron amonestados. Porque declararon ante las autoridades religiosas que todo fueron donaciones de los fieles. Igual que la monja pillada conduciendo un Ferrari. Ya que así son los monjes del Budismo del baht. Nuevamente, ¿dónde ha quedado lo de la austeridad y la vida sin materialismo?

GD Star Rating
loading...

También te puede interesar...

10 comentarios

  1. Oscar dice:

    MASTERPIECE!! ARTICULO BIZARRISIMO!

  2. Fran dice:

    Buen articulo como nos tienes acostumbrados! Es innegable que el budismo del Bath existe y muy tradicional en las localidades pequeñas rezan a unas especies de árboles hechos con billetes, en algunos casos son replicas. Suelen ser ceremonias que hacen a sus mayores y es que hay que reconocer que la gente de campo, en ocasiones no les queda mas que basar sus creencias en tradiciones relativas al dinero.

    En ocasiones se hacen fiestas en los que se les ofrecen este tipo de regalos a los mayores. Tiene una explicación: Los mayores no tienen ayudas de ningún tipo y tiene que, lamentablemente, humillarse y vivir de la caridad de los hijos y familiares. Esto también se tiene que tener en cuenta y ese tipo de fiestas, son en parte, para enmendar la “vergüenza” de recibir caridad por la de una ofrenda como fiesta religiosa y honrar a tus mayores.

    Imagínate lo que debe ser luchar toda tu vida, mantener a una familia y un día que ya no puedes trabajar porque no puedes y no te quieren o no tienes rentas (tierras), vivir de la caridad… eso pasa en ese país salvo que seas de la clase alta.

    Sobre los monjes, bueno, mi opinión es que la religión es una forma de controlar a los pueblos y cuanto más inculto es el pueblo más peligrosa se vuelve, si y de ahí no me sacan, aunque respeto sus creencias.

    No muy lejos en el tiempo, en septiembre de este año nos acercamos a Andorra un dia a “dar un paseo” y que sorpresa que por allí en “Andorra la Vella” vimos sorprendentemente a dos chicos con su túnica naranja. Pare el coche y fuimos en su persecución jaja Obviamente mi mujer fue a saludar, pero lejos de los votos de pobreza estaban curiosamente “de shopping!!!”, alcohol y regalos asi… Como es lógico, mi mujer que es de fuertes convicciones honestas, se indigno y se despidió de ellos… ¡¡Menos mal!! pensé yo.. si no, igual nos habrían gorroneado una invitación a comer y por ahí no paso… :-D

    Y es que es lo que yo digo, que estos chicos y a veces, no tan chicos, aprovechan la túnica para viajar viviendo de las comunidades en el extranjero repartiendo bendiciones, pero en la bolsita llevan sus visas, sus iphones y se hinchan de hacer turismo por falarandia, perdón… peregrinar :-D Debe ser una forma de ver mundo de forma gratuita.

    Siempre es curioso de que estos monjes embajadores, la mayoría ni se suelen molestar de aprender el idioma local mas alla de “dinero” “euro” y “gratis”, siempre llevan a una especie de secretario de amplios conocimientos locales, no monje, el que se encarga de hacer la mayoría de los tramites y les gestiona casi todo, vivienda, contactos con los feligreses, contactos culturales con asociaciones, ayuntamientos, viajes, etc… Digamos que se sientan, bendicen y no mucho mas. Bueno… cobrar los donativos.

    Pero… si… queda muy bien hacerse la foto para el facebook recibiendo las bendiciones del monje junto a su pareja farang con su camisa tradicional para ceremonias comprada en su último viaje a Bangkok… jejeje

    También, solo decir que obviamente, no todos son malos y se dedican a la buena vida o a tocarle el culo a las feligresas, yo he visto monjes que da “penita” verlos y que realmente ayudan a sus feligreses que acogen incluso a perros tullidos y se quitan la comida de boca para ayudarles, pero claro, estos monjes no destacan ni se ven. El bien nunca destaca.

    El pueblo tailandés en sus tradiciones profundas, es un buen pueblo lleno de cosas buenas que ya podrían aprender en muchos lugares. Lástima que esos valores no son usados por sus dirigentes y así les va.

    También estaría bien un articulo donde se expusieran tradiciones más religiosas de este pueblo con sus supersticiones y costumbres, como las tradiciones de no poner solo una varilla de incienso en casa pues eso es para honrar a los muertos o las supersticiones de no silbar nunca por la noche pues atrae a los espíritus, hay cosillas interesantes, pero te tocaría hacer mucho trabajo de campo, nunca mejor dicho Luis :-D

    Saludos!

    • Tu aportación siempre genial, Fran. Curiosísimo lo de encontrarse a la pareja de monjes en Andorra comprando alcohol sin impuestos. Yo recuerdo que me los encontré en Kuala Lumpur, en las Petronas, comprando pantalones en Levi’s. Luego los fui viendo alrededor de todas las tiendas de lujo en el centro comercial, sin tapujos. Les hice una foto cuando salieron con sus iPad y sus Galaxy Note a hacer sus instantáneas turísticas de las torres: http://www.bangkokbizarro.com/wp-content/uploads/2014/02/monjes-con-moviles.jpg

      En parte es normal, muchos de ellos lo ven como una salida para vivir cómodamente. Y luego están los que no tienen nada y sus familias los ordenan para ser monjes, así es normal que hagan luego lo que les dé la gana. Lo que cabrea es que sean tan desvergonzados y la gente siga depositando ofrendas y pagando, si bien en Tailandia cada vez hay más voces críticas.

      Sinceramente, creo que el problema es cómo ha degenerado todo. El Budismo precisamente aboga por alejarse de los bienes materiales, y han hecho lo contrario, tanto fieles como autoridades religiosas. Pero, como en todo, sólo destacan los malos. Luego hay muchos sufridores que están ahí porque realmente creen en ello. No hay que olvidar que en Birmania fue gracias al sufrimiento y la fortaleza de sus monjes -muriendo muchos- que el gobierno militar tuvo que recular y abrirse al mundo. Lo de Tailandia, en cambio, es el acomodamiento al consumismo. Y que todo el mundo vea normal que todo se mida con dinero.

      Lo que comentas de la familia es bastante triste, sobre todo en los medios rurales. La gente mayor vive en condiciones bastante complicadas, y yo también he visto los arbolitos con billetes de 20 y 100 bahts. Hasta los puedes encontrar en varios sitios de Bangkok. Aunque eso ya es otro tema y bastante extenso. Igual que volver a hablar de las supersticiones, que también tiene mucha tela… :)

  3. Aaron dice:

    Este de seguro es un reportaje realista. Creo que este no es un solo problema de una religión, creo que en todos lados vemos gente mala y gente buena que realmente se dedica a los preceptos. Esta es una gran realidad, creo que no soy quien para juzgar. Pero esto pasa en todos lados, cuantas veces no hemos visto noticias de sacerdotes violando chiquillos, pastores evangélicos quitándoles el 10 por ciento de salario a sus feligreses y usando carros de ultimo modelo con tremendas mansiones. Gritando en las iglesias metiendo miedo a sus feligreses de que si sales de allí el diablo se los va a llevar al infierno y no es mas que un grito que no se vayan por que necesito que mi cuenta de ahorro se vuelva mas grande y ese es el miedo que tiene el pastor de que se larguen de allí o que se den cuenta.

    Por otro lado creo que el budismo tiene grandes enseñanzas por ejemplo En el budismo tántrico existe una enseñanza que si no te gusta tu maestro, sino consideras que tiene sabiduría para enseñarte algo, lo puedes reemplazar por otro, pero no deberías hablar nunca mal de el. Esto me parece bastante bien dentro del camino budista. Recordemos también que el mismo Buda dejo una enseñanza muy clara para todos sus discípulos de todas las escuelas budistas. Buda fue un maestro muy amplio de mente por que el enseño a sus discípulos a dudar de sus enseñanzas, el dijo que las aceptaran si estas ayudan en sus propios caminos para la iluminación, si no creen que podría ayudarles que no las sigan y que buscaran otro método, El fundador del budismo creía que existían varios budas y que el mismo puede tener un sucesor, El sucesor fue el Guru Padmasambhava considerado como el segundo Buda por muchos este Maestro tuvo 5 mujeres y cambio la religión bon de los tibetanos por el budismo tántrico y fundo monasterios en el tibet. El Buda Gautama, Este maestro no tenia aferramiento ni de sus propias enseñanzas. Este no era un maestro común como todos los que nosotros hemos aprendido que nos han enseñado que solo debemos seguir un solo camino eterno a un Dios. Por lo tanto el budismo puede ser una religión que se puede ir modificando y adaptando a cada ser para llevarlo a la iluminación o a descubrir su propio camino. En un libro de mi Maestro Tántrico Sheng Yen Lu explica que en esta vida existen mas de ochenta mil tipos de conciencias en este mundo, esto quiere decir que existen muchos estados psicológicos y cada quien tiene su forma para poder llegar a la iluminación o encontrar un camino para evolucionar.
    Creo que la enseñanza budista es muy profunda como el océano y quizás puede ser difícil de comprender. Lo cierto es que es verdad y algo preocupante y malo que siempre existan personas con malas intenciones de hacerlo ver de la forma negativa.

    Por ultimo, Así mismo como tu lo dices aquí – No podemos hablar de los excesos del Budismo y de la borrachera consumista que sufre la religión en Tailandia sin mentar a los monjes, grandes protagonistas públicos -y no para bien- en la actualidad siamesa. Es posible que la mayoría de monjes tailandeses se preocupen de los valores del Budismo y lleven vidas austeras, pero toda imagen pública se va a freír escorpiones por culpa de los malotes entre los que visten túnica.

  4. Rafa dice:

    Hola Luis,
    Enhorabuena por tu blog, me gusta mucho en general. Es divertido y bastante realista, creo.
    De todas formas creo que aquí te has salido de la linea que parece que te gusta, la de evitar el periodismo sensacionalista e irresponsable.
    Sin duda alguna la espiritualidad ha degenerado mucho, aqui y en todo el mundo. De todas formas al igual que para opinar sobre la noche de Bkk hay primero que haberse pateado unos cuantos garitos y tener una experiencia de ella, creo que para opinar del budismo en Tailandia hay que tener una experiencia interna de lo que es. He conocido a mucha gente que ha viajado a Tailandia a entrenarse en meditación vipassana, incluido yo, viviendo en templos durante algún tiempo y nos hemos quedado impresionados de la pureza que todavía existe en este mundo, de que el linaje Teravada se mantiene y de que hay gente muy pura y con una visión muy profunda de la realidad basada en observación directa. Creo que esa es la trastienda de todo esto y eso es lo que debería ser noticia. Lo otro, es lo de siempre.
    Muchas gracias por tu trabajo

    • Hola Rafa. Primero de todo, gracias por tus palabras. A mí me encantan las críticas y agradezco cuando alguien piensa que estoy equivocado y lo argumenta y ejemplifica como has hecho tú. Una maravilla.

      En este artículo he querido hablar de la degeneración del budismo en general, sin querer decir que todo lo que haya sea eso. Influye en este aspecto que no soy un tipo religioso, si bien comparto mucho con el budismo y con su modo de vida. Sé que hay otro tipo de espiritualidad no corrompida, más allá de la superstición y de todo lo que ha ido degenerando.

      Tengo a amigos que han estado en templos por temporadas. Hay de todo; quienes tuvieron el error de meterse en un lugar pensado para turistas no salieron contentos, pero otros que fueron a lugares mejor escogidos acabaron muy satisfechos y aprendieron mucho.

      Te propongo algo: si quieres algún día me cuentas un poco tu experiencia y hablamos largo y tendido de ello. Puede salir un artículo interesante.

      ¡Saludos!

      • Rafa dice:

        Por supuesto Luis, quedamos cuando quieras.Me encantaría conocerte!. De hecho pensaba escribirte para decírtelo
        Con este comentario quería romper una lanza en favor del budismo en Tailandia. Creo que tienes una palabra muy poderosa y quizá haya gente a la que le influya mucho lo que tú dices
        Muchas gracias

  1. 19 mayo, 2015

    […] que ver con el de naranja, pero como entretenimiento, para mí fue lo más divertido. Sin olvidar lo mal que lleva el budismo del baht lo de las tradiciones con el consumismo, en la cinta fueron transgresores. Donde sí lo clava Resacón 2 es en su periplo con las […]

  2. 1 junio, 2015

    […] interpretación religiosa que hace Tailandia del budismo y su comunión con toda superstición. Lo que llamamos el budismo del baht. Y si es normal ver a un monje dentro de un tuk tuk, frente a una estación de tren, bendiciendo […]

  3. 12 julio, 2015

    […] nunca está de más plantarse y recordar que los del Mediterráneo no tenemos nada que ver con el budismo del baht, las guerras en calzones y machete o sus hechiceros de magia negra y […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>