¿Es Isaan la ‘tierra prometida’ para el hombre occidental?

Bubba bar Udon Thani

Las noches que se vivían en el chiringo del americano Bubba. Foto: Bubba.

Si alguien le hubiese dicho a Bubba en su treintena que iba a ser diplomático, seguramente este americano bonachón habría cogido otra cerveza de la nevera -la más fría- y , tras fulminar media botella de un trago, se hubiese reído a pleno pulmón. Porque lo suyo no estaba en la diplomacia, sino entre fogones, siempre buscando la hamburguesa perfecta. Tanto su técnica como su curva de la felicidad dan fe de su ahínco.

Y sin embargo, Bubba acabó haciendo más por sus compatriotas estadounidenses en Isaan que muchos embajadores de su país, más preocupados por Twitter que en lo de asistir a los suyos. Desde su restaurante en Udon Thani, el cocinero recibía a sus iguales, que acudían buscando consejo además de alguna de sus “hamburguesas cien por cien americanas”.

Antes de instalarse en Isaan, su maestría ante el pilar básico de la alimentación americana ya le había llevado por los lugares más inciertos. El último de ellos, Irak, donde fue cocinero de las tropas estadounidenses durante la guerra. “Cuando vives en una zona precintada, entre hombres sudorosos que sirven a su patria, si tienes un puñado de días de permiso sales corriendo hacia cualquier lugar que te ofrezca lo contrario a eso”.

Ese lugar opuesto a los países donde sobra tanto sudor como falta compañía femenina es, para muchos, Tailandia.

Al igual que tantos adinerados estadounidenses que trabajan en Oriente Medio y se gastan su salario en vuelos a Siam, Bubba también acabó enviando besitos por Skype a una dama de Isaan. Aburrido de levantarle la falda a la noche siamesa cuando estaba de permiso, escogió a la menos guapa y la más buena.

Sin comerlo ni beberlo -aunque sean ambas sus mayores pasiones-, acabó en Isaan por amor. Que Udon Thani fuese la ciudad elegida no es coincidencia. Su lugar de acogida tiene una herencia compartida con su patria. Allí se instaló una base estadounidense durante la guerra de Vietnam, hubo un consulado hasta el pasado siglo e incluso una emisora de la Voice of America.

Así que Bubba, ya casado con una mujer de su edad y no con una jovencita en busca de dinero rápido, instaló su pequeño restaurante en una de las zonas más agradables de Udon Thani. Colocó sus fogones y se dedicó a servir sus “auténticas hamburguesas americanas”.

Con una nevera en la que nunca faltaba cerveza helada, la bandera de su país y un póster de los Cuerpos de Paz estadounidenses donde pedía ayudas a los suyos, Bubba se convirtió en quizás el mejor embajador improvisado que su país ha tenido en Isaan.

En una provincia de 400.000 personas donde viven unos 7.000 extranjeros de ojos redondos -casi todos ellos hombres estadounidenses, alemanes, ingleses, australianos y escandinavos-, lugares como el de Bubba son casi una necesidad.

 

¿Para qué vivir en Bangkok cuando todas son de aquí?

 

G-Spot bar Udon Thani Isaan

Obviamente, los bares de chicas en paños menores jugando al billar no pueden faltar en Udon Thani. Siempre junto a la bandera estadounidense.

Descubrí la hamburguesería de Bubba en mi último paseo por Isaan. Un amigo estadounidense me habló antes del lugar, refiriéndose a él como la embajada americana en Isaan. Razón no le faltaba. Mientras Bubba me servía una cerveza y mandaba a su mujer a freír patatas, me contaba su historia y se interesaba por la mía. “Por tu acento, sin duda has de ser francés”.

No estábamos solos en su garito. Tres de sus clientes habituales nos acompañaban, aunque no engullían hamburguesas. “Ceno aquí cada noche, no puedo permitirme excesos a mi edad“, me comentó un tipo sexagenario, blanco y rosado, mientras sorbía una sopa que le había hecho Jun, la mujer de Bubba.

Ya con mi hamburguesa y las patatas en la mesa -puedo firmar que su fama era bien merecida-, el tema de conversación pasó a ser Bangkok. “Tú has de vivir en la capital, ¿verdad?”, me dijo el americano con una sonrisa, sabiendo que ahí no metía la pata como tantos, que nunca aciertan mi nacionalidad.

De Bangkok pasamos a hablar de Nana, y ahí empezó el discurso típico entre expatriados que algún día naufragaron bajo la minifalda de alguna veinteañera. ¿Y por qué algunos siguen sin darse cuenta que sólo puedes alquilar su compañía? Bubba defendía a capa y espada que, hagas lo que hagas, no pongas todo a nombre de ninguna mujer.

Udon Thani bar

El amigo de la sopa y otro aún más entrado en años repetían las palabras del cocinero con orgullo. Sin embargo, el tercero, con pintas de pasar de los 70, calvo y con bigote, levantó la mirada de su curri vegetariano con arroz y sentenció la charla. “A todos nos ha pasado alguna vez”.

Porque el grupo de personajes que visitaban el bar de Bubba a diario, los que le lloraban las penas mientras él cocinaba hamburguesas, pertenecen a una tendencia real de Isaan. No a la realidad total de la región, sino a uno de sus fenómenos. Sus motivos los expuso el sexagenario rosado, aún con los labios mojados de sopa.

“¿Para qué estar en Bangkok o en otro lugar si todas las chicas salen de aquí?”.

Me acordé de Bubba -quien ya no tiene el bar- y de sus amigos americanos durante estos días, al ver el inusitado revuelo que puede tener un reportaje en El País hablando de las parejas mixtas en Isaan. Más que nada porque daba a entender que lo normal entre extranjeros y tailandesas sea lo que se veía en la hamburguesería de Udon Thani.

Sin duda, es un trozo de realidad. Quizás la más morbosa o la que llame la atención, pero no la más fiel. Ni la más habitual. Las comunidades de extranjeros en Isaan han crecido mucho y seguramente han contribuido a la economía local más allá de la creación de unos cuantos tugurios. Pero están muy lejos de ser un motor económico del noreste.

 

¿Acaso el caballo de Atila pasó por Isaan?

 

Búfalo Isaan

La llamada de ‘apareamiento’ a la que uno no puede resistirse en las aldeas de Isaan.

Tailandia es ese país donde un extranjero puede casarse, orgulloso, con una chica que conoció al calor de las luces rojas. Y luego pagar una buena dote a su familia de decenas de miles de bahts por haber criado a una chica tan risueña. Bonita forma de agradecer una educación que llevó a su esposa a enseñar el culo en una barra.

Y si bien la mayoría de mujeres de saldo y esquina que pasean por Bangkok o Pattaya vienen de Isaan, eso no significa que la región pobre de Tailandia sea como Nana pero a lo grande. Al fin y al cabo, en sus 7 Eleven la venta de tabaco entre señoritas no es superior a la de la capital. Lo que hay en Isaan son zonas rurales con mucha escasez.

Porque lo de las subvenciones o modelos de reparto en Tailandia son, como la psicología, inexistentes. Y un insulto bastante feo en este país es decirle a alguien que tiene “una educación de Isaan”. El mismo racismo que el pueblo tailandés puede mostrar ante los de fuera, gentes de Bangkok lo exhiben ante sus vecinos del noreste.

Es por eso que muchas de las familias de la tierra menos fértil de Siam cogen sus bártulos y se van con lo puesto a la capital. Para montar un chiringuito de arroz en la calle, conducir taxis, vender supercherías o buscar trabajo donde sea. Así muchos dicen que la verdadera esencia de Isaan no está en sus campos, sino en Bangkok.

Carretera Isaan Udon Thani

Una carretera a las afueras de Udon Thani. Desde donde seguramente muchos salieron a buscar fortuna en otros lugares.

Moto Tailandia Isaan

Más de uno esperará un buen Sin Sot para cambiar de la moto a la camioneta.

Y luego están las chicas. También las que tienen manivela. Todas esas que acaban bailando al calor de las luces rojas, ganándose la vida ante el deseo de tanto hombre occidental en necesidad. Son muchas las que terminan así. Pero ni son todas las chicas de Isaan, ni por ello significa que las mujeres de la región pobre de Tailandia sean unas interesadas.

Desde luego, la necesidad hace que esto ocurra y mucho. Hay gente con mucho dinero en Isaan, pero no es lo normal. Existen condominios en las grandes ciudades, Khon Kaen y Khorat son muy atractivas. E incluso Udon Thani tiene de todo. Las capitales de provincia no tienen nada que ver con el socarral de las aldeas, donde vive la mayoría de gente.

¿Un ejemplo? De las 430.000 personas que viven en la provincia de Udon Thani, sólo 143.000 viven en la zona urbana.

Pero esa dura vida en las aldeas es la que hace que tantos y tantos se busquen la vida como puedan en las capitales. Es tan escaso lo que se hace en los pueblos que los ingresos anuales de un ciudadano de Isaan están alrededor de los 650 euros anuales. En Bangkok es casi diez veces más.

Y pese a ser una región dedicada a la agricultura, sólo la mitad de esa tierra donde crece menos que por donde pasó el caballo de Atila está cultivada. Los sistemas de riego, además, ocupan únicamente un 5% del campo. Y ver todo eso no es difícil. Sólo hay que darse una vuelta por las zonas rurales de la región. A ser posible, fuera de las ciudades y de las cuatro grandes de Isaan. Khon Kaen, Khorat, Ubon Ratchatthani y Udon Thani.

Casa en Isaan

Una aldea donde aún hay algo de posibilidades.

Campo Isaan

Los campos de Isaan.

Que en Isaan nadie se muera de hambre no quiere decir que no pasen hambre. Cuanto menos, hambre por lograr algo más allá de subsistir. Nunca les faltará un plato de arroz ni una televisión, pero sí todo lo demás. Y claro, ver los culebrones tailandeses -con sus protagonistas en mansiones y yates-, pues no ayuda mientras se comen un plato de arroz con arroz.

Sin embargo, decir que todas las mujeres de Isaan son cameladas por hombres de abultadas billetera y cintura es quizás demasiado. Aunque sean los propios tailandeses quienes digan que en Isaan las niñas ya no quieren ser princesas, sino madames farang. Incluso con los pseudo-estudios de Bangkok que afirman que el prototipo de belleza para las jóvenes del noreste es “un hombre inglés, feo, gordo” y “de edad indeterminada”.

Sólo hace falta fijarse en la encuesta que sirvió de excusa para el reportaje de El País, que pasó sin pena ni gloria por Tailandia. Hacía uso del cuento de la lechera para decir que toda mujer casada con un extranjero, aún viviendo fuera, enviaba una media de 9.600 bahts a su familia. Sobre cómo se calculó, ni una palabra. Sólo se fijaron en el número de mujeres casadas con un occidental. Sin tener en cuenta de dónde salía el dinero ni si lo enviaban ellas o ellos.

Esa misma encuesta -y El País- hablaban de una abultada entrada de capital para Isaan por parte de maridos occidentales de hasta 240 millones de euros, según el cambio actual. Lo que, dicho así, parece mucho dinero.

No obstante, teniendo en cuenta que la región pobre de Tailandia supone el 8,9% de PIB total del país, eso significa que Isaan araña unos 33.000 millones de euros. ¿Qué suponen esas cifras teniendo en cuenta lo que las mujeres casadas con occidentales envían a sus familias? Un 0,7% del dinero que genera Isaan.

Viendo estas cifras, uno se plantea, ¿realmente tanta importancia tienen los hombretones que envían dinero a sus mujeres o se retiran en una aldea? Quizás sea que le damos mucha importancia al asunto por lo cercano que nos es a los de fuera. Un 0,7% del PIB ayuda en la economía, pero está lejos de ser imprescindible.

 

El retiro deseado para tantos farangs

 

farang Isaan

Un farang de camino entre la capital y la aldea de, seguramente, alguna amada. Inciso: dentro de la pick-up había dos asientos libres.

El periplo del extranjero y residente en una tierra como Isaan, sin embargo, no deja de ser curioso. No son notables, pero se dejan notar. Porque muchos de ellos afirman sin pudor ser “otro gordo y viejo hombre blanco”, como puede verse en los comentarios del vídeo de una de las celebraciones del bueno de Bubba en el Songkran de Udon Thani.

Sus razones tienen. Y la mayoría de extranjeros residentes en Isaan sí que pueden cumplir ese tópico de ser tipos jubilados casados con jovencitas. Es una cuestión práctica: Ellos tienen un dinero limitado y ellas no quieren vivir a solas con ellos en un lugar lejano. Así que los mezclan con sus familias.

No es un mito lo de pasear por pueblos y aldeas de gran pobreza y, en mitad de una calle de chavolas, toparte con una mansión en la que vive un tipo de edad avanzada con su mujercita. La casa está siempre a nombre de ella, así que el día que él falte podrá quedarse con la propiedad y lo que él deje por allí.

Pueblo de Isaan

Hay aldeas que no están mal. No todo el área rural está patas arriba.

¿Es una práctica cuestionable la de estos mozos entrados en años? Pues no estamos para juzgar a nadie. Si alguien quiere casarse con una muchacha que podría ser, a veces, hasta su nieta está en su derecho. Cada uno lleva la tercera edad como puede o como le dejan.

Para ellas es una vía de escape a lo del arroz con arroz frente al televisor. Y ellos, que a su edad no están ya para guerrear entre sábanas, se conforman con atenciones y cariñitos. Como decía el siempre grande Javier Krahe, no todo va a ser follar. Pero amor como el de Hollywood poco habrá.

Aun así, todo esto le da una fama peculiar tanto a a los hombretones de redondos ojos que pasean por el noreste como a las jóvenes que nacen allí. Los tópicos son muy cuestionables, ya que no por ser de Isaan una muchacha significa que esté buscando a un orondo caballero armado con una cerveza en una mano y una caja de Viagra en la otra.

Los mismos tailandeses afirman que las tradiciones más vetustas del país se siguen a rajatabla en Isaan. Que hijos e hijas tienen que enviar dinero mensualmente y sin falta o que en las bodas el Sin Sot será siempre lo más importante. También es la región donde chamanes y brujos hacen su agosto.

Aunque, al final, es como todo. Se le da mucha importancia a la pareja que forman el tipo jubilado con la jovencita. Pero, más allá de esa estampa, cuando mujer y hombre están en posiciones similares a nivel social y en edad, todo suele ir como en cualquier barrio de vecino.

Nong's Place

Nong’s Place, el clásico de Nong Khai.

¿Y qué pintan los amigos de Bubba, nuestro hamburguesero estadounidense? Como él explicaba siempre en su bar, el auge de hombres de avanzada edad en ciudades como Udon Thani tiene su origen en la búsqueda de un lugar tranquilo y barato donde encontrar mujeres de escasos recursos.

También están los que han sido abandonados por sus señoritas en algún pueblo y se dirigen a la capital de provincia. Todos ellos hacen una comunidad muy particular, que en según qué lugares es más que notable. Como en Nong Khai, pequeña ciudad fronteriza con Laos y donde se dice que suelen haber hasta 10.000 extranjeros.

Desde luego, la zona de bares de alterne de Nong Khai está bastante destartalada. Con un público mayoritariamente de tez rosada y físico no muy cuidado. Las que atienden no son ninguna belleza, y hasta sorprende que exista tanta oferta. Diferente es en las ciudades grandes.

Chicas Udon Thani

Chicas de Udon Thani esperando al que quiera hacerse unos tragos. Foto: udonthaniatractions.com

Bares Udon Thani

El bar Pla and Jerome de Udon Thani.

Quizás es Udon Thani donde existe mayor oferta para el extranjero en busca de amor de compra y venta en Isaan. Y aun así, has de buscar las zonas de bares, ya que cuesta encontrarlos. Los amigos de Bubba recomendaban siempre un tal Wolverine, tugurio con barra americana y goteras en época de lluvias.

Hay un complejo de bares en Udon Thani conocido como Day and Night, que vendría a ser una versión muy pobre de Nana. Allí se juntan todos los muchachotes que necesitan hablar inglés con damiselas que cobran su simpatía por horas. Se explica cómo funciona en esta dirección.

Sigo pensando, no obstante, que no es Isaan un lugar de recreo muy popular para extranjeros. En Khon Kaen o en Khorat menos aún. Y para ver que hay otras historias más allá de las del amante jubilado en busca de compañía, podéis ojear la historia de Chris, un tipo que tras mucho rodar por Asia acabó mudándose a Ubon Ratchatthani.

Prácticamente nadie habla inglés en Isaan. En los cines todas las películas están dobladas al tailandés y encontrar taxis es complicado. No es sencillo para un extranjero novato hacerse con la esencia del lugar. Por eso, la hamburguesería de Bubba era tan necesaria. Una pena que haya tenido que cerrar por motivos personales, dejando huérfanos a todos los que necesitaban de sus historias y del pedazo de América que ofrecía en cada hamburguesa.

GD Star Rating
loading...

También te puede interesar...

22 comentarios

  1. Nacho dice:

    No se puede generalizar y como bien dices, los tópicos son cuestionables. Hay que tener en cuenta que Isan ocupa casi un tercio de la extensión total del país y esta habitada por la tercera parte de la población, además de ser la menos desarrollada, por lo que no es de extrañar encontrar a tantas jóvenes de Isan en Bangkok o en otras grandes ciudades.

  2. Fran Herrera dice:

    Yo pise por primera vez Tailandia cuando mi hijo tenia 3 años. Tengo que reconocer que para no ser un fan del pais fue un choque cultural bastante bestia. Ya ni os cuento lo que fue pasear por Isaan despues de tantas horas viajando.

    La zona es pobre efectivamente, pero comparada con que, con Bangkok o Pattaya? Nunca he estado en Pattaya asi que no puedo comparalo, pero viniendo “en blanco” desde la extinta España prospera tengo que decir, que no note una gran diferencia de la zona sur, salvo, eso si, por el campo y los bueyes.

    En Isaan la gente vive demasiado tranquila, les gusta trabajar bien poco y se acostumbran a que les llueva del cielo el dinero… o al menos a tumbarse a esperar a ver si llueve. Yo he paseado por pueblecitos en el que es muy tipico el marido tumbado en la amaca, la mujer con un crio en un lado y haciendo alfombras que venden a 100BH si llega o pelando tamarindo.. Es lamentable en muchas ocasiones ver las pocas ganas que tiene la gente en hacer algo.. o quiza es que es su modo de vida y ya entra dentro de su cultura popular.

    La clase media es tan limitada o mas que la clase alta. Pocas familias pueden llevar una vida mas o menos como un trabajador en España.. (aunque aqui ya va quedando poca clase media, las cosas como son) pero las hay… y generalmente son familias con algo ma de estudios, saben idiomas lo que les permite que puedan salir a buscarse la vida en otros oficios que no sea de ladybar.

    Hay muchos hombres Isaan que se buscan la vida en Singapur otros en Europa y mantienen a sus familias. El ejercito thai tambien esta lleno de militares de Isaan.. las capas bajas por supuesto, lo que es da algo de seguridad a ellos y sus familias.
    Decir tambien que en el ejercito, es dificil llegar a ser un oficial superior si eres de Isaan por muy eficiente o listo que seas, pues entre ellos existe un cierto racismo interno. Pienso que para evitar un balance de influencia.

    Sobre el envio de dinero, efectivamente, su tradicion es que los hijos deben mantener a sus padres en la vejez y creo que es honra, pues alli no existe la jubilación. Existe una pequeña ayuda a los mayores de unos pocos baths que se implanto en la era Thaksin y creo que todavia existe. Pero que es normal que los hijos ayuden y se preocupen de los padres, algo que ojala existira en occidente. Entre los hermanos, se suelen repartir las responsabilidades para con los padres. Imagino que a excepcion de la famila que tenga la “suerte” de haber colocado a su hija con un adinerado farang.

