La ‘manivela’, miembro en peligro de extinción en Siam

Machete manivela

Ser cercenado es un peligro muy real…

Cuando faltaban pocos días para que pisase Bangkok por primera vez y estaba en el proceso de leer todo lo que se hubiese escrito sobre Siam, un amigo se acercó con una Lonely Planet. Ya por aquel entonces despotricaba del libro azul que muchos mochileros describen como “la Biblia” y no era mi intención seguir lo que dijesen sus páginas. Pero me hizo mucha gracia un capítulo de la guía en especial.

Lonely Planet es una Biblia para muchos porque significa el camino a seguir. A mí, en cambio, me recuerda al libro más leído del mundo por sus constantes prohibiciones. No beber agua del grifo, no comer fruta sin pelar, no alquilar vehículos e incluso no sentarte en el lavabo. La Biblia y Lonely Planet se parecen precisamente en sus ansias por privarte de la diversión.

Existía en aquel tomazo que me prestó mi amigo una sección dedicada a las enfermedades de transmisión sexual. En Tailandia, claro, no en el país de quien lo escribiese. Decían sus páginas que “la única forma segura de evitar enfermedades de transmisión sexual en Tailandia es la abstinencia”.

La Biblia azul sin duda peca de exagerada. Aunque, en un aspecto, no iba del todo desencaminada. Si hay un lugar donde el miembro que cuelga corre peligros ese ha de ser Tailandia. No sólo por las venéreas. Sino por muchos otros riesgos.

Siam es el lugar donde más manivelas se cercenan a sangre fría y a machetazos. También donde más colitas se extirpan en quirófanos para esas altas mujeres del siglo XXI. Es también el país donde se producen más casos fallidos de alargamientos de pene caseros. Y además el sida campa a sus anchas. Realmente, esto es territorio comanche para la cabeza pensante de todo hombre.

 

Aceite de oliva como método de crecimiento

 

alargamiento de pene

Hace unas semanas leí en la promoción de un restaurante de pollo frito coreano que todos sus platos se elaboraban exclusivamente con aceite de oliva, lo que ellos llamaban “el aceite de los dioses”. Quizás será esa percepción de tan español producto lo que lleva a muchos hombres tailandeses a inyectarse ese néctar con sabor a deidad en sus terceras piernas.

Uno de los récords curiosos de Tailandia es el de fallidos intentos de alargamiento de pene caseros. La conversación se ve a menudo en la red, con numerosos hombres que hablan de resultados maravillosos. Pero es más frecuente encontrarse casos en la prensa de muchachotes que se han pinchado en su amiguito con aceite u otras sustancias.

Como es previsible, el invento no acaba de salir bien. Tanto, que en un hospital de Bangkok afirman tener unos 40 casos mensuales de hombres que se presentan con efectos secundarios debido a haberse inyectado cera de abeja, aceites, parafina y lo primero que encuentran en el baño y que han oído hablar por ahí que funciona.

Más gracioso fue el muchacho que denunció el pasado mes en la prensa que pidió un alargador de pene en una compra por Internet y le enviaron a casa una lupa. Como mínimo le dieron un artilugio más seguro que los alargadores normales.

 

Manivelas cercenadas ‘a machete’

 

Machete tailandés

El clásico machete tailandés con el que los guerreros siameses defendían a su reino. Ahora, junto al azúcar y las salsas. Que no falte en la cocina de ninguna mujer.

Esta misma semana hemos hablado de que la historia de Siam se escribió a golpes de machete. Pero si algo ha quedado de todo ello en las relaciones sentimentales, es el uso del machete entre las mujeres tailandesas para cercenar el miembro de sus amantes adúlteros.

Es muy normal escuchar a una mujer tailandesa decir “si te vas con otra, ¡te la corto!”. Una frase que, en según qué contexto, es muy inofensiva. No en esta parte del mundo. Desde hace unas cuantas décadas que está de moda rebanar la manivela del amante si éste se ha ido por ahí con otra. O si ha dejado de darle dinero a la susodicha, en caso de relaciones comerciales.

Hay casos para todos los gustos. Como la heroína que cercenó el miembro de su compañero de cama y lo ató en un globo de helio para que se fuese al cielo como los angelitos. O la que lo dio de comer a los perros. Toda una práctica muy común que sorprende también a los medios extranjeros.

Aun así, más miembros se cortan en quirófanos, con tanta ladyboy encaprichada en cambiar a su manivela por una bolsa. Porque quienes han probado el amor de contacto con alguna mujer del siglo XXI que se haya quitado la manivela afirman que es como “meterla en una bolsa”. Porque tiene un tope donde la cavidad interior se acaba. Toda una aventura que prefiero no vivir.

Peligros sin olvidar, por supuesto, a nuestros amigos de Lonely Planet que nos comentan que la abstinencia es la única forma segura de no contraer enfermedades de transmisión sexual. Sin duda, el país tiene una tasa de sida nada deseable y todos esos turistas que vienen polla en mano pero sin condón en la otra tienen un problema.

Deberían conocer al bueno de Míster Condom, toda una institución en Tailandia y un abanderado -como los gallumbos- en la lucha contra el sida. Y es que nadie quiere obviar los terrores a los que se enfrenta la manivela en tierras tailandesas.

GD Star Rating
loading...

También te puede interesar...

6 comentarios

  1. Davidsm dice:

    Precisamente esta semana he leido acerca de un templo que está en Lopburi que recogian o eran enviados por familiares muchos tais que estan infectados con el Sida.La cifra de contagios ha bajado con los años pero al tai le gusta mucho el sin condom y con prostitutas, una auntentica ruleta rusa.

  2. brain dice:

    Lo del sida no me sorprende, pero yo me pregunto. Y cuando te echas novia estable, como les sienta que les pidas se hagan la prueba?

    • Pues puede parecer cómico, pero si esa novia es más o menos legal será ella misma la que te exija una prueba de venéreas cuando la relación se formalice. Conozco a muchas parejas tailandesas que se han hecho la prueba juntos. Además, aquí es muy fácil y privado hacer el test.

      El templo de Lop Buri es un clásico, David. Y sí, gusta mucho por aquí lo de montárselo a pelo en cualquier burdel. Cada vez hay más retrovirales y el contagio disminuye, pero imprudentes siguen habiendo a puñados…

  3. brain dice:

    En algunas cosas la Tailandesas sorprenden. Tambien me sorprendio mucho ( para bien ), lo que comentaste que la mayoria de chicas cuando son jovenes son algo discolas, pero en el momento que se hacen algo mayores y encuentran algo estable cambian el chip radicalmente. Las de aqui tienen ese chip averiado xD

  4. Aaron dice:

    Coño todos estos reportajes de sida son una mierda por que es una enfermedad inventada por el hombre por que la hicieron en un puto laboratorio para jodernos a todos, asi mismo de seguro el primer caso fue por una inyección.

    La biblia y el lonely planet que buen sinónimo, realmente creo que no seguiría su guía.
    Las manivelas creo que en un país tan grande pareciera que nadie se puede enterar de lo que hagas por allí, pero bueno cuando el pensamiento es tan grande por saber de seguro lo encontraras lo que quieras saber, en ese caso es cuestión de elegir, pienso que si te vas con una de carácter jodio te lo puede cortar, si es una muy dócil de seguro ni se da cuenta. Realmente es cuestión de saber en que momento hacerlo, por que creo que cuando me vaya por alla, realmente gozaría mi soltería pero el dia que decida estar con una sola tailandesa, elegiría la que mas me gusta y no creo que buscaría otra.

    jejejej……. a ese man le mandaron una lupa, por donde se lo mandaron DHL ?

  1. 26 noviembre, 2015

    […] fotos que tomé. Foto uno, todos esperando al bus (mujer con manivela inclusive, que diría Luis de Bangkok: Bizarro). Foto dos, todos dentro como sardinas en lata (la chica rubia, inglesa, venía con otra inglesa; […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>