Los gayumbos y otra ropa que debería olvidar el farang

Ropa Farangs en Sukhumvit Bangkok

Disfrutando de la vida al calor del Sudeste Asiático. Foto de Stickman.

El uniforme habitual en Tailandia para un amigo mío es precisamente un uniforme que nunca se ve. Porque consiste en ponerse los tejanos sin llevar gayumbos. Lo que en nuestro hogar llamaban “ir de comando”. Adecuado nombre, ya que lo de no usar ropa interior es la práctica de mi colega cuando va de patrulla a lugares de dudosa reputación. Esos en los que evitar cualquier barrera textil siempre ayuda.

Lo curioso es que mi amigo está violando la Ley cada vez que sale de casa sin gayumbos. Porque en Tailandia hay normas de conducta con todo esto de la moda. Y aunque la gran mayoría de reglas de vestimenta no estén escritas, hay una prohibición muy clara escrita en el código penal de por aquí. No se puede salir de casa sin ropa interior. La forma en que la policía controla su cumplimiento es algo que ya desconozco.

No deja de ser particular que no se deje salir de casa a nadie sin paños menores, más que nada porque lo que sí es fácil encontrar es a muchachas en paños menores en Nana o cualquier otro barrio rojo. E incluso habitual es toparse con algún farang en calzoncillos y cerveza en mano rondando por Khaosan a media noche. Mientras no se quite sus gayumbos no habrá problemas con la Ley.

En cualquier caso, lo de la moda tiene su qué en Tailandia y especialmente en Bangkok. Si dejamos a un lado a los ingleses que se visten de flamenca en la costa catalana y llevan calcetines con sandalias romanas, en pocos sitios los extranjeros visten de manera tan peculiar como en la capital tailandesa.

 

Dime qué ropa vistes y te diré cuándo viniste

 

Farangs desnudos

Lo mejor de cada casa. Foto de Jake Needham.

Hay algo que es bastante lógico. Cuando uno está en España y planifica un viaje de dos semanas a Tailandia, lo que sin duda no falta en su equipaje son unos pantalones cortos. Es más, lo que sí puede que se quede en el armario son los tejanos largos. El tipo raro soy yo, que la primera vez que vine por aquí me olvidé los shorts en Barcelona.

Pero si hay algo en lo que los tailandeses se fijan a la hora de catalogarte es en la forma en cómo vistes. Porque para todo asiático de la zona, sobre todo los más pudientes, lo normal es llevar ropa poco cómoda pero elegante.

Es normal. Vamos, en un país en el que siempre es verano, tiene su lógica que las chicas estén esperando que corra un poco de brisa a 30 grados para ponerse un jersey. O que los muchachos lleven pantalones largos y camisa. O quizás lo veo común porque llevo demasiado tiempo correteando por Asia.

Pantalones cortos en TailandiaY lo primero en que se fija el tailandés cuando mira a un farang es precisamente en la forma en cómo viste. Si lleva los clásicos pantalones cortos y las sandalias, es un turista. O alguien que baja al 7 Eleven a comprar bebida.

En principio, que a uno le cataloguen como turista cuando está de turista le ha de importar menos que las chorradas de si el hielo es de color blanco o si la fruta está pelada que dicen en la Lonely Planet.

Pero también es cierto que según la forma en cómo vistas te tratarán mejor o peor por aquí. Es una cuestión de imagen. Y si te paseas por Sukhumvit en bañador y con una camiseta de Chang o cualquier cerveza local, no te extrañe que el taxista quiera llevarte de paseo o el tuk tuk decirte que un templo está cerrado.

Muchos piensan que esto de la ropa y los pantalones cortos es una reverenda chorrada. Pero es un tema del que se habla mucho entre los extranjeros viviendo por aquí. Lo que muchos tailandeses piensan cuando ven al forastero en tejanos y zapatillas a pleno sol es que eres un farang integrado en el lugar. Para muchos extranjeros, en cambio, estarás haciendo el canelo achicharrado bajo el sol. Yo soy uno de esos que se achicharran, para bien y para mal.

Y tras lo de los tejanos el grado máximo de adaptación que notan es cuando ven que llevas chaqueta o jersey. Eso es vestir a lo tailandés al extremo. Caso aparte es quien lleva pantalones cortos pero lo suple vistiendo jersey. No es que estemos locos. Es que vivimos en Tailandia.

También lo de vestir sin pantalones cortos es un talismán para sacarte de encima a muchachas de dudosa reputación que pululan por según que bares. Se dan cuenta que no eres un turista recién llegado y ya resultas menos interesante. Aunque más de uno que está bien integrado por aquí disfruta vistiendo a la moda farang con sus pantalones cortos y bien descamisado precisamente por eso. Para que las arañas de vida alegre se acerquen a él como los niños a Jesús.

 

La moda que debe olvidar más de un farang

 

Borrachos en Khaosan Road

El duro amanecer en Khaosan.

Aunque llevar tejanos o no es algo personal al fin y al cabo. Yo nunca he llevado pantalones cortos en España excepto cuando era un chaval. Pero más allá de las sandalias y los shorts, lo que sí es cierto es que Tailandia ofrece alojamiento a ciertos individuos cuya imagen ciertamente resulta muy peculiar. Sobre todo entre Nana y Asok, y también en ciertos lugares de Khaosan.

A Tailandia acaba llegando gente maravillosa e interesante con muchas historias por contar. Para algo estamos al otro lado del mundo. Pero también vienen ciertos individuos atraídos por el calor de los bares que son lo mejor de cada casa. Es normal. Hay mucha cerveza barata y demasiada diversión en las barras americanas que no se pueden encontrar en América. Y luego están los que hace pocos días descubrí que Herr Peter bautizó como fanboys. En un artículo divertido sobre una especie muy habitual en Tailandia.

Frontera Birmania Tailandia

No soy yo quien se inventa esto de vestir bien en Tailandia. Esta advertencia es la que se encuentran los turistas que cruzan de Birmania a Laos.

La variopinta mezcla de gentes que llegan a Tailandia se nota, también para mal, en lo de la ropa. Como bien recuerda el comentarista Stickman. E incluso como ha salido en algunos medios simpáticos como Coconuts Bangkok. Con combinaciones a la moda de lo más variopintas.

  • El bañador. Todo un clásico sobre todo entre los jóvenes mochileros que el año pasado fueron a Benidorm o a Lloret de Mar. Les da igual que en Bangkok no haya mar. Ellos salen hasta de fiesta en bañador porque vienen de vacaciones a un país de playas.
  • Los tatuajes con caracteres tailandeses que significan algo. O incluso mejor aún, los que visten tatuajes tradicionales budistas e intentan justificarlo con razones espirituales. Como si fuesen budistas. Cuando llevan los mismos que llevan las mujeres de vida alegre que pululan por los bares.
  • Cómo no, si hay tatuajes también hay camisetas con frases escritas en tailandés. La más popular reza farang baa, que viene a significar extranjero loco, aunque en un sentido bastante despectivo. Yo cuando veo a algún turista blandiendo esa camiseta -que se puede comprar aquí- me pregunto si sabe lo que significa.
  • Aún más ridículo ven los locales a quienes llevan las camisetas con logos de las marcas de cerveza del país. A mí me parece menos hortera que lo expuesto arriba, aunque ver a tantos turistas con las mismas camisetas me resulta bastante chorra.
  • Los pantalones de Aladdin. También conocidos como bombacho. Es lo que menos entiendo. Esos pantalones gigantescos de colores estrafalarios que tanto gustan a los mochileros que vienen por aquí pensando que van a descubrir mundo. Cuando van de la mano de su Lonely Planet y directos a Khaosan.

Tras todo esto, está el caso contrario. Lo que muchos extranjeros intentan justificar cuando les critican sus formas de vestir. Afirmando que los tailandeses pueden ser estrafalarios también.

No seré yo quien critique llevar ropa de invierno en pleno trópico. Lo que sí es cierto que resulta hilarante son algunas pasiones tailandesas, como la moda del nazismo y lo de vestirse a lo Adolf Hitler. En plan caricatura, claro.

 

GD Star Rating
loading...

También te puede interesar...

3 comentarios

  1. david dice:

    me encanto el articulo de los fanboys… yo siempre los he llamado “los adaptados” y cantan como una almeja, la verdad es que dan verguenza ajena…

  2. Aaron dice:

    jajaja…… que buen reportaje el de los fanboys.

    Los fanboys creo que existen en todos lados, cualquier extranjero en cualquier país del mundo debe adaptarse. Después como carajos le haces para poder mezclarte entre los que son de esa nación.
    Hay lugares donde naces y la sociedad moldea tu carácter y tus actitudes, en cambio no se por que pero al parecer hay otros lugares donde uno puede manejarse mejor con sus aptitudes reales. Creo que muchos encuentran sus capacidades reales de adaptación lejos de casa. Quizás muchos encuentran su verdadera identidad en Tailandia y es mucho mas fácil y en casa realmente no lo es. Mas bien es un gran dolor de huevos y cabeza.

    Con respecto a los farangs…… jajajaj no se si me pondría una de esas camisas de farang baa. Los tatuajes budistas me llaman la atención. El calor es mucho mejor un short, será mas cómodo.

    pero lo mas importante es lo que dices: Es normal. Hay mucha cerveza barata y demasiada diversión en las barras americanas que no se pueden encontrar en América…….. el grado máximo de adaptación que notan es cuando ven que llevas chaqueta o jersey. Eso es vestir a lo tailandés al extremo. Caso aparte es quien lleva pantalones cortos pero lo suple vistiendo jersey. No es que estemos locos. Es que vivimos en Tailandia.

  3. cesar dice:

    Como apunte a lo último que comentas en el artículo comentar algu que me llamo mucho la atención en Pattaya, una mototaxi con una pegatina bastante grande de una esvastica nazi en el frontal de dicho vehículom

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>