    No he visto mucha juerga por alli a nivel de “clubs”, porque obiamente intento evitar esos lugares en la medida de lo posible, pero los hombres Isaan tienen mal beber, les sobra tiempo mientras esperan la cosecha, lo invienten en alchol y se aburren mucho. Ahora se esta poniendo muy de moda entre los jovencitos escolares el Futbol.

    Bueno, es un poco mi vision.

    Saludos,

  3. brain dice:

    Interesante vision Fran… :)

  4. chicho dice:

    Genial entrada como siempre, leiste tambien el reportaje de El Mundo sobre el San Valentín en Tailandia?¿ salio el mismo domingo que El Pais… Fran tu visión seguro es mas ajustada a la realidad y menos tendenciosa que el periodista de prensa amarilla de el periodico mas leido de España…y yo no he estado todavía en Isaan.

  5. chicho dice:

    Por cierto la nueva web genial para consultarla con el movil, saludos desde Kanchanaburi (la otra orilla de Tailandia)

  6. NONAME dice:

    Felicitaciones por el nuevo diseño web. Incluso te has acordado de nuestra amigas con manivela, que ahora tienen apartado propio. Es que son un amor… :)

    Y por lo que cuentas de Isaan, parece un lugar más bien aburrido para el farang medio, por muy barato que sea o por mucha chica (con o sin) que haya, pues no deja de ser un área rural…

  7. Fran, esperaba tu comentario y tus siempre buenos apuntes sobre Isaan. Coincido en lo que dices. Isaan es una zona muy pobre, pero nunca les faltará un plato de arroz. Esto es algo que, desde Occidente, mucha gente parece no entender. La pobreza de Tailandia no es morirse de hambre, sino vivir sin nada más que tiempo libre para verlas pasar.

    Pero me quedo con tu relato sobre las vidas tranquilas y sin miras más allá de cómo pasar la tarde. En Isaan, el hombre siempre está bebiendo Sisip, o Lao Khao. A veces cerveza y whiskys baratos. Da la impresión de que son bastante más vagos que las mujeres, se conforman con ir tirando.

    Por cierto, para ver esto ejemplificado es ideal la película White Buffalo, de la que ya he hablado a veces. La trama gira alrededor de los hombres occidentales que van a Isaan a buscar mujeres. Sin embargo, acaba siendo una crítica para todos los lados. Y culpa notablemente al hombre de Isaan de que sus mujeres busquen otras alternativas. Ya que ellos están todo el día bebiendo hasta la madrugada y sin trabajar. Algunas de las frases de la cinta por parte de los hombres de Isaan:

    -“En mi siguiente vida quiero ser farang para poder venir aquí y llevarme a la que quiera”.
    -“Las mujeres farang tienen que ser gordas y feas, por eso vienen a quitarnos a las nuestras”.
    -“No sé qué quieren estas mujeres, lo que haga yo con mi vida no es asunto de ellas”.
    -“¿Dices que bebo mucho? Pues mejor eso que irme con un extranjero”.

    Y lo que ellas responden:
    -“Sólo queremos un hombre que trabaje y que se preocupe por la familia”.
    -“No quiero que mi marido esté borracho todo el día”.
    -“He de trabajar en el campo todo el día porque él no quiere trabajar”.
    -“No es por el dinero que me he ido con un farang, sino porque está en casa conmigo”. Esto lo dice la que se ha ido con el joven que no tiene dinero y trabaja con ella.

    Obviamente, muchos se van a Bangkok o a otros países para trabajar y enviar dinero a sus familias. Lo que cuentas del ejército es cierto, no quieren que las gentes de Isaan lleguen a puestos elevados. Al fin y al cabo, los militares son un cuerpo favorable al Rey y partidario del status quo. Defienden los intereses de la minoría y, precisamente, en el Noreste son del otro lado.

    Lo de que mantengan los hijos a los padres es algo natural. Y en Occidente se está perdiendo eso, pero mi abuela estuvo en casa de mis padres hasta el último momento. Eso es algo en lo que Asia nos lleva mucha ventaja, los occidentales hemos perdido el respeto a los mayores y nos pensamos que ‘chochean’. Dejándolos a un lado. Yo admiro cómo en Japón a los ancianos se les venera y se les pide consejo.

