Piel vampírica de crema blanqueante y negras intimidades

Crema blanqueante tailandesa piel blanca

Cuando yo era un chaval en el que afloraba la pubertad, a mis amigos del barrio y a mí nos gustaba decirle a las rubias teñidas en clase aquello de “rubia de bote conejo morenote”. Cosas de colegio público en los 90, donde estaba de moda entre las más morenas aquello de oxigenarse el pelo, aún luciendo negras cejas como el carbón.

Tan manida expresión, sobran las explicaciones, se refería al pelo y no a la piel. Y no me extrañaría que la idea se le ocurriese a alguno tras engullir de un tirón la filmografía entera de Andrés Pajares y Fernando Esteso. Pero lo que nadie dudaba en aquel momento era que el lado oscuro se refería al bosque sobre el monte de Venus y no a lo que se esconde más allá de los arbustos.

Porque en Occidente, si hay una zona del cuerpo que siempre es más blanca que las demás, esa es el culo y las partes bajas. En buena parte porque no ven el sol jamás. En el Sureste Asiático se da algo similar, pero al revés. Es la entrepierna y el trasero lo que luce más oscuro. Y aquello del “rubia de bote conejo morenote” podría readaptarse a un “blanca de bote culo morenote”.

La razón, si uno pasea por un supermercado, debería parecer sencilla. La locura en Tailandia por tener una piel blanca y casi vampírica hace que todas las cremas y lociones corporales que uno ve en el supermercado sean blanqueantes. Pero, obviamente, no son aptas para aplicarse en los bajos.

Nivea Tailandia

Las cremas de hombre también todas son blanqueantes.

¿Conclusión a la que uno podría llegar? Pues que los fanáticos del look a lo Crepúsculo se embadurnan todo el cuerpo con esos potingues menos en sus partes íntimas. Así que, mientras en Europa tenemos el culo blanco porque no ve el sol, en Tailandia los culos son negros por la falta de tratamiento blanqueante. Un descubrimiento que puede ser curioso para más de uno en según qué situaciones.

Pero hasta lo de la entrepierna oscura tiene alternativas. ¿Dejarse de historias con cremas blanqueantes y apostar por el color natural? Ni por asomo. La solución es una nueva crema para blanquear los genitales. Apta para limpiar a los amigos cabezones de ellos, y también para que el gatito de ellas deje de ser un gato negro y exhiba tonos claros como los de Hello Kitty.

 

La obsesión tailandesa por la piel blanca

 

Actores Tailandia

En televisión todos lucen muy blancos y visten como si hiciese mucho frío.

En Asia, el color de la piel importa. Y cuanto más oscura peor. Si bien esto es como lo de las pollas largas, todo el mundo dice que no es para tanto, pero quien no tiene una siempre está tratando de compensar su carencia. Y pocos países son tan discriminatorios con el color de la piel como lo es Tailandia.

Es otra realidad más en las discriminaciones tailandesas. Raza, nacionalidad y color de la piel se llevan la palma. Y claro, cuando el estándar de belleza y el de aceptación significa lucir blanco como la leche, es normal que proliferen estas cremas y también unos hábitos de convivencia cuanto menos curiosos.

Cuanto más oscura es la piel de un tailandés, mayores esfuerzos hará para compensar. Igual que el mega macho compensa una mini croqueta en su entrepierna con un coche gigante. En el caso siamés, se probará de todo. Inyecciones de glutatión, colágeno, cremas y, lo más divertido, tapar todo milímetro de piel al sol.

Yo entiendo que lo de no ponerse como una gamba en la playa es algo saludable, pero lo de las protecciones solares de factor total como la de la foto de abajo son de tragicomedia. Todo vale en la cruzada contra la vitamina D.

barco Tailandia

Protección analógica contra el sol. Factor 100%.

El factor histórico en Asia de la guerra contra la piel morena se basa en la relación de que quienes trabajan en el campo estaban morenos. Y los ricos, siempre a la sombra, tenían una piel más blanca. Una vez más, la belleza estaba condicionada por la billetera.

Pero esa explicación en China, Corea o Japón tenía su lógica. ¿En el Sureste Asiático? Pues aquí debería ser incomprensible, porque la tonalidad de piel no procede de tomar el sol, sino que viene de serie cuando uno nace.

Lo que ocurre es que el modelo de belleza que se muestra en los medios de comunicación no se rige por los cánones tailandeses, sino por lo que se importa desde Corea o China. Cuerpos delgados, narices y ojos operados, barbillas afiladas y sobre todo pieles extremadamente claras.

Así llegaron todos los tratamientos blanqueantes, desde las cremas hasta las inyecciones y el colágeno. Una industria que ya rebasa los 200.000 millones de dólares anuales, si bien el mercado mayoritario es India.

Mirando las tonalidades del pueblo siamés, cualquiera podría pensar que todos estos potingues no funcionan. Pero mi amigo Joaquín puso esa falsa eficacia en tela de juicio una noche entre copas. “Cuando alguien se desnuda y ves que su piel es blanca por todo su cuerpo menos en su entrepierna, te das cuenta de que esas cremas realmente sí funcionan“.

Nivea crema blanqueante

Algo de razón tenía el bueno de Joaquín, mozuelo español siempre dado a eso de quitarse la ropa en compañía. No obstante, los tailandeses también saben eso y, a veces, no se fían de una cara blanca cuando conocen a alguien. Porque la cara puede ser el espejo del alma, y con maquillaje y cremas puede ocultarse su verdadero color.

Así que muchos, cuando conocen a alguien, se fijan más en los pies. O en las axilas. Igual que el culo negro, estas partes del cuerpo no mienten. Si los dedos tienen una tonalidad más ennegrecida, no es blanco o blanca de nacimiento, con lo que baja enteros la imagen pública del juzgado. La obsesión por discriminar entre claros y oscuros lleva a estos extremos.

Con el fin de acabar con este problema, apareció hace poco más de dos años Lactacyd White Intimate, la primera crema en el Sureste Asiático para blanquear entrepiernas. Sólo en esta parte del mundo podía aparecer algo así.

 

Racismo en blanco

 

Todo esto de la piel afecta mayoritariamente a las mujeres, el ideal de belleza asiático. En el vídeo de arriba, anuncio del íntimo blanqueante de Lactacyd, se puede ver claro como piel asiática. Y aunque en la literatura siamesa clásica se habla de bellas mujeres oscuras, eso son sólo un puñado de libros polvorientos.

Desde hace un par de décadas, el canon de belleza procede del K-Pop de Seúl y de China, si bien antes las siamesas querían parecerse a las mujeres occidentales de Hollywood. Todo lo que sea oscuro se mira mal. Incluso a los más morenos se les ridiculiza que son “negros como un cuervo” (ดำเหมือนอีกา).

Trabajadores Tailandia

En los trabajos al aire libre, protegerse del sol es una máxima.

Y cuando enciendes la televisión cada noche para ver los culebrones, en los que tanto damas como galanes exhiben pieles blanquísimas, sabes que algo falla. Luego están los reproches e incluso los insultos.

Uno de los más comunes, dicho finamente, es cuando a alguna joven le dicen que es “guapa para casarse con un farang”. Los occidentales tenemos fama de gustos raros, ya que estamos acostumbrados a las pieles morenas. Y esa expresión es como decirle a la muchacha “mejor que te vayas con un extranjero, porque con ese color de piel aquí no te vas a comer un colín”.

Dunkin Donuts Tailandia

Anuncio de Dunkin Donuts en Tailandia ridiculizando la piel negra.

La puntilla la ponen los anuncios y medios de comunicación, siempre dados a mostrar que el éxito en este mundo pertenece a los blancos de piel. Un ejemplo es el spot de Dunkin Donuts que vemos sobre estas líneas. Pero más rebuscada es la marca Black Man, que son las mopas y fregonas más populares de Tailandia. Como si los únicos expertos en limpieza fuesen oscuros.

Sin embargo, el caso más divertido es el anuncio de una marca de pasta dental de hierbas de color negro. Sin duda, todo un ingenio de imaginación, pero que deja claro qué es lo que piensan los tailandeses del hombre negro, a quienes se les teme más que los niños occidentales al coco. Os recomiendo -y mucho- ver este spot sobre tan negro panorama.

 

¿Peligro para la salud?

 

Snail White

La popular marca coreana, que usa caracoles para blanquear la piel igual que se utilizan en el shoju que emborracha cada noche a su población.

Obviamente, la belleza tiene un precio. Y en el caso de los tratamientos de blanqueamiento, más. Sobre todo cuando se abusa de sustancias como el mercurio o la hidroquinina. Marcas como Nivea o la propia Lactacyd y su mejunje vaginal dicen que no tienen ninguno de ambos compuestos, pero otras marcas más desconocidas sí.

En los casos menos dañinos, pues puede ocurrir como con el gigante nipón Kanebo, que tuvo que pedir disculpas a 15.000 usuarias por manchas aparecidas en la piel. Pero el riesgo es mayor en Siam con la escasa regulación de fármacos y cremas que abusan de esteroides.

Muchas de ellas serían ilegales en Europa, pero en el Sureste Asiático tienen libertad total. Si se saltan toda norma a la torera, pueden contener Clobetasol, un esteroide que llega a provocar hipertensión o marcas para toda la vida. Otros productos afectan en el embarazo y al futuro hijo. Todo por blanquear la piel.

Sin embargo, muchas actrices y modelos usan las inyecciones de glutatión, muy peligrosas y que nunca se pensaron para blanquear la piel. Su uso médico está pensado para el tratamiento del cáncer. Y, cómo no, también se vende glutatión en pastillas hasta en 7 Eleven. Pero en cápsulas no hace ningún efecto.

Igual que con la cirugía plástica, parece que este es un mercado que ha venido para quedarse. Por suerte, muchos adolescentes y jóvenes van a contracorriente y afirman preferir la piel morena, para horror de sus padres. Desgraciadamente, siguen siendo un grupo minoritario.

GD Star Rating
loading...

También te puede interesar...

6 comentarios

  1. brain dice:

    Esto de acuerdo en todo. Y lo peor es que les dices que estan mas guapas al natural y te dicen “baa”. Ahora sera que los hombres tenemos el punto de mira estropeado :O

  2. Fran Herrera dice:

    Blancas de bote culo morenote, ni te puedes imaginar la gracia que nos ha hecho la frase en casa. :-D

    Yo tampoco entiendo la obsesion de ser blancos, pero son modas, quiza dentro de 300 años predominen los chinos y los occidentales se “rasguen” los ojos para parecerse a ellos.. :-D

    Un articulo bueniiisimo Luis!!!

    • Sería alucinante que los occidentales nos rasgásemos los ojos en unas cuantas décadas. Bueno, muchos boxeadores ya tienen la nariz como muchos asiáticos. Son modas, sin duda. Aunque es un poco rocambolesco que la belleza se entienda aquí como algo que es tan artificial, sobre todo cuando tiene riesgos para la salud.

      Nos vemos en abril, Fran, que seguro habrá muchas cosas que comentar en persona :D

  3. Aaron dice:

    Mierda eso si que es verdad entre el culo,las entrepiernas y los pies y es fácil darse cuenta, no lo había pensado. La literatura siamesa habla de la belleza morena……… es verdad, hay mujeres siamesas lindas, hay mujeres blancas también que se ven bien. Pero a veces parece una obsesión mas que tratar de perfeccionar la belleza. Realmente creo que toda mujer tiene sus complejos, creo que por eso le llaman el sexo débil.

  4. Antonio dice:

    Hace muy poco tiempo, como 100 años, en occidente pasaba lo mismo, las mujeres iban siempre tapadas, con guantes y paseaban con sombrilla y hasta bebían vinagre para pillar anemia y volverse más pálidas.
    El motivo era el mismo: para distinguirse de los trabjadores del campo, morenos por estar todo el día al sol.

  1. 11 agosto, 2015

    […] Los occidentales estamos muy avanzados en esto de la higiene íntima. O no. Son muchos los que piensan que, en esto de tratar con nuestros bajos fondos, los asiáticos están un paso atrás y viven en una época pasada. Yo no lo creo, no hace falta más que mirar las cremas blanqueantes de entrepierna que se venden por aquí. Innovación pura. Ya saben, hay que combatir eso de “blanca de bote, conejo morenote”. […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>