La vida del ‘Pladyboy’, amante de ladyboys

ladyboy farang pattaya

Diversión en Pattaya entre manivelas. Foto: David Herd.

Yo los llamo los de Albacete, aunque puedo hablar de ellos como simplemente dos muy buenos amigos que vienen por aquí cada año. Acercándose a los 40, solteros y simpáticos, son un par de colegas de la provincia manchega que no han querido hacer como los de su pueblo. Mientras otros echan raíces con la edad, ellos hacen la maleta y se recorren el mundo.  Su país favorito es, cómo no, Tailandia.

Cuando aterrizan en Bangkok los de Albacete, yo sé que me habrán traído varios quesos y vinos, y que lo de dormir por las noches se habrá acabado hasta que se vayan de la ciudad. Son muy de su tierra, de su Real Madrid y de la buena mesa. Y también son unos tipos abiertos -muy abiertos- para casi todo.

Y ese casi es porque antes tenían siempre una condición: “Los tíos, bien lejos”. Con tíos se referían a tratar con mujeres con manivela. Vamos, con ladyboys. Desgraciadamente, nuestra España no es la región más tolerante del mundo cuando se trata de minorías y, en educación sobre transexuales, suspendemos. No le vamos a echar la culpa a los manchegos.

Pero ya se sabe, si no quieres sopa, pues dos tazas. O dos manivelas. Porque cuando una tarde bajaba a Pattaya para pasar el fin de semana con los de Albacete -que ya estaban en la playa-, me enviaron una foto de dos amigas que habían conocido. Y al ver la altura y las facciones de las damas, me temí el error.

Cuando les preguntamos por los cromosomas de sus amigas, ellos lo tuvieron claro. “No tienen manivela”. Bueno, eso era lo que pensaban antes de de que ellas se quedaran en paños menores.

Uno de ellos, que abrió la mente y algo más, acabó fascinado con una de las hembras. Desapareció con ella durante dos días y, cuando regresó, había cambiado su opinión. “Yo no sé si había sido hombre o no, pero lo que me ha dado esta tía es único”. No quise hacer relaciones entre aquel regalo único que la moza le había regalado al de Albacete y ese dicho tan popular. En Albacete, caga y vete. Mejor será no imaginar.

Escribo estas líneas hoy a petición. Un amigo que suele torearse estos menesteres me ha pedido que hable de los hombres que eligen a mujeres con manivela. Porque está harto de los comentarios más habituales: “Los que se van con ladyboys son gays que no quieren salir del armario”.

Un tópico que los mismos tailandeses -a quienes tan tolerantes consideran las guías de viaje- repiten constantemente. La discriminación contra ellas, las que nacen con colita, también existe aquí.

Y sin embargo, que un tipo le dé a la manivela no es porque le gusten los hombres. Quienes eligen a una mujer del siglo XXI en estas tierras puede ser por muchos motivos. Pero no suele ser un apaño para calmar la ansiedad de una homosexualidad encubierta.

 

¿Y qué es lo que busca el Pladyboy?

 

ladyboys Pattaya

Las manos grandes delatan que ella fue él. Pero, ¿realmente se parece a tu vecino al que ves sacar la basura en zapatillas? Foto: David Herd.

En estos asuntos de bajas pasiones, mi posición personal es clara. Cada cada uno haga lo que le dé la gana con lo que le cuelga. Y que se meta en la cama con quien le apetezca, que en esto no hay Ley que valga. Si lo que te gustan excentricidades como besar pollos, pues a por ello. Siempre que el pollo esté interesado, claro.

Gusta mucho a algunos cerrar el asunto de la manivela al decir que “un ladyboy es un tío”. Bueno, cada uno puede decir lo que quiera. Pero seguro que muchos de esos machotes luego se han sacudido la nutria viendo fotos de Nong Poy. En la intimidad de su habitación, por supuesto.

Pensar que el hombre que se va de ladyboys es gay con miedo a salir del armario es simplificar y casi un insulto. Sobre todo a las señoritas con manivela, a quienes hay que considerar más bien señoras y no señores.Y también una falta contra los homosexuales, que en los tiempos que corren es lastimoso que alguien piense que por ser gay uno tenga que avergonzarse.

El tipo -o la tipa- que elige compartir su vida con un transexual ni es un bicho raro ni le falta un tornillo. Sólo es alguien a quien le importa un comino lo que digan los demás.

Nong Poy Dubai

Nong Poy, la más popular ladyboy de Tailandia -sin colita desde hace mucho-, en una sesión de fotos en Dubai. Yo no veo a Manolo por aquí…

¿Qué atrae de las mujeres con manivela que tan populares son por aquí? Mucho. Porque el público amante del tercer sexo es numeroso. Como ejemplo, los artículos sobre ladyboys que aquí escribo son los más buscados en Google. Dos búsquedas que ayer llegaron a estas páginas: “Hoteles en Bangkok donde puedas estar con ladyboys” y “ladyboys con pene que se vea muy poco”.

Si preguntamos a quienes son felices en brazos de una mujer con manivela, los motivos suelen ser siempre personales. Algunos porque les gustan las mujeronas altas, otros por lo fogosas que son ellas, también los hay que se cansan de damiselas con ínfulas de princesa y se van a por algo al otro extremo.

Incluso los hay que las prefieren por las tetas de plástico. El buen Rodrigo Mochales -quien se autodefine como un buen travelero- decía que lo que más apreciaba en una ladyboy, a nivel sexual, eran sus tetas operadas. “Si no están operadas, a la que te das cuenta te estás dando el lote con un tío”.

Y más de uno se interesa en las mujeres del siglo XXI por la manivela. Sí, lo que a tantos echa para atrás encandila a muchos otros.

Porque si lo de las tetas operadas que gusta sí o sí entre los fans de esto de darle a la manivela, lo de que pasen por el quirófano para rebanar lo que cuelga ya es otra historia. Normalmente, las prefieren con.

Es más, el buen Pladyboy -que es como nos gusta llamar a los playboys que las eligen ladyboys- hace una diferenciación entre las que tienen colita y las que pasaron por quirófano. De manera simpática, algunos bautizaron a las que no quieren decir adiós a la manivela como Kinder Bueno.

ladyboy-loverYa pueden imaginar, los huevos sorpresa de Kinder. Uno baja unas bragas y ahí está, la sorpresa y el huevo. O huevos. Y esto -que tanto echa atrás a muchos- es lo que a otros fascina.

Sobre los juegos con manivela a los que uno puede dedicarse, mejor pregunten a los especialistas. Aunque los curiosos siempre pueden leer la obra corta The Ladyboy Lover, del conocido Stephen Leather. Por tres dólares en Amazon, merece la pena.

En la cama, además, una mujer con manivela no es una esclava sexual. Al contrario, disfruta y mucho de su sexualidad. Así que no te quejes luego si encuentras grumo ajeno en tus sábanas.

Al fin y al cabo, con o sin manivela, los y las transexuales son personas como tú y como yo. Que sexualmente uno se sienta atraído o no por este mundillo es una cuestión personal, como si las prefieres rubias o morenas. Pero la discriminación está fuera de lugar. Ellas -y ellos- han tenido que pasar a veces por experiencias no muy agradables.

Y algo muy importante que hace muy atractivas a las mujeres del siglo XXI es su manera de ver el mundo. Muchos novatos entre faldas con sorpresa tienen miedo de decir algo en relación a su condición sexual y ponen temas tabú. Pero no es lo que ellas quieren. Porque son las primeras en hacer bromas sobre su sexo y en reconocer abiertamente que son transexuales.

 

El futuro al calor de la manivela

 

ladyboys

Elegancia con sorpresa. Foto: David Herd.

Un buen amigo que pasa su vida entre manivelas dice, curiosamente, que no quiere un futuro al calor de esta pasión. Muchas de sus amigas tienen colita, va al cine contento con ellas y es muy querido por sus mujeronas altas. Sin embargo, dice que no quiere tener 50 años y que en su sofá se siente al lado un tipo calvo con barriga y tetas.

Esto es posible que sea así o que no. La cirugía avanza y mucho, y de la misma forma que hoy en día una ladyboy es tan mujer como cualquier mujer gracias al bisturí, quizás no envejezcan como un hombre también mediante la pericia de los cirujanos.

Entre quienes desean compartir la vida con alguien, a mí me parece que es totalmente irrelevante que sea con un hombre, una mujer o la persona con quien mejor te entiendes. También en la cama, así que lo de darle a la manivela gusta más que unas castañuelas, ¿por qué no?

El problema, para otros, es el tema de la descendencia. Por obvios motivos, tener hijos de manera natural con transexuales de por medio sólo es posible si ella es ladyboy -con colita- y él tomboy. Y este es el gran escollo que presentan estas relaciones, a largo plazo.

Yo, como no creo en los lazos de sangre, me contentaría con adoptar. Que un hijo no es más hijo por su ADN, sino por lo que vivirá en su vida.

Ese es el dilema de las mujeres con manivela. No les faltan pretendientes a corto plazo, pero para relaciones estables no reciben atenciones tan a menudo. Pero deseadas lo son y mucho, porque son muy femeninas damas con algunos extras que hacen las delicias de los más aventureros. De esos Pladyboy que pasean de un lado a otro de Sukhumvit.

GD Star Rating
loading...

También te puede interesar...

7 comentarios

  1. Aaron dice:

    vayala mierda……… realmente muchas de esas ladyboys pasan por el quirofano y se quitan los huevos y el pene. Mierda yo realmente no podría imaginarme eso. Me gusta ser hombre, y mas ahora que estuve leyendo algo de cultura Tailandesa Budista donde dicen que las mujeres deben hacer meritos para que en la próxima vida sean hombres. No es que sea machista pero ahora mismo vivimos en una cultura donde a las mujeres no se les puede decir ni mierda, por que quieren dominarte. Sobretodo nuestra cultura occidental, creo que ahora escuchamos el termino feministas. Pero en Tailandia pareciera que cualquier pendejo se vuelve un Rey con tantas mujeres disponibles. jejejeje
    Volviendo al tema es verdad que en Tailandia hay ladyboys con vagina, dicen que son mujeres por completo solo que con mente de hombre para el sexo, me pregunto eso realmente se siente como una vagina

  2. NONAME dice:

    “también los hay que se cansan de damiselas con ínfulas de princesa y se van a por algo al otro extremo”.

    Ahí está la clave por la que desde bien joven he buscado siempre extranjeras, las españolas se lo tienen demasiado creído y ofrecen muy poquito. Jamás he tenido problemas para tener novias de EEUU, México, Colombia, UK, Francia, Dinamarca, Polonia… Pero las que a mí me gustan son la asiáticas de ciertos países, y he chateado con unas cuantas. Y si te gustan las asiáticas biológicas, las ladyboys al final acaban gustándote, porque son muy muy femeninas, y las experiencias de hombres que se relacionan con ellas siempre lo confirman; todos dicen que una vez lo pruebas, no hay retorno.

    Una buena ladyboy asiática tiene que ser como una mujer asiática de nacimiento (en mi opinión): rostro angelical, no muy alta, no mucho pecho… Y de manivela, más bien poca. Las ladyboys tailandesas que he visto suelen ser así. Las filipinas suelen ser más “espectaculares”. Y las chinas y japonesas, aunque son pocas y no suelen “dejarse ver”, son también muy muy bellas.

    No todas las ladyboys de Asia son “prostitutas con sida”, pero encontrar a las “buenas” para relaciones serias, supongo, no será fácil . Seguro que no están en los bares y las discotecas esperando a los farangs con el símbolo del dolar en los ojos… Por lo que a mí respecta: mujer = ladyboy. Solo que éstas últimas tienen la ventaja de los hijos; no se quedan embarazadas. :P

  3. Aaron dice:

    Mierda…….. En mi caso la mujeres latinas euros son lo peor, pues puede ser como tu lo dices de las españolas demasiado creidas, dominantes, complicadas.

    Creo que el Reino de Tailandia la mujer parece ser de un planeta fuera de este mundo. Creo que por nuestros reinos occidentales vivimos en una sociedad de estereotipos, de reglas creadas por nuestro sociedad y normas a la cuales nos acostumbran a que debemos seguir el mismo patrón de sistema creado por nuestros ancestros que para mi solo son reglas escritas por hombres que definieron algún tipo de divinidad/espiritual incuestionable para todos nosotros y cuando quieres entrar en razonamiento pues no existe el razonamiento por que Dios lo hizo asi. Coño si me pongo a pensar como carajos se hacia el amor en los tiempos de las cavernas de seguro el hombre era el mas promiscuo y se la pasaba de cavernas en cavernas con diferentes mujeres cavernícolas. Ya que si te quedabas a dormir afuera bueno de seguro pasaba un dinosaurio y bueno te fuiste a la mierda. En esa época de seguro no existían leyes para eso y la mujer era importante para procrear, y hacer compañía, las leyes matrimoniales no existían, era solo cuestión de sobrevivir.
    El tema de los ladyboys para mi es totalmente nuevo. No he estado en ese mundo pero creo que un ladyboy con vagina y tetas de seguro no lo podre reconocer si se hace unas buenas cirugías. Creo que solo hacia podría probar, pero con la manivela, ni mierda que lo hago. ehhhh no quedan embarazadas, bueno he escuchado que en Tailandia las parejas extranjeras que no pueden tener hijos van a buscar mujeres tailandesas para tener hijos. El tema del embarazo creo que no es un problema para mi. Lo único que creo es que este lugar hay mucho para escoger y las mujeres tailandesas me gustan mucho, creo que son las mejores de Asia.

    Pienso que realmente muchas mujeres asiáticas se hacen muchas cirugías también y muchas dejan de ser asiáticas para verse mas occidentales. Realmente creo que las que hacen esto no me gustan mucho, por que coño si quiero una asiática pues que se vea como asiática, digo no me importaría que escuchara música rock o que vista algo occidental como he visto en algunos bares de Tailandia. Eso esta bien. Quizas por eso me gustan un poco mas las asiáticas de piel morenita como lucy thai o priva, creo que se ven mas naturales , aunque por allí he visto algunas asiáticas blancas que se ven bien como lucy liu y otras por allí en algunos videos pornos.

  4. Sam dice:

    En mi ultimo viaje por tirerras Siamesas tuve la oportunidad de pasar un fin de semana con una chica con manivela y fue una de las mejores experiencias que he tenido en el pais.
    25 años,un rostro angelical,un cuerpo bien moldeado con una piel suave y sedosa,unos generosos y perfectos pechos made Pratunam Policlinic y una manivela no funcional del tamaño de un meñique,algo que agradecí ya que no me veo en el lado contrario de la cama.
    Ademas era una chica de caracter dulce,amable,simpatica,inteligente,muy servicial en la calle y un auntentico volcan en la cama,la mejor Tailandesa que ha pasado por mis sabanas.
    Ya sea con o sin manivela,para sexo o amistad,creo que se deberia perder el miedo y el tabu a los ladyboys.

  5. Hayan nacido hombres o no, tengan o no tengan manivela, desde luego que no puede decirse que sean hombres. Y tratarlas como a mujeres es lo natural. Como decís, se ha de perder el tabú y abrir un poco la mente. Tener o no tener una relación con una ladyboy es una decisión personal, no hay que darle vueltas ni pensar en si haces bien o no. Porque si dos personas están bien, claro que hacen lo correcto. Y además lo disfrutan. Cuanto menos, respetarlas y tratarlas con naturalidad es el mínimo. Además, una amiga ladyboy es divertida, no todo está relacionado con el sexo.

    Sobre el tema de quitarse la manivela, cada vez hacen que las chicas tengan más placer pese a haber perdido su fuente de placer, la cirugía avanza y mucho. Aunque, por lo que dicen por aquí, los hombres las suelen preferir con manivela. Cuestión de gustos en ambos lados.

    Sobre si puedes ver la diferencia con una mujer a simple vista, depende del tiempo que lleves y eso. Aunque es mejor pensar en si te gusta la chavala en cuestión que en adivinar si fue hombre o no. Yo he conocido gente que se metieron en la cama con una ladyboy operada y ni se enteraron. Sólo dijeron que era algo diferente en tema de fluidos y en el tamaño. Se supone que cuando metes a tu amiguito ahí dentro aquello tiene una pared que hace de tope.

  6. Aaron dice:

    Una pared de tope? Explicarme como es eso? Una vagina de plástico ? Mierda que coños sera eso

  7. Jaime64 dice:

    Buenas noches Luis!
    Estaba en este momento bastante aburrido, ya que soy presidente de mi comunidad y ayer tuve bronca con una vecina por la mierda del ascensor, que lo quieren renovar y ponerlo nuevo y yo que me niego y prefiero gastarme mi parte del ascensor en Pattaya (Tailandia) y esta mañana para rematar, voy al Institut Guttmann de Badalona a un examen rutinario anual – ya que el informe médico que extendieron el año fue una total mierda y no tenia nada que ver con la realidad que padece – para mi cuñado de 55 años con gran invalidez, y nueva bronca con una estúpida, que por supuesto he enviado a la mierda y me ha amenazado que iba a llamar a los de seguridad y le he dicho que mejor llame a la guardia civil o a la policía armada y que ella en vez de trabajar en un hospital, se dedique a la vida militar en un cuartel, que era para lo que creo que sirve, a la vista de su conducta, bueno si es que sirve para esa profesión, no quiero ofender a nadie.
    Esto viene a cuento para que sepas, que cuando estoy bajo o me aburro, recurro a tus artículos y blog, en el que encuentro paz y sosiego , a la vez me distraigo y salgo de la mierda de la rutina. Tu blog me da sensación y esperanza de que algún día podré volver a Tailandia, y no desprecio visitar todo el Sudeste Asiático.
    Así, que aunque este artículo como mínimo lo he leído unas 4 veces, te doy la ENHORABUENA, por el mismo, no puedes ser más claro y preciso en tu artículo.
    Coincido con lo que dices en tu artículo plenamente, ya que el travesti recaló en Barcelona, en concreto sobre el Arco del Teatro, Ramblas y aledaños a principios de los años 1980, cuando estaba en auge la heroína y empezaron las brasileñas- travestis – y a su vez las carteras volaban.
    Aún recuerdo salir con algún amigo casado a cenar y éste alucinar al ver las bellas transexuales y sus comentarios, de decir, joder que buenas están esas tías, y no saber ni de que iba la vaina.
    Había un tema muy duro, años más tardes, que era el Balmes 69, aquello si que tenía tela. Un amigo que había estado en Rio de Janeiro y otros lugares de la tierra, me dice un día, joder he estado en un sitio, que tiene tela, y no era otro que el Balmes 69. Yo estuve unas cuantas veces, pero impresionaba, por el temíta de las carteras, drogas, travésti, etc. etc, era un tema “fuerte , pero que muy fuerte ” además el ambiente empezada a las 6 de la mañana.
    Reitero enhorabuena y sigue con tus artículos, son fabulosos y no me canso de leerlos, y para tu constancia me he leído tu blog entero.
    Un saludo.
    Jaime.
    Barcelona a 14/03/2017

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>