    Que en Tailandia se mantenga a los padres si no tienen dinero es normal. ¿Quién dejaría a sus padres sin dinero? En Bangkok he conocido a mucha gente que no envía dinero a sus padres porque ya tienen sus familias. Lo que tampoco me gusta es que, en muchas ocasiones, hay jóvenes que piensan que por enviar 5.000 o 10.000 bahts a sus familias ya han cumplido. Sin visitarles ni interesarse por ellos.

    Gracias Fran por tus comentarios sobre el Noreste. Ya lo comentaremos pronto en persona ;)

    Nacho, clarísimamente los tópicos tienen parte de realidad. Pero, como dices, no se puede generalizar pensando que todo el mundo en Isaan es igual. Sobre todo porque no hay tantos extranjeros ni tanta mujer ofreciendo servicios sin impuestos.

    Chicho, ya leí aquel reportaje de El Mundo. Tuvo su gracia aquí lo de San Valentín, ya lo relaté en el artículo del sida. Creo que aquel reportaje estaba bastante mejor que todos los que han lanzado en El País últimamente, aunque no seré yo quien critique el trabajo de otros compañeros. Lo que sí pienso es que Asia es un continente que necesitas vivir aquí, pateártelo a fondo y aprender alguna lengua local para poder empezar a entenderlo. De visita o vacaciones es muy difícil… Disfruta en Kanchanaburi :)

    Y NoName, ¿cómo olvidarnos de nuestras muchachas? Tendré que escribir algo estos días sobre el amor con manivela, llevo tiempo que las tengo apartadas.

  8. dekdee dice:

    Yo no conozco muchas zonas en Isaan, pero hay un sitio en concreto que llevo visitando desde hace 9 años y un gran porcentaje de las casas que en aquel tiempo tenían animales en el salón y suelos de tierra, ahora son casas muy muy decentes, con dos coches y varias motos en la puerta, los niños en la universidad y comodidades que antes no se veían. No se de dónde viene la pasta, pero hasta donde yo sé, la generan en Tailandia.

  9. Aaron dice:

    Ese bar Americano, se veía bien, y que le paso a Wolverine ?

  10. Aaron dice:

    jajaja……. Que buena idea, Gracias por las respuestas. Haber que paso en Wolverine, de seguro algún monstruo salió por allí con una Tailandesa. jejejejej
    sabrás que por Facebook tengo un amigo que es monje vive por esos lados en Udon Thani. Me dijo que si me iba por allá me ofrecía hospedaje. A mi los templos budistas realmente me encantan su estructura y me parecen un gran emblema de la cultura Tailandesa. Me gustaría saber si sabes algo de estos temas de hospedajes o cuartos en templos, me imagino de seguro serán lugares tranquilos para descansar.

    • Pues lo de dormir en un templo budista es toda una experiencia, sobre todo en un lugar como Udon Thani. Ya hemos dicho que el budismo del baht provoca que haya mucho aprovechado, pero en lugares remotos lo que puedes encontrar en un templo es gentes tranquilas. Yo me animaría a visitar a tu amigo y si él y otros monjes te invitan a dormir, adelante. Aunque existe algún protocolo para ello, muchas veces se quedan a dormir estudiantes de la religión y también esperarán una ofrenda, lo que es lógico. Simplemente pregunta a este monje y ves a visitarle si pasas por Udon Thani.

      Eso sí, al templo a descansar y a relajarse. Nada más allí :)

  11. Titus dice:

    Muy buenas Luis, he leido el comentario y me alegra descubrir que no hay comentarios ofensivos hacia las chavalas de Isaan como en algun otro hilo donde las calificabas de arañas alegremente, entre otras cosas.
    Este si bien puede parecer una tonteria no lo es para alguien que quiera ganarse la vida escribiendo. Una vez que se encuentra discriminacion y ofensa gratuita el resto del contenido pierde importancia.
    Por supuesto es mi humilde opinion que se de buena gana.no es conpartida por una parte de la comunidad española en bangkok y que no destacan precisamente por su aprecio a la igualdad y al respeto hacia las chicas de isaan. Los machitos de pechin.
    Creo que este articulo es uno de tus mejores en este blog.
    abz!

    • ¡Hola Titus! Se me había pasado este comentario, acabo de verlo. Gracias por tus palabras.

      Cuando me refiero a arañas me refiero a un tipo de mujer en particular -que puede ser de Isaan en muchos casos-, no a todas las mujeres de una región. Más bien es a la que intenta camelarse a alguien únicamente para sacarle el dinero, siendo prostituta o no, pero todo eso ya es otra historia.

      Sin embargo, es cierto que muchísima gente de nuestro país y otros occidentales van diciendo que todas las mujeres de Isaan son iguales. Cuando generalizar de esa manera es el peor de los errores. En Isaan hay de todo, como en cualquier lugar. Lo que ocurre es que para muchos Isaan es una mesa del Climax donde todas enseñan demasiada pechuga y sonríen demasiado a cualquiera que pasa cerca.

      ¡Saludos!

  12. Aaron dice:

    si como que hacer una fiesta allí con mujeres bailando, de seguro esta prohibido. jejejeej
    Esos monjes del baht si de seguro se han aprovechado de la gente. Que mal.

    Pero bueno, definitivamente debe ser un experiencia agradable, estar en un templo. Para conocer también otro estilo de vida y familiarizarse con los hombres de fe en Tailandia.

  13. Aaron dice:

    ohhh….. excelente, La Tierra de Siam, me gusta mucho. Cualquier cosa buena es bienvenida colega. Le cuento que después de conocer al monje budista por Facebook en Udon Thani , este monje me ha dado una suerte que ahora conozco mujeres thais de Udon Thani, Bangkok, etc. Asi que cada vez me meto en la cultura tailandesa y es como tu dices en tu blog, mejor no ignorar este fuego por que pueda que seas infeliz.

    Asi que cuénteme como es eso por alla, para ver si escribo un nuevo libro.

  14. Aaron dice:

    Hola Luis
    Como estas Hermano el Barcelona es campeón de la liga, me imagino que debistes estar celebrando o al menos que seas del Real Madrid y estes esperando la champions.

    Bueno como se llama tu amigo de Nong Khai, sabras que conozco un señor de por alla en Facebook.

    • Hola gran Aaron. Sí que soy del Barcelona, y aquel día vi el partido en un antro a las tantas de la madrugada. Mucha araña, más botellas y también fútbol. Se está convirtiendo ese garito en el oficial para ver el fútbol en el caso de muchos españoles.

      Mi amigo el del templo en Nong Khai no vive allí. Su familia tiene una escuela muy importante en Bangkok y levantaron ese templo allí para apoyar a la comunidad del país. El hijo mayor -que es mi amigo- tuvo que ponerse la túnica y ser monje un par de semanas, es tradición cuando una familia levanta un templo.

      Pregúntale a tu conocido en Facebook si sabe del nuevo templo que ha construido una familia que tiene negocios relacionados con la educación en Bangkok y me cuentas.

  15. Aaron dice:

    jejejej….. arañas, alcohol,futbol y budismo

    ohhh……. que bien templos budista para la comunidad, si he escuchado que ponerse la túnica de monje es una tradición tailandesa, honestamente te digo que prefiero que mi hijo también se la ponga al estilo thai. Por que honestamente no me gusta las religiones con escrituras represivas, ya que a mi me toco vivir en una sociedad así y veo mi resultado. Una pregunta Como se llama el templo en Nong Khai ?

  16. Aaron dice:

    bueno mi amigo de esa región le pregunte por Facebook sobre el templo. El ahora mismo vive en nueva Zelanda y parece que por ahora no tiene el conocimiento pero dice que cualquier cosa esta a la orden, buena gente el tio. En que parte de Nong Khai esta el templo ? Como se llama el templo ?

  1. 24 enero, 2016

    […] de todos los confines del mundo. Algo tendrá Tailandia que, tanto hace 400 años como ahora, los extranjeros se vuelven locos por ir a vivir allí. Los encantos de la Ayutthaya del s. XVII tal vez eran un poco diferentes a los de ahora, pero en […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>