Aprender tailandés, ¿y qué significa eso de Porntip?

Aprender tailandés

Viñeta del libro de enseñanza ‘Speak Thai’, donde se anima al personal con las clásicas situaciones del farang recién llegado a Isaan.

En mis primeras andanzas por Asia, hace ya ocho años, conocí a un tipo en China que no tenía desperdicio. Era periodista económico, aunque de finanzas no iba muy fino. Sí que se sabía al dedillo donde estaban las mejores casas de masajes con paja y cómo encontrar a un camello en Shanghai.

Lo que más me sorprendió de aquel lionés que llevaba paseando casi un lustro por China fue su particular destreza con el mandarín. Conocía tres palabras. Fuwuyan, que significa camarero, pijiou (cerveza) y el nombre del barrio donde estaba su casa. Yo lo veía manejarse con esas tres palabras y combinarlas a su antojo. ¡Cerveza! ¡Camarero! ¡Camarero, cerveza! ¡Camarero, Sanlitun!

Con ese trío de vocablos, su moderado inglés y su francés de cuna se defendió en un país cuyo personal no es muy ducho en lenguas foráneas. Hasta publicó un libro sobre China que se vendía en la Fnac de París. Y si con los hijos de Mao uno puede sobrevivir sin hablar mandarín, en Tailandia el asunto es aún más llevadero.

Los siameses llevan mucho mejor el inglés que en China y Japón. Aunque algunas encuestas los pongan a la cola en Asia, en Bangkok y en los principales lugares turísticos es fácil entenderse con el thainglish que se habla en la calle. ¿Es necesario hablar tailandés para vivir en Tailandia? No.

Al menos, no lo es si no te importa que te traten como a un turista. O que pagar el precio más caro no sea un problema. Tampoco si lo tuyo es disfrutar del país y conocerlo superficialmente. Conozco a muchos que llevan muchísimo más tiempo que yo y no hablan una palabra de la lengua local. Y mal no les va.

 

¿Pérdida de tiempo o inversión necesaria?

 

karaoke tailandés neones

Si no sabes ni lees tailandés, ahí sólo ves un garito de neones donde, se entiende, el personal puede ir en paños menores. Si lees tailandés puedes ver que el letrero dice ‘ngen’ (dinero), de forma que te queda más claro de qué va el asunto.

Aprender mandarín -dicen- puede ayudarte mucho. A quienes piensan eso sin haber pisado China habría que decirles que no es un camino de rosas entenderse con los hijos de Mao. Sin embargo, queda bien en el currículum. ¿Y hablar tailandés? Pues resulta extraño y a muchos les parece inútil.

A menos que vivas en Tailandia, claro. Si quieres hacer hogar en la tierra de Siam, mi recomendación es clara. Aprende a hablar tailandés si tienes la oportunidad. Y a leerlo. Es posible moverse por aquí sin decir una palabra, pero si no te falta tiempo merece la pena y por muchos motivos.

  • No te la darán con arroz. O se cortarán mucho cuando vean que les entiendes. Se acabó lo de pagar más por ir en taxi o comprar picante.
  • Sentado en una mesa con cinco locales no te quedarás con cara y sonrisa de tonto cuando se pongan a hablar de ti y no entiendas un carajo.
  • Entenderás su forma de pensar. Parte de la tailandesidad procede de su peculiar lenguaje. Un idioma directo y sin matices educa a la sociedad a no salirse del camino establecido.
  • Te aceptarán mucho mejor y tus relaciones personales o profesionales serán más gratificantes. La araña de turno sabrá que su “I miss you, hansome man” no le servirá de mucho.
  • Y porque es siempre interesante hablar otra lengua.

Hablar tailandés te abre un mundo nuevo de posibilidades, incluso en esos pequeños ghettos que tenemos los extranjeros. Practicar tu pericia con el idioma en Nana es toda una gozada y además espanta a muchas sacacuartos que se van alertando a sus amigas de que tú puud Thai dai.

Vamos, que no eres otra víctima más recién llegada desde Farangland. El bueno de Nick sabía mucho de eso de hablar tailandés en Nana.

 

Aprende tailandés y levanta alfombras

 

borracho tailandia

Algunos manuales, como Speak Thai, nos enseñan a “hacer como los tailandeses” además de explicarnos su lengua. Desde hace un tiempo, por cada copa yo también engullo una botella de agua. Pero sin tener que llegar al resultado de la tercera viñeta.

Cuando llegué a Bangkok me las prometía muy felices. Esperaba estar hablando tailandés en menos de un año sin haber ido a ninguna escuela, aprendiendo con algún manual autodidacta y conversando con los locales. Fue un completo fracaso. Asimilar este idioma no es como aprender uno europeo.

En mi primer año y medio no aprendí casi nada. Conocía palabras rarísimas y expresiones muy válidas, pero no sabía conectarlas. Ni siquiera entendía el funcionamiento del tailandés. No espabilé hasta que pasé medio año en España por asuntos familiares y estudié en Casa Asia de Barcelona.

Porque aprender tailandés es una tarea titánica. Prácticamente todo el vocabulario es diferente y no se asemeja en nada a lo que conozcas. Además, poseen un alfabeto propio y mucho más extenso que el nuestro. Esas son las dos barreras más grandes para estudiar siamés. Y luego están los tonos.

Obviamente, existe una diferencia abismal entre aprenderlo en Tailandia o no. Por eso de poder practicar. ¿Recompensas? Una muy importante es poder leer y entender lo que dicen los tailandeses y que no quieren que sepamos. Pongamos un ejemplo interesante.

Muchos hombres vienen aquí buscando a su media naranja. Y lo que se encuentran entre copas y neones es a muchachas que les dicen “I don’t like Thai man” y que “farang good man, take care”. Y que no falte el “miss you long time”. Cuando uno escucha eso es como para echarse a correr.

Super Pussy Bangkok

En estos ambientes lo de “I miss you” está a la orden del día. Foto: Alamy.

Escuchando ese arácnido inglés de bar girl -pronto hablaremos de dónde procede tan variopinto dialecto-, uno puede pensar que a la mujer tailandesa no le gustan los hombres de su país -craso error- y que los occidentales son sus príncipes azules de tarjeta dorada y deportivo rojo.

¿Qué piensan realmente las siamesas? Eso lo sabrán ellas y no se puede generalizar, que los tiempos cambian y mucho. Pero cuando hablan en su idioma entre ellas -y ellos- es muy común un dicho sobre lo que una típica muchacha de Bangkok desea: Saport, Jaidii, Kotomo (สปอร์ตใจดี กทม.).

Según ese dicho, eso es lo que pediría en un hombre una tailandesa. Saport (สปอร์ต) es su manera de adaptar la palabra inglesa support. Con ella, lo primero que afirma desear una siamesa de libro es que quiere ser mantenida y que le paguen los caprichos.

Jaidii (ใจดี) se traduce como “buen corazón”. Aunque dicha palabra en Tailandia, donde el dinero manda, ha pasado a significar “generoso” más que buena persona. Vamos, que tener buen corazón significa soltar la gallina y no hacerse el agarrado. Paga esa cena y calla.

Lo de Kotomo (กทม.) es la abreviación de Krung Thep Mahanakhon, el nombre real en tailandés de Bangkok. El amante favorito ha de ser de la urbe y no de un pueblo. Así se entiende que tanta gente esconda sus orígenes en la gran ciudad y digan que son de la capital aún con acento sureño o de Isaan.

¿Merece la pena hablar tailandés? Pues ahí arriba hay una prueba. Sobra decir que no todo el mundo se rige por afirmaciones como el Saport, Jaidii, Kotomo y que esto es casi algo del pasado, las jóvenes de hoy en día trabajan y tienen una independencia. Muchas aún quieren ser unas mantenidas, pero otras no. Aun así, prueba a decirle eso a tu próxima conquista amorosa, ya sea chico o chica, a ver cómo se lo toma.

 

Dificultades y facilidades de la lengua tailandesa

 

Número 9 en Tailandia

Otra ilustración del manual ‘Speak Thai’, que también habla de las situaciones cotidianas en Tailandia.

Que aprender tailandés no es fácil ya se sabe. Pero, ¿por dónde empezar? ¿Qué es lo más difícil? Voy a tratar de explicaros lo que a mí me supuso menos trabajo y donde necesité un esfuerzo extra.

He de reconocer que yo no soy un experto en la lengua de Siam. Mantengo bonitas charlas con los taxistas sobre el amor y sus necesidades como tailandeses, entre las que destaca tener muchas amantes y esas cosas. Puedo también leer lo que se comenta en Facebook y me quedo con expresiones de los culebrones que luego les suelto a otras personas por aquí.

Soy capaz de entablar una charla hasta cierto punto, pero de experto nada y me queda muchísimo en esta lengua. Aun así, he superado ese punto en que todo te suena a lavadora y, si volviese al momento en que empecé a estudiar, me gustaría saber por dónde tirar para no cometer los errores pasados.

 

Los tonos, quizás no tan difícil

Cuando se habla de la dificultad del tailandés, se comenta siempre que es un idioma tonal. Y eso entraña cierta complejidad, no lo dudo. Se suele comentar el ejemplo de maa, que según cómo lo pronuncies puede ser “venir” (มา), “caballo” (ม้า) o “perro” (หมา). Hay casos aún más divertidos.

El problema no es sólo que existan cinco tonos. Sino que algunas vocales son largas o cortas y que muchas letras tienen diferentes formas. Una tiene varias maneras de pronunciarse y diversas grafías, lo que le pone salsa al asunto. Vayamos a otro ejemplo.

En España, gusta mucho llamar a los tailandeses, a Tailandia o a la lengua siamesa thai. Por su forma inglesa y por eso de ahorrar saliva o teclas. Pues la forma en que nosotros pronunciamos thai se corresponde a la palabra tai (ไต), que significa riñón. A saber lo que dices por ahí.

Para referirnos a los diferentes sentidos que tiene thai para los hispanohablantes la palabra correcta es ไทย. La t es de diferente pronunciación. Pero hay más. Porque la misma palabra, si la pronunciamos como en castellano -lo que era riñón- y la alargamos un poco más, significará “morir” o “muerto” (ตาย).

Para rizar el rizo, si bajamos el tono y pronunciamos otro tipo de t, lo que diremos será “cagar” (ถ่าย). En realidad, significa “sacar algo”; si acompañamos el vocablo de la palabra “fotografía”, taay ruup (ถ่ายรูป), diremos sacar una foto. Pero ese taay a secas se usa para decir que uno se va a cagar. Eso sí, de forma muy formal, ya que la expresión habitual vendría a ser una especie de expresión similar a “eoh” (อึ).

Mi favorita contradicción es otra. Las palabras “banana” y “búfalo” son muy parecidas: kluuay (กล้วย) y kwaay (ควาย). Se une a la fiesta ese que tiene nombres mil, el miembro viril, al que de manera informal se denomina kway (ควย). Igual que en inglés con dick, lo de “polla” también sirve como insulto.

Más allá de lo gracioso del asunto, cualquiera podría desanimarse a estudiar tan cachonda lengua. Si te descuidas al llamar “tailandés” a un tipo local, puedes acabar por decirle “muerto” o “cagada”. O querer pedirle plátanos al frutero y decirle que quieres polla, todo un riesgo según tu pronunciación.

Sin embargo, no es tan fiero el elefante siamés como lo pintan. Mientras en mandarín o pronuncias a la perfección el tono o no te entienden, en Tailandia llevan mejor lo de comprender todo bajo el contexto. Nadie pensará que te refieres a un riñón si todo apunta a que hablas de Tailandia. Y sobre las confusiones entre bananas, búfalos y pollas, pues dependerá de tu interlocutor y de lo que quiera entender, claro.

 

Merece la pena escribir, lo cambia todo

Existe un debate entre quienes estudian tailandés: ¿Es necesario estudiar el alfabeto y aprender a leer y escribir? Muchos dicen que no, que puedes apañarte con las transcripciones -no en mi opinión- y que puedes hablar perfectamente sin saber una palabra escrita. Yo, en cambio, creo que es básico escribir.

Ejemplos de éxito en ambos casos hay muchos. Uno de mis mejores amigos, quien sale de fiesta sin gayumbos cuando se va a garitos donde las chicas son más simpáticas de lo habitual, habla mucho mejor que yo y de escribir nada. Será que le ayudan la soltura en la entrepierna y las prácticas entre piernas.

En mi caso, yo entendí realmente cómo funciona esta lengua cuando empecé a leer y escribir. Ya lo he avanzado arriba, consonantes como r, s, k o p tienen varias formas de pronunciación. Y eso lo entiendes mejor cuando comprendes la manera en que escriben.

También puedes entender su forma de hablar inglés al entender su escritura y sus acentos. Además de lo principal: Puedes leer los carteles que ves por la calle. Palabras como “salida”, “prohibido” o todas esas que ves a menudo las aprendes sobre la marcha.

De tanto ver la palabra escrita te quedas con ella... si lees tailandés.

De tanto ver la palabra escrita te quedas con ella… si lees tailandés.

¿Es difícil aprender a leer y escribir? Muchos dicen que cuesta horrores. Yo no estoy de acuerdo. Quien haya intentado meterle mano al japonés -al idioma, malpensados- sabrá que es un infierno. Pero el tailandés puede aprenderse rápidamente.

Porque esos símbolos extraños que vemos al descubrir Tailandia son un alfabeto, no caracteres como en mandarín o japonés. Y al ser alfabeto sólo hemos de conocer las 44 consonantes y 32 vocales que existen. Y ni siquiera todas son imprescindibles, hay muchas que no se utilizan casi.

Si te pones cada día con una letra y vas practicando, en poco tiempo te has hecho con ello. Luego vienen las infinitas excepciones, contradicciones y cambios de sentido. Ese es el segundo paso y puede ser un horror, pero también se supera.

Animo a todo el mundo a que se ponga con la escritura desde el primer momento en que quiera estudiar tailandés. Puede ocurriros como a mí, que escribo mejor que hablo. Pero será una gran base para aprender el idioma.

 

No hay que hacer caso de las transcripciones al inglés

El argumento de quienes no quieren aprender el alfabeto tailandés es siempre que puedes encontrar transcripciones. Sin embargo, no valen nada. Esos carteles que ves en las ciudades siamesas escritos en nuestro alfabeto te llevarán al error. No es sólo que no cuenten con los tonos, es que escriben otra cosa.

El primer problema es que se intenta adaptar al inglés. Pero si esa no es tu lengua principal, el conflicto está servido. Arriba he escrito que jaidii es es “buen corazón”. Pero aquí lo verás escrito como jaidee, porque está pensado para anglófonos. En realidad, ni siquiera esa j de jaidee no es como la nuestra, tan particular, sino más parecida a una ll.

Sin embargo, el gran problema de las transcripciones está en la panda de melones que antaño las redactaron. Los necios que se pusiesen a transcribir en su momento no sabían inglés y, en lugar de adaptar las palabras a cómo sonarían en inglés, hicieron el trabajo siguiendo todas las excepciones y normas tailandesas.

Eso hace que muchísimas palabras no tengan sentido, ya que no se puede esperar que alguien que necesita transcripciones pueda saber las complejas excepciones y reglas tailandesas. Si se desconoce el alfabeto, ¡cómo va a conocerse la gramática!

Da lugar ello a situaciones cómicas. Como la palabra porn, que se pone al final de muchos nombres, como Jittaporn, Nuttaporn, y al principio de otros, como Porntip, escrito algunas veces como Porntit, que nunca falte el humor.

Eso de porn no existe ni en lenguaje hablado ni escrito en tailandés. La letra ร, que es una r, se convierte en una n (น) a final de palabra. No se pusieron de acuerdo al hacer la transcripción entre si decir pon, la forma correcta, y por, que es la traducción palabra a palabra. Y pensaron los lumbreras que era mejor poner ambas letras para contentar a todo el mundo. Así se decidieron por transcribir porn y dar juego a la guasa.

porn tailandia

Los programas faciales que anuncia esta ‘Porn Clinic’ no tienen nada que ver con prácticas como el ‘Face Sitting’ o el ‘Glory Shot’ de los nipones.

Excepciones de estas en tailandés, en las que una letra cambia por otra a final de palabra, hay muchísimas. También de palabras sueltas que tienen significados según cómo y de combinaciones de letras que se convierten en otra. Son difíciles de aprender al principio y complican la tarea.

Si queréis comentar algunas de estas excepciones, en los comentarios abajo podemos hacer un poco de práctica. Las más difíciles son cuando hay letras muertas en nombres que proceden del pasado. Y sin embargo, para entenderlo mejor es necesario lo dicho previamente: Aprender a leer tailandés.

 

Gramática fácil y vocabulario difícil

La gran alegría es que la gramática es un paseo. No existen conjugaciones verbales, tampoco artículos ni pronombres. Ni siquiera plurales. Se ha limitado todo al extremo para que sea una lengua directa y sin artificios. Todo se limita a expresiones del tipo “yo comer arroz” y “ver coche rojo cuándo”. Luego se complica un poco con los clasificadores, pero esa es otra historia.

Tiene algunas particularidades el tailandés, pero en comparación con las lenguas europeas, la gramática siamesa es extremadamente fácil. Aprenderla hará que entiendas mejor su forma de pensar. El idioma tailandés no da pie a la belleza de la prosa o la rima, ya que sus formas no admiten variaciones y son muy mecánicas.

Es una lengua que condiciona a sus hablantes a ser muy directos en su forma de pensar, que no en expresar sentimientos. También ideal para evitar dobles interpretaciones o incluso para pensar de manera abstracta. Todo se plantea de una única manera.

El vocabulario es el hueso. Y, para mí, la asignatura que me queda pendiente. En un tiempo más o menos corto puedes aprender a comunicarte, a leer, a decir los tonos correctamente y a conocer su gramática. Pero dominar su amplio vocabulario, en cambio, cuesta mucho.

Una amplia mayoría de palabras son completamente diferentes a las de cualquier otra lengua que conozcas -a menos que hables alguna otra del Sureste Asiático o sánscrito-, y eso es un hueso. Por eso, aprender tailandés puede costarte mucho más.

Por suerte, muchas palabras son formación de otras, como “lágrimas”, que se forma juntando las palabras naam (agua) y taa (ojo), naamtaa (น้ำตา). Agua de ojos. Aun así, la tarea es hercúlea. Mucho ánimo aprendiendo el vocabulario tailandés.

 

Manuales y escuelas para estudiar tailandés

 

Speak Thai

Los libros Speak Thai son, además de cachondos, de lo mejor que encontré para empezar a estudiar tailandés.

Si has leído hasta aquí es que realmente te interesa aprender tailandés. Mi recomendación es ir a una escuela, es la mejor forma de avanzar. Ya sea presencial o por Internet.

Y pensar que no suele funcionar mucho lo de aprender con amigos, novias o novios. Como dicen los buenos profesores de tailandés, los nativos de Siam no suelen saber explicar cómo funciona su idioma. Lo han aprendido a base de memorizar y sin un método claro, por lo que son incapaces de explicarlo a los de fuera. Mejor dedicarse a otros asuntos con la pareja.

Como profesor de tailandés, curiosamente recomiendo a uno que está en Barcelona, Sakkii Soongp. Estudié con él en Casa Asia de Barcelona durante cuatro meses y fue el momento en que empecé a entender la lengua de Siam. A partir de entonces, aprender por mi cuenta fue posible. Si estás en Barcelona, te recomiendo que contactes con él.

Si quieres empezar con un libro, uno que a mí me fue bien fueron los dos volúmenes de Speak Thai. Los puedes encontrar en Bangkok por unos mil bahts cada uno y son de lo mejorcito para hacerse con unos primeros acordes de la lengua. Las viñetas que acompañan a este artículo salen de allí.

Además, Speak Thai está creado por un extranjero con fuertes lazos con Isaan -tiene también un método para aprender la lengua del Noreste- y enseña en sus libros a comportarse con los lugareños de la región pobre de Tailandia. Por ejemplo, explica cómo beber licor de arroz en un pueblo perdido.

No se centra en la escritura Speak Thai, pero lo compensa con dos deuvedés con vídeos explicativos, amenizados con música de Isaan. Muy recomendable.

¿Y qué tenemos para aprender a escribir? Un par de métodos creados por españoles.

diccionario tailandes español

El autor de este diccionario, Juan José Sánchez Pérez, está pensado para hispanohablantes y hace uso de un método bastante efectivo.

diccionario tailandes español

Son varios los libros de Sánchez Pérez, incluso tiene diccionarios para tailandeses que deseen hablar español.

Sobre estas líneas tenéis el método para escribir tailandés y también diccionario creado por Juan José Sánchez Pérez. Se trata de una colección de nueve libros entre los que se incluyen diccionarios, libros de frases y también métodos para tailandeses.

En estos tiempos digitales, muchos piensan que con Google Translate se soluciona lo de los diccionarios. Otro error, en mi opinión. La gracia de los libros de Sánchez Pérez es que están pensados para hispanohablantes y adaptados para nuestra forma de leer. Eso los hace más precisos.

También evita el conflicto de las transcripciones mencionado arriba, y desarrolla un método para poder entender el tailandés y leerlo con facilidad. Muy recomendables, os dejo un enlace para poder comprar los libros si os interesa.

Escribir tailandés

Este libro puede servirte para aprender a escribir tailandés.

Otro buen manual es el desarrollado por José Luis López-Quiñones y Piyawan Wongweeraprasert. Si el método de Sánchez Pérez se centra en la traducción, las frases hechas y la lectura, este Manual para leer y escribir tailandés es una manera sencilla de empezar a leer y escribir la lengua de Siam.

Se explican, paso a paso, las diferentes consonantes y vocales, se habla de excepciones y se da respuesta a algunos interrogantes del por qué de las particularidades del tailandés, normalmente procedentes de su herencia del sánscrito.

El libro anima a escribir y a seguir adelante. Me hubiese gustado más que dedicase más espacio a las palabras muertas, pero eso lo hubiese hecho muy extenso. De todas formas, es completo y sencillo de entender. Se puede comprar en digital a un precio muy bueno.

No me pidáis que os envíe estos libros en sus versiones digitales. Primero, porque sólo los tengo en papel. Y segundo, hay que apoyar a autores como estos dos españoles, que realizan un trabajo que puede ayudar a muchos. No recibo comisiones si alguien compra alguno de estos libros, simplemente fueron amables conmigo al ofrecerme sus obras y creo que son buenos métodos de aprendizaje.

Aun así, lo dicho. Si queréis aprender tailandés, buscad a un buen profesor si es posible y dedicadle tiempo. Es difícil, pero merece la pena.

Y si prefieres no estudiar tailandés, tampoco pasará nada. No es mejor quien habla la lengua de este país que aquel que se las apaña en inglés, lo del idioma se trata de una decisión personal y de las metas que se ponga cada uno. Eso sí, al menos trata de hablar algo de inglés si quieres pasar una temporada larga por este país. Depender exclusivamente del castellano en el Sureste es realmente duro.

¿Te ha gustado?

También te puede interesar...

16 comentarios

  1. Javato dice:

    Espectacular articulo, como de costumbre. Son ya 3 años aprendiendo el idioma a base de hablar con la gente y la verdad que aunque ni ellos mismos sepan explicar como funciona su lengua, si es cierto de que se puede hablar un thai de supervivencia nivel avanzado plus, a base de memorizar palabras y expresiones. Si tu colega chino francés se las apañaba en china con 3, aquí sabiendo 20 verbos, 10 expresiones comunes y 30 palabras de las mas comunes, a parte de los números y preguntas típicas, es fácil parecerThai parlante combinándolas de mil maneras. Si es verdad que eso tiene un gran peligro… A veces te sientes orgulloso de ti mismo cuando te dicen…Ohhh Puud thai dai keng mak!, mas aún cuando te preguntan el tiempo q llevas aquí y que conocen farangs que llevan mas del doble y no hablan nada… Pero un minuto después te sientes hundido cuando te sueltan una parrafada en thai que te deja con cara de tonto y te pone en tu lugar. Sin mencionar los viajes a las playas del sur, a las que llegas presumiendo de tu thai ante la turista rubia que tienes al lado.. Y el tipo oriundo de Satun, no entiende una mierda de lo q dices por el acento, dejándote con menos posibilidades con la rubiade las que tenias al empezar. XD. En cualquier caso, este articulo me ha animado a estudiarlo de forma mas dedicada y sobre todo a leer y escribir, algo que no iba a intentar por el miedo que da de primeras. Una vez desconocimiento. Gracias bizarros! โชคดี

    • Javato dice:

      Espectacular articulo, como de costumbre. Son ya 3 años aprendiendo el idioma a base de hablar con la gente y la verdad que aunque ni ellos mismos sepan explicar como funciona su lengua, si es cierto de que se puede hablar un thai de supervivencia nivel avanzado plus, a base de memorizar palabras y expresiones. Si tu colega chino francés se las apañaba en china con 3, aquí sabiendo 20 verbos, 10 expresiones comunes y 30 palabras de las mas comunes, a parte de los números y preguntas típicas, es fácil parecerThai parlante combinándolas de mil maneras. Si es verdad que eso tiene un gran peligro… A veces te sientes orgulloso de ti mismo cuando te dicen…Ohhh Puud thai dai keng mak!, mas aún cuando te preguntan el tiempo q llevas aquí y que conocen farangs que llevan mas del doble y no hablan nada… Pero un minuto después te sientes hundido cuando te sueltan una parrafada en thai que te deja con cara de tonto y te pone en tu lugar. Sin mencionar los viajes a las playas del sur, a las que llegas presumiendo de tu thai ante la turista rubia que tienes al lado.. Y el tipo oriundo de Satun, no entiende una mierda de lo q dices por el acento, dejándote con menos posibilidades con la rubia, de las que tenias al empezar. XD. En cualquier caso, este articulo me ha animado a estudiarlo de forma mas dedicada y sobre todo a leer y escribir, algo que no iba a intentar por el miedo que da de primeras. Una vez más, desconocimiento. Gracias bizarros! โชคดี

  2. Javato Sd dice:

    Analizar como la mayoría de los Thais de las zonas turísticas aprenden y chapurrean el inglés, ayuda mucho a entender su lengua y en consecuencia su forma de pensar. Siendo hispano hablante de cuna, y habiendo aprendido inglés, me resulta muy fácil entender como es el thai, basándome en las traducciones literales. Es como yo he entendido esa forma tan directa y que marca el camino a seguir tan propia de su lenguaje, que no existe en el español o inglés, y no es fácil de ver si no te interesa realmente el idioma. Hay veces q se lo intento explicar a gente q viene de vacaciones y se siente ofendido por las ordenes o supuestas malas formas de algún thai hablándoles ingles… Cuando no es más que su forma de hablar, traducido literalmente al ingles. A veces suena raro y hasta duro.

  3. Aaron dice:

    Que interesante articulo, creo que la idea de los libros es buena para tener la nocion de como es el tailandes, definitivamente esos libros deben ser de gran ayuda. Al final siempre es mejor ir a una escuela a aprenderlo.La verdad es que he escuchado el tailandes en google translated suena divertido y si he notado que es una lengua con diferentes tonos, realmente he practicado mi pronunciación con le megáfono que esta allí en google translated y he notado que podría aprender esta lengua, creo que tengo talento para hablar tailandes y la idea de ir a Tailandia y cambiar mi estilo de vida me encanta, algo nuevo realmente debe sonar. Asi que Thai significa riñon….. jejeje Coño ahora que bueno saber no vaya ser que piensen quien sabe que. Eso de que en Tailandia se la llevan mas con el ingles que los chinos me parece mas real. Creo que los hijos de mao, son un poco mas cerrados con otras realidades y otras lenguas. Tailandia parece mas abierto a otras realidades. Eso de clínica porn suena jocoso…….. pero realmente se ve una diferencia en que la r es como n. Esos nombres tailandeses que finalizan en porn, al menos debes ser de mujeres…….. jajajajaj ese amigo que entrepiernas de seguro habla mas rápido el tailandes. Definitivamente, si no es divertido no se puede aprender.

  4. elesekai dice:

    Cojonuda tu entrada, Luis. Añado el clásico de Benjawan Poomsan Becker, Thai for Beginners (y para los que ya sepan, Thai for intermediates). Está en inglés pero ayuda. Igualmente ayuda olvidarse de la grafía inglesa (me armo unos cacaos de cagarse con eso).

    Y ya que conozco a José Luis y a Piyawan en persona, rompo una lanza a favor suyo. Es gracias a ellos por lo que estoy en Tailandia y por lo que aprendí algo de tailandés, que ahora me sirve en el trabajo y para entender muchas cosas, al margen de a la gente por la calle.

    Y gracias a ti no me he vuelto majareta. Tienes una cerveza pagada en Roi Et (preferiblemente Asahi o Beerlao, que la Chang, Singha y Leo dan pena)

    Un abrazo!

  5. Tenesoya dice:

    Muy interesante y bien explicado este artículo!! Dan ganas de aprender el idioma

  6. Narci dice:

    Qué espectáculo! Cuando la experiencia y la opinión se contrastan tan bien con razonamiento y pruebas, queda un artículo muy eficiente y útil. Felicidades, pronto los buscadores indexarán más tráfico hacia el blog y además te has ahorrado que te de el coñazo preguntándote como aprender esta servicial lengua.

  7. javier Perez dice:

    Este artículo me ha recordado un post que colgó Paolo Z en Rumbotailandia, que tenía el link a un video de Youtube. En dicho vídeo se explicaban algunas particularidades de la cultura tailandesa -tipos y ocasiones para el saludo, o “wai”, maneras de comportarse, etc.- y en otros vídeos de la joven, se hacían comentarios a la lengua de Prayut.
    Recuerdo que mi comentario fue baneado por la descarnada descripción de lo que me tuve que ir a hacer al baño tras el vídeo. Si lo encontráis y loveis, lo entenderéis.
    Realmente me parecen unos vídeos interesantes por lo que aportan, y porque la presentadora, en sí misma, es un innegable gancho para seguir las lecciones.
    Religiosamente.
    Sabaidiii!!!

  8. javier Perez dice:

    Este artículo me ha recordado un post que colgó Paolo Z en Rumbotailandia, que tenía el link a un video de Youtube. En dicho vídeo se explicaban algunas particularidades de la cultura tailandesa -tipos y ocasiones para el saludo, o “wai”, maneras de comportarse, etc.- y en otros vídeos de la joven, se hacían comentarios a la lengua de Prayut.
    Recuerdo que mi comentario fue baneado por la descarnada descripción de lo que me tuve que ir a hacer al baño tras el vídeo. Si lo encontráis y loveis, lo entenderéis.
    Realmente me parecen unos vídeos interesantes por lo que aportan, y porque la presentadora, en sí misma, es un innegable gancho para seguir las lecciones.
    Religiosamente.
    Sabaidiii kap!!!

  9. Cristian dice:

    los libros en ingles se pueden descargar en gen.lib.rus.ec

  10. Rita dice:

    creo que me estoy enamorando de ti… jajajaja muy muy bueno y ole tu, enserio

  11. raymond dice:

    Grosso Luis.. me sacaste una de las dudas que mas tenia. lo de PORN, al principio pensaba que era un sufijo de las aracnidas thai,,pero despues veia que lo usaban muchas girls que no estaban en ese rubro ni de casualidad.. y hasta me parecio comica la anecdota de porque lo usan.
    Aunque este articulo lo escribiste hace tiempo ,como todas tus notas siempre son utiles y frescas
    Saludos desde Argentina

  12. Ivan dice:

    Genial articulo, estoy muy interesado en aprender, y tu articulo me ayudo mucho, resuelve varias dudas que tenia respecto al idioma, lo unico que lamento es que escribo horrible y voy notando que pasare muchas horas haciendo caligrafia XD, pero de verdad muchas gracias por tu articulo

    Un gran saludo desde chile

  13. Belén dice:

    ¡Que gran artículo! Me gustaría mucho aprender el idioma, soy de Argentina y estoy buscando algun instituto a distancia ya que en la ciudad donde vivo no hay ninguno. De paso si alguien está leyendo esto y sabe de algún curso online me ayudaría mucho el dato (belen.bes@hotmail.com)

    Una maravilla haber encontrado este blog! Voy a seguir leyendolo, no tiene desperdicio. Saludos y bendiciones!

  1. 13 noviembre, 2015

    […] pasada semana hablábamos de cómo empezar a estudiar tailandés y por qué puede ser interesante par quienes vivimos aquí. Para mostrar algo del otro […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *