¿Qué revistas leen los tailandeses?

Wall Street Thailand Bangkok Bizarro

Doy las gracias a James Hookway y al The Wall Street Journal por colocar las palabras “Bangkok” y “Bizarre” una encima de la otra y promocionar el blog de tan subliminal manera.

“No sé qué ocurre, pero es coger un libro y empezar a leer para caer dormida antes de acabar una página; es mi somnífero favorito y nunca falla“. Con esas palabras y sin inmutarse me relató una conocida su relación con la literatura. Lo curioso es que, mientras me describía sin pudor para qué le servían los libros, aquella agente financiera -con carrera y máster en su currículum- sostenía una revista entre sus brazos. Un ejemplar sobre maquillaje, claro.

Leer libros no es algo que se estile mucho en Tailandia. Igual que en España, no está de moda. Si bien opino que ha de ser culpa de la educación que patrocinan desde el Ministerio. No hay bibliotecas públicas gratuitas en Bangkok, sólo quienes pueden pagar las abusivas cuotas de los centros privados pueden acceder a ellas. El Gobierno regala tabletas en las escuelas pero del papel se olvidan.

Tampoco son baratos los libros y además muchos de ellos pueden ponerte entre rejas. Y es que cuando hay golpes de Estado y cambios de Gobierno constantes, la lectura puede encabritar a más de uno. Por eso, la Junta militar prohibió el pasado mes la lectura del clásico 1984 de George Orwell. Es mejor inaugurar nuevos centros comerciales y ofrecer el Mundial de fútbol gratis y en alta definición.

New York Times Tailandia

Así representa gráficamente el New York Times la democracia en Tailandia.

Lo que sí se sigue estilando en Tailandia es leer revistas. Verás revistas en cualquier sitio, desde el 7 Eleven donde compras fideos instantáneos hasta en la cafetería del barrio. Las hay de cualquier temática, pero sobre todo se venden las que se dedican al mundo del corazón o a los coches. En eso tampoco los tailandeses tampoco distan mucho de los españoles.

Dejando de lado el curioso tratamiento de la información en Tailandia, donde si alguien se quita la vida se publica la noticia a toda página y con foto y nombre del suicida -en los medios europeos es una práctica totalmente prohibida, está demostrado que hace crecer la tasa de suicidios-, lo que interesa de las revistas es su variedad. Vamos, las revistas más bizarras.

Me he dado una vuelta por los kioskos para encontrar algunos de los ejemplares más dantescos de todo lo que se publica en Siam.

 

Esas bizarras revistas tailandesas

 

Hola Rey de España Hello

En el Hola tailandés pusieron al nuevo Rey de España en portada, lo que logra apenarme al ver que nuestro país sólo copa portadas aquí cuando se trata de fútbol o algo así. A la derecha, la popular revista HiSo Party, para pijos del lugar.

Revista Mars Tailandia

La clásica revista para alegrar la vista masculina. Me encuentro este ejemplar siempre que voy a la cafetería que hay al lado de casa. Son muy populares las revistas de formato FHM.

En estas dos fotos, nada nuevo bajo el sol. Las más populares revistas de Tailandia siempre están relacionadas con los mismos temas. Ver muchas fotos de gente guapa, famosos y carne.

Nótese cómo los titulares en estas revistas están siempre en inglés, tanto en la portada como en el interior. Una de las formas de mostrar clase y ganar cara es usar el inglés. Lo que no significa que veneren a quienes nacieron en un país en inglés, al contrario.

 

Revistas de perros

Revistas más locales y ya en tailandés. La de perros con peinados horteras muestra la pasión de los tailandeses por tener perros pequeños con peinados pijos. Y a su lado un popular ejemplar de una publicación sobre pesca.

revista maquillaje

Las revistas que analizan maquillaje y ponen fotos son de las más queridas.

Luego están las revistas más locales. Las hay de lo que menos puedas esperar. De perros estrafalarios y de pesca es quizás lo más normal. Pero también hay publicaciones de bueyes en el campo que hablan acerca de los mejores animales.

Como es normal en un país donde las mujeres se maquillan varias veces al día, las revistas de maquillaje y cosméticos son de las más vendidas. Es curioso que en las tiendas locales de pote y pintalabios las recortan y las pegan en las estanterías junto a las marcas falsas de los productos analizados. Todo sea para que resulte más barato.

El número de revistas estrambóticas es demasiado elevado. La CNN ya hizo en su momento un buen recopilatorio de revistas extrañas en Siam en un artículo para su página en Internet. Fotos que enlazo aquí abajo por lo explicativas que son.

Revistas tailandesas extrañas

Revistas para ganar la lotería, de amuletos y de jaulas de pájaro.

A la izquierda tenemos la típica revista de números con los que ganar la lotería. La superstición llevada al límite. Lo de la lotería es una pasión salvaje en este país, y los números de lotería se estudian para saber cuáles serán los que lleven a la gloria. Me encantaría tener fluidez en tailandés para entender de qué van las páginas de esta revista.

revista policialEl ejemplar en el centro trata sobre amuletos. Otra vez las creencias locales. En cualquier coche vemos amuletos para guiar el camino de los creyentes budistas y mucha gente los lleva siempre colgados del cuello como seguro de vida. Son como los tatuajes protectores que llevan las arañas o los boxeadores de Muay Thai. Como ejemplo, hace pocas semanas un adinerado tailandés estrelló su Lamborghini y no dudó en afirmar que salvó la vida gracias a un amuleto y no a los controles de seguridad del fabricante del coche.

En la tercera foto tenemos algo aún más propio. Una publicación referente a jaulas de un particular pájaro cantador del sur del país. Sus seguidores ha de tener, porque los precios de lo que se vende en esa revista son prohibitivos.

Sin duda, mi favorita es la que aparece a la derecha de estas líneas. La revista de la policía. En sus páginas se habla de las buenas obras que realizan los agentes, se les entrevista para que comenten sus pasiones y para informar de operaciones y actos benéficos. Y no, no es algo destinado a policías, sino para el público general. ¿Harán ránkings con los agentes que más recaudan en la mordida o sobre las comisarías en las que se duerme mejor en lugar de atender a sus ciudadanos?

 

Revistas en Tailandia

Las tres revistas que están sobre estas líneas también tienen mucho de qué hablar. La de en medio habla de gallos de pelea. Muy curioso tener una publicación sobre un tipo de lucha que está prohibido en Tailandia si no es bajo estrictas condiciones, sobre todo cuando hay apuestas de por medio.

Lo mismo con la revista de la derecha. No es una publicación sobre fauna marina, sino sobre los guerreros de Siam, un tipo de pez luchador que se usa para peleas en pecera. Es la modalidad bajo el agua de los gallos que se zurran, y también están prohibidos en público. Pero por 55 bahts puedes hacerte con un ejemplar de la revista donde se anuncian.

Y para rematar fauna marina, la portada de la izquierda pertenece a otra revista de pesca. Pero no a una normal. Sino a una que sólo habla de anzuelos. Más específica no puede ser.

 

¡A las armas!

 

Kiosko Tailandia

El pasado fin de semana estuve en Isaan. Regresando en coche, paré en un mercado en mitad de la carretera para comprar arroz y me topé con un stand que llamó mi atención. La colección de revistas Gun&Tactics a precio de saldo, 30 bahts por ejemplar. A mitad de precio.

Suficientemente curioso es que existan revistas destinadas a ello. Pero las portadas no tienen desperdicio.

Gun&Tactics revista tailandesa Gun&Tactics revista tailandesa

La foto de la Colt New Agent junto a la foto de la familia me parece de juzgado de guardia. Pero representa muy bien algo que los tailandeses han exportado de Estados Unidos: Tener pistola es bueno y ayuda a protegerte a ti y a los tuyos.

Así se entiende que un cabreo en la carretera con el coche de al lado pueda saldarse con un balazo, algo que no es tan extraño. Como ya hemos dicho en otras ocasiones, los tailandeses son muy tranquilos hasta que los cabreas. Así que cuidado cuando le grites a alguien. Nunca sabes si es un lector de revistas como Gun&Tactics.

Valora el artículo

También te puede interesar...

9 comentarios

  1. brain dice:

    No se puede negar que tienen variedad. No hay una especie de SuperPop para farangs? Es por rellenar el tipico test de compatibilidad con las mujeres de alli. Dios, son raras a mas no poder :S

  2. Davidsm dice:

    Bueno es un detalle de los mas importantes lo de los pechos ,yo antes decia sin son muy grandes peligro , pero tienes que mirar la altura y sobre todo manos y piernas , y la voz que algunas cantan por ahi de lejos, pero solo los pechos no ,cada vez mas las thais se ponen pechos será por akguna moda coreana o japonesa.

    • Yo tengo a varias conocidas ya que han pasado por el ‘boob job’. Además, tailandeses y tailandesas en general tienen más cuerpo que sus vecinos de extremo oriente, así que yo no me fío de eso. En el detector de manivelas, yo creo que es capital la altura, las manos y los pies. Pero también los hombros. Cuando la tipa en cuestión sea muy femenina pero tenga unos hombros muy delgaditos pero más amplios que los tuyos… apuesta que nació con colita.

      Hablando de ello, ayer me arrancaron carcajadas con un proyecto australiano de instalar un restaurante tailandés allí bajo el nombre de ladyboy. Si es que en ‘farangland’ la relación Tailandia-Ladyboy es clara: https://www.facebook.com/ladyboydining

  3. brain dice:

    Madre de dios lo del restaurante. Que gente más zumbada jaja. A mi en Internet me tiran ficha las ladyboys. Una me suena haberla visto en tu reportaje de miss tiffany 2014 :O

  4. Aaron dice:

    Si eso es verdad la tailandesas tienen mas cuerpo que sus vecinas. se ven mas ricas.

  1. 9 abril, 2015

    […] que vienen de sus países vecinos. La concentración de pistolas es tan alta que hasta hay decenas de revistas especializadas en armas de fuego y esos monjes budistas de tan buena porte viajan en jets privados, trafican con anfetas y meten […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *