Thai Fight, un reality show a lo O.T. con Muay Thai y en Tailandia

Reality show Thai Fight en TV3

Sólo en Tailandia podía haber un reality show así. Igual que los programas a lo Operación Triunfo tienen a una ladyboy capaz de hacer voces femeninas y masculinas ella solita en una misma canción, su programa estrella en este género no va de vaguear todo el día en una casa y discutir por saber quién se comió la mayonesa. Sino de repartir mandobles, sufrir como bestias y romper árboles a patadas.

Y he de decir que me mola. A mí, que nunca he soportado ver la televisión. Y hasta ha apasionado a amigas mías de Bangkok que nunca se han interesado por el Muay Thai y que gracias a Thai Fight Kard Chuek, que así se llama nuestro reality show, ahora saben cómo va esto de pelearse en el ring tailandés.

A mí era fácil que me cautivasen. Lo de soltar mandobles y también ver cómo los sueltan los que más saben me gusta casi tanto como irme de copas. Encima en Thai Fight Kard Chuek tuvimos a nuestro héroe hispano, David Calvo, alias Currito.

Más curioso fue lo de la pasión que desarrollaron mis amigas tailandesas por semejante programa. Aunque lo de ver a esos hombretones haciéndose amigos amparados por una música lacrimógena y luego sufriendo por pelear en el ring no tiene precio.

 

Y si el Muay Thai pierde adeptos, ¿por qué no hacer un reality show?

 

Thai Fight Kard Chuek Muay Thai

El clásico formato de dos equipos que compiten en pruebas físicas.

Todo esto viene de que en Tailandia están preocupados con lo poco de moda que está el Muay Thai, que ya ni deporte nacional parece en tierras siamesas. Los combates amañados, la falta de espectáculo y la escasa inversión han hecho que lo del boxeo como espectáculo haya caído en desgracia como los toros en España. Bueno, me he pasado, no ha caído tan bajo. Pero se ha estrellado.

Los jóvenes visten camisetas de sus equipos ingleses de fútbol y los coches de decoran con pegatinas del Manchester o el Liverpool, mientras que el Muay Thai empezó a tacharse como el deporte de los menos educados del país. Encima eso. La cohorte de pijerío de Bangkok y los chavales de buena reputación no querían saber nada de lo del boxeo.

Por suerte para los que amamos lo de los mandobles, además de la hermosa tradición del boxeo tailandés, está cambiando el tinglado. Alguien se ha debido dar cuenta en Siam de que no se puede permitir esta caída del deporte nacional.

Y algo funciona, porque en los últimos dos años mucha gente de la alta sociedad está empezando a practicar esto de repartir codazos y dejando mejor nombre al deporte. Algo bueno ha pasado si el mismo deporte que se tachaba del favorito de los low-society ahora apasione a los high-society.

Y gran parte de este resurgir se lo deben a Thai Fight Kard Chuek.

 

De romper árboles a patadas a verse en el ring

 

El vídeo, que no tiene desperdicio, -igual que todos los vídeos del reality show que se encuentran en YouTube- muestra básicamente lo que hay. Dos equipos en los que se reúne a destacados luchadores internacionales de Muay Thai, con David Calvo Currito y Carlos Merino que representaron a España, realizando pruebas para ver quién se enfrentará con quién en un programa especial.

Aquí abajo un vídeo de Carlos Merino, quien derrotó a su oponente con clara superioridad.

La gracia del reality show es que es televisión puramente asiática. A quienes les pirren los programas nipones o coreanos les encantará, porque el formato es el mismo. Muchas situaciones melodramáticas, llantos porque no son capaces de superarse e incluso situaciones muy enrevesadas. ¿Hemos dicho ya lo de los árboles rotos? También vemos cómo dos luchadores que se conocen en el programa y que, tras hacerse amigos, se han de partir la cara en el ring.

 

David Calvo Currito pelea en Thai Fight

El portentoso David Calvo Currito, que los que hemos entrenado en su gimnasio en el extrarradio barcelonés sabemos de qué pasta está hecho, fue el representante hispano en el reality show.

 

Todo ambientado con sus músicas emotivas y sus montajes de planos del programa para engachar a todo hijo de buen vecino de condominio bangkokiano. Lo mejor del caso es que desde 2011, cuando se lanzó la primera edición, el programa ha cautivado al país y tiene en vilo a todo el mundo. También a quienes no les gusta el Muay Thai.

En parte es porque los estadios donde se realizan los combates son espectaculares, al estilo de Las Vegas. También porque el campo de entreno es realmente bonito y los chavales se dejan los cuernos. Además de la faceta divertida, claro, donde ves a los muchachos entablar amistad mientras rompen árboles.

Thai Fight Kard Chuek acabó la temporada 2013 hace poco más de un mes. Pero regresa a TV3 -la tailandesa, no la de Artur Mas- en mayo, con las eliminatorias para ver quiénes serán los elegidos para el reality show. Y en 2014 pienso verlo de principio a fin y no en YouTube.

 

GD Star Rating
loading...

También te puede interesar...

3 comentarios

  1. 6 marzo, 2015

    […] pero que cuentan con unas campañas publicitarias atronadoras. Para poder hacerlo popular, se montaron la idea de crear un reality show con boxeadores. Convivían juntos y pegaban patadas a los árboles, para luego medirse en el ring. Como si […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>