‘Tomboys’ de compañía que ganan dinero haciendo de ‘pagafantas’

Patcharee “Som” Anantaweerach  Tomboy

Patcharee Anantaweerach, conocido con el femenino nombre de Som, es uno de los tomboys más populares en Tailandia, quien ha sufrido de lo lindo para tener más músculos que los forzudos de su gimnasio.

A los tomboys, esos chicos que nacieron sin colita y vendrían a ser la versión femenina de los ladyboys, no sólo les gusta llevarse a las guapas. También les va lo de dedicarse al mundo de la farándula -que no de la farangula con g de las mujeres con manivela-, ya sea delante de las cámaras o no.

Siempre han gustado en Tailandia. Pero cada vez están más de moda. Dicen que el éxito de los tomboys radica en la escasez de hombres que merezcan la pena en Siam. Pero lo cierto es que si no fuese porque fundar familias cuando el hombre no tiene colita es complicado, los hombres de Siam tendrían un serio problema de competencia.

Es normal. Y teniendo en cuenta la variedad sexual de Tailandia no es para menos. El conocido como país del tercer sexo cuenta con hasta una docena de géneros. No es sólo que existan los tomboys o las ladyboys. Hay variedades únicas como las emperifolladas y femeninas dii que sólo se van con tomboys. Quienes además son las más guapas.

sexualidad Tailandia

La variedad sexual tailandesa explicada en un gráfico. Esto es más complejo que los árboles sintácticos gramaticales que se estudian en Bachillerato.

Ante semejante éxito, es normal ver tomboys de éxito en los culebrones que emiten cada noche y cómo echan humo las cuentas de Instagram de estos bravos muchachos de holgadas camisetas. De populares cuentas en esa red social son todas las fotos que ilustran este artículo.

Pero no todo queda ahí. Si en Tailandia lo del amor de compra y venta es deporte nacional como el Muay Thai, muchas mujeres han encontrado en los tomboys una particular versión de la prostitución. Y lo pongo en cursiva porque, en muchas ocasiones, se paga por la compañía sin derecho a roce.

Y es que lo de los gigolós no acaba de funcionar. El hombre ha de hacerse el hombre en ocasiones en que ni el más hombre se adentraría en según qué lugares, lo que hace difícil la tarea del puto. Con los tomboys ese problema no existe, ya que se entiende que de donde no hay no se puede sacar. Vamos, no se contempla la necesidad de Viagra. Y además los tomboys entienden mejor a las mujeres. Ya lo fueron en su día, claro.

No existe algo como Nana para mujeres de bien donde encontrar tomboys. Pero opciones hay. Y la más solicitada, si bien bastante escondida, copia el estilo de los bares de hosts japoneses y lo implementa en el mundo siamés de apariencias que engañan. Vamos, que igual esa chica que ves con un tomboy que le ríe las gracias está pagando y no lo sabes. Como si fuese otro farang salido de los bares de señoritas de Pattaya.

Una amiga que trabajaba en una agencia de modelos también se dedicó a ello un tiempo. Ella no se iba con nadie, ya que en el gráfico de arriba se definía por el modelo más a la derecha. Pero se encargaba de contactar con algunas de las chicas que buscaban un amor sin manivela por horas. Una forma de farándula en anonimato y con billetera de por medio.

 

Modelo japonés, sexualidad tailandesa

 

Supanat Tina Jintaleela

Tina es un actor -y no una actriz- que goza de cierta popularidad en Tailandia. Ha participado en varias películas, aunque saltó a la fama con ‘Yes or No’, el relato de amor entre un tomboy y una ‘dii’. Según él, los tomboys han de mantener parte de su encanto femenino y expresarse con palabras reservadas a las mujeres. Aunque en las fotos de su Instagram guste de posar de malote.

Las jovencitas -o jovencitos- que ofrecen amor de compañía para damiselas con ganas de invertir en sus apariencias no distan mucho de los protagonistas de las fotos de este artículo. Sólo que no son famosos y se dedican a otro oficio. Bastante novedoso, los tomboys más agraciados y con ganas de no complicarse la vida se ofrecen como señoritos de compañía.

El modelo copiado es el de los hosts japoneses. Así se conocen a las chicas y chicos de compañía para el solitario gentío japonés. En un bar de hosts para hombres todo son muchachas que son ofertadas para acompañarte a beber, hablar contigo y simular que estás en una cita. No se llega a la cama, a menos que la trabajadora lo desee y haya una cita a solas en otro lugar.

Es muy caro el vicio social de invertir tiempo y dinero en hosts. Como con las drogas más duras. Sueldos de altos ejecutivos se van en ello, y no sólo de hombres. También existen hombres que se dedican a ello, vendiendo cariño y compañía a más alto precio que quienes ofrecen sólo sexo.

Zee tomboy

Zee es uno de los tomboys más populares en Tailandia. Actor, músico de pop y modelo, se considera irresistible a sus 26 años. Y recuerda con cariño cuando tenía 17 años y se dedicaba a ‘robar’ chicas al género masculino. “Me iba con una chica diferente cada día, aún recuerdo como en una ocasión una chica me llevó a su casa, estando su novio en el salón, lo que no le impidió arrastrarme a su habitación y lo hicimos ahí mismo”. Por algo en el Reino Unido las llaman carniceras a las tipas que se transforman en chicos.

Si bien en Tailandia los bares de hosts siempre han existido en zonas para japoneses -desde Ekkamai hasta los sois 24 y 26 de Sukhumvit en Bangkok-, los tailandeses tienen su visión particular en los lounge o clubes de caballeros, aunque difieren bastante. Son los tomboys quienes, sin colita, han sabido copiar mejor el modelo nipón.

Sólo que lo hacen desde Internet, afirmando ser tomboys que estudian en la universidad y necesitan pagarse los estudios. Igual que las estadounidenses que dicen enseñar pechuga en cámaras web para pagarse un diploma o las que se van con hombretones ya entrados en años. Estos chicos/chicas siameses operan a través de agencias.

¿La regla básica? Sólo se van con chicas y no se acuestan con las clientas. El tomboy contratado juega a los novios para aliviar la soledad de la muchacha en cuestión. Le aguanta las penas, la acompaña a cenar y le dice lo guapa que está. Pero de meterse en la cama, nada de nada.

Son pagafantas profesionales. Sólo que hasta las fantas las paga la clienta. Con la excusa de que no hay colita, de lo de meterse en la cama mejor ni hablamos. Y ganan dinero. Mucho dinero.

¿Exigencias de los tomboys? Que la clienta sea guapa

 

Lalana Jeab tomboy

Jeab fue Miss Tailandia en 2006. Una reina de la belleza más en un país donde los concursos de belleza son más populares que el fútbol en España. El año pasado, salió del armario -o se metió-, transformándose en tomboy. Ahora le gusta boxear en lugar de maquillarse.

Las agencias de hosts para señoritas que buscan tomboys son muy claras. El tom no puede acostarse con una clienta. Por muy atractiva que sea o aunque se enamore. Si quiere seguir ganando dinero, ha de ir cuando la agencia lo marque y ni siquiera intercambiar teléfonos. Esto también está importado del modelo nipón, donde las hosts no pueden hacer nada ni irse con el cliente.

Todo esto, claro, es muy relativo. Las chicas que se comportan como chicos para robar la merienda masculina suelen ser llamadas carniceras en el mundo anglosajón por algo. Así que, si la agencia no se entera, pueden tener contacto con tacto al tratar con sus clientas.

Además, ya comentamos que los tomboys, cuando se meten en la cama, no quieren hacer ningún rol femenino. Dicen ofrecer placer sin querer nada a cambio que les recuerde su sexualidad, al menos sobre el papel. Porque algo tendrán que hacer también.

Quienes contratan estos servicios suelen ser chicas hi-so, de alta sociedad e ingresos fuertes, que se han quedado solteras a los 30 años. Quizás es una venganza de ellas. Y es que muchas chicas de Bangkok dicen que lo tienen fatal con los hombres. “Hay más mujeres que hombres de nacimiento en mi país, luego hay muchísimos gays y encima otros se convierten en ladyboys”. Así que les quedan los tomboys. Aunque sea pagando sólo por su compañía.

¿Te ha gustado?

También te puede interesar...

16 comentarios

  1. brain dice:

    Recuerdo que contaste una vez que unas tomboys os levantaron unas muñequitas :O Una pena la Miss Tailandia 2006. Esa si que es guapa de verdad…

  2. Fran dice:

    Siempre he tenido la curiosidad, ¿se juntaría un tomboy con una ladyboy? 😀 Bueno, otra cosa no sé, pero el travestismo en Tailandia es de gran nivel, hay ocasiones que un travestido tai tiene más estilo que una persona del mismo género al que intenta pertenecer.

    Como siempre Luis enseñando las cosas que no vemos ni viajando, saludos!!!!

  3. Dani dice:

    entonces las tomboy son trangenero?
    porque yo tambien tengo el cabello corto y me visto medio chico pero me gustan que me consientan la cositas y me gustan las lesbianas tanto como femeninas o medio tomboy

    • Samuel dice:

      Las Tomboy no son para nada transgenero, las personas transgenero nacen en el cuerpo equivocado y desde pequeñas saben que por dentro son hombres aun que tengan el cuerpo de mujer y despues de un tiempo adoptan el estilo de un Tomboy y aqui la gran diferencia de que los trans de Operan en su totalidad ya que no estan conforme con su cuerpo.
      Un Tomboy nace niña vive con eso toda la vida y esta conforme con su cuerpo no realizan cambios en el, solo la ropa e incluso llegan a vendar sus pechos y pueden vivir asi toda la vida vendandose sin sentirse incomodas aunque aveces llegan a operar sus cenos siguen estando conformes con sus partes intimas, tienen toques femeninos etc

  4. La palabra transgénero es un tanto complicada. Aquí se considera transgénero a todo el que haya hecho operaciones o procesos de cambio a nivel físico, que van desde las hormonas. Y es polémico, ya que hay ladyboys que no quieren que las llamen ladyboys, sino trans. Y otras que odian la palabra transgénero porque implica que son “algo diferente”, en lugar de mujeres que nacieron en cuerpo de hombre.

    Creo que el caso que comentas, Dani, es bastante diferente. En Tailandia y también en otras partes de Asia los tomboys no se identifican como mujeres, y estar con otro ‘tom’ no está concebido, igual que estar con una lesbiana. Implica muchas costumbres sociales bastante duras, y como he dicho varias veces, es una vida agridulce. Los tomboys gozan de mejor reputación que una ladyboy, pero al querer estar con chicas de preferencia heterosexual, cuando sus compañeras quieren tener hijos se alejan de ellas.

    Aquí entra en juego la férrea moral siamesa y asiática, y las costumbres culturales y sociales pesan más que los impulsos humanos. Yo no lo compararía con Occidente. En Barcelona, por ejemplo, una muy buena amiga lesbiana acabó tirando hacia un look más ‘tom’, con pelo corto y ropa más masculina. Su novia era muy femenina, pero aun así, a ella le gustaban tanto las chicas de un lado y de otro, y lo más importante: en su relación de pareja estaba de igual a igual. Compartían gastos y eran las dos iguales. En Tailandia no, el tomboy suele hacer el papel de hombre tradicional. Conduce para su chica, paga todo lo que gaste y la trata como una reina.

    Obviamente, esto es a nivel general, luego cada uno puede seguir estos esquemas tradicionales o no.

    En mi opinión, Tailandia luce como un paraíso para la libertad sexual de cara a la galería, pero hay demasiados condicionantes y todo se rige a su enrevesada cultura. La discriminación es notoria, y desde el momento en que se clasifica a la gente en tantos grupos ya se están poniendo barreras. En mi opinión, cada uno que haga lo que le dé la gana y no somos nadie para juzgar con quien nos metemos en la cama o lo que hacemos y dejamos de hacer. Pero es una opinión y no la mayoritaria.

    • Danni dice:

      Hola, gracias por la explicación. En realidad veo tu comentario hasta ahora y me doy cuenta que la cultura Tomboy es bastante diferente en Tailandia, yo me atrevería a decir que las Tomboy allá son lo que en américa consideramos como Butch.
      También algo que me parece muy curioso es que muchas de las tomboys tailandesas parecieran que se mandaran a quitar los senos pero siguen usando sus nombres de mujer. En todo caso cada quien es libre aunque lastima porque yo soy lesbiana tomboy y me encantan las tomboys ha tal punto de hacerla mi pareja.
      TINA JEETALELA ESTA MUY BUENA

  5. Lizzy dice:

    Una duda, y sus pechos? como le hacen, en algunas fotos se ven que no tienen incluso salen en camiseta y se ven planas

    • Lo compensan con camisetas anchas de pecho y sobre todo trabajando mucho los músculos. No me consta que se operen para reducir pecho, los tomboys son todo vestimenta y maneras. No suelen pasar por quirófano. Y también hay que tener en cuenta que la raza asiática tiene menos pecho por lo general, sobre todo si tienen ascendencia china.

  6. Chris dice:

    Ohhh!!! me encanto mucho tu post y debo confesar que Miss Tailandia 2006 esta hermoso como un tomboy *-* me gustaría leer mas post sobre tomboy, creo que estoy obsesionada con ellos si conociera una agencia sin duda contrataria uno xD

  7. Catu dice:

    Genial articulo! Que lugar extraño parece Tailandia.. Me impresiona que acepten ese tipo de negocios, es un poco frio con tantas reglas, pero alla debe ser lo comun :/

  8. Aaron dice:

    Mierda………… “Hay más mujeres que hombres de nacimiento en mi país, luego hay muchísimos gays y encima otros se convierten en ladyboys”. Así que les quedan los tomboys. Aunque sea pagando sólo por su compañía.

    Definitivamente me tengo que mudar por acá, en países, donde existe mas igualdad de genero las mujeres se muestran mas apagadas y el jugueteo sexual es de la misma forma. Se necesita un lugar donde exista ganas, quizás pueda entender esto de los tomboys para las mujeres, de hecho podría ser una respuesta a los ladyboys, ya que cada vez hay mas, la mujer tailandesa busca actividad de igual forma,

    A veces creo que es mejor y no parece que exista un mejor lugar por que el censo de población tailandesa es asi mismo. Asi que lo veo muy favorable, muchas mujeres….. ohhhhh Tailandesas mama miaaaaa

    Esa miss Jeab se veía mejor con la corona, pero me parece que es un ejemplo de falta de hombre en esta sociedad. Por otro lado cuando veo esto y analizo, muchas veces me dicen que Tailandia es un país peligroso.

    Mierda imagínate si la mayoría de los hombres son medio ñaños que tipo de peligrosidad podría existir en Tailandia. jjejejejej

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *