Restaurantes en Bangkok, ¿dónde degustar sin demasiado gastar?

Restaurantes en Bangkok comida tailandesa

Cuando se habla de lo de darle alegría al paladar en Tailandia, lo común es escuchar que en casi todos los restaurantes en Bangkok se cocina condimentando con chiles rojos a bocajarro. Lo que luego, se comenta, hace que en los lavabos se tenga que lidiar con las rencillas de las guindillas. Algo que es todo un habitual por aquí que también le pone su punto caliente al país. Pero dicha idea es quedarse solo con la anécdota.

Porque a los tailandeses les encanta comer. Sin reglas, anárquicamente, algo que lo condiciona todo. Y no es por asuntos culturales como que sean capaces de engullir una tarta de arándanos y té verde mientras sorben agua con pajita; todo ello mientras esperan que les sirvan la pizza que han pedido, a la que sin duda embadurnarán en tabasco. No, lo de su relación con la comida no se queda en sendas excentricidades. Y si adoran todo lo que sea comer es porque pueden presumir de una gastronomía hermosa además de deliciosa. Si bien es habitualmente picante, por supuesto.

En Siam adoran todo lo que sea comer. Pero no solo en los restaurantes en Bangkok de gastronomía siameses o en los sitios de comida rápida, sino también los chiringuitos al aire libre. Y en los carritos de pollo frito. Hasta se disfruta cuando, cómo no, se acerca algún vendedor ambulante ofreciendo cacahuetes hervidos mientras bebes cerveza en algún sitio al aire libre. Porque si hay algo que apasione a los siameses -y a mí también- es lo de sentarse a la mesa. O a la mesita del garito callejero. Será que el picante es adictivo.

Y no hace falta llevar mucho tiempo por estos lares para darse cuenta de cómo condiciona la cocina a los tailandeses. Si bien para poner el ejemplo yo me quedo con las palabras de mi amigo el Serpiente, un siamés de quien ya hablé en este texto. Él me lo dejó claro un día. “Luis, si quieres camelarte a alguien en Tailandia, lo importante es hacerlo con la comida; en la discoteca es tontería pagar copas buscando rollo, funciona mucho mejor comprar unas bolas fritas de pescado en la calle para ofrecérselas a quien te guste”.

Comida callejera Bangkok en Nana Plaza

Puestos de comida al aire libre frente a Nana Plaza.

Así durante un tiempo fue habitual ver al bueno del Serpiente comprando alitas de pollo frente a las discotecas. Y por eso también a la salida de los tugurios de Nana o de los clubes de RCA lo que más abunda son puestos de comida.

Porque en Tailandia lo de salir de fiesta y acabar en cama ajena puede ser más o menos asequible, pero lo que resulta impracticable es que tu recién conocida compañía acceda a compartir camastro no sin antes comer del mismo plato. Por eso es muy posible que te veas de madrugada con alguien que empuje empanadillas chinas en tu boca, las que por supuesto saldrán del bol de sopa picante. Y es que ese suele ser el irremediable paso previo a lo de desatar la pasión. Y encima tratando de darle un toque romántico a la estampa, poniéndole cariño a lo de hacerte engullir las empanadillas. Eso sí que es ponerle picante al asunto y no lo de los dos rombos.

¿Y qué quieren que les diga? A mí me apasiona que así sea. Porque lo de comer en Tailandia es algo que me enamora, y es uno de los motivos por los que Bangkok es un gran lugar para vivir. Hasta el momento de tomar copas se puede compaginar con lo de comer de restaurante en Bangkok. Es más, los siameses -y sobre todo los de Isaan- disfrutan de la cena en muchas ocasiones bebiendo whisky con soda en lugar entregarse al vino o la cerveza.

Incluso hay sitios que mezclan espectáculos en directo y estilo discotequero con mesas y comida de restaurante, donde uno puede paladear delicias con guindillas mientras intenta ligar y se da al licor. Un buen ejemplo son las discotecas del extrarradio, donde es posible disfrutar del picante con cante al entregarse a la comida tailandesa mientras una banda local entona canciones de la tierra. Una experiencia que merece la pena y que ya detallamos en este artículo.

Good View Chiang Mai Club

Aunque no lo parezca, es un restaurante-discoteca. Se come y se baila muy bien allí. Es Good View y está en Chiang Mai.

Pero mejor vayamos al meollo del asunto. En estas líneas, aunque pareciese que la intención fuera divagar sobre cómo se come en Tailandia, la idea es recomendar unos cuantos restaurantes en Bangkok que son maravillosos, al menos para el que escribe. Algo que aquí es habitual, ya que en Bangkok: Bizarro se han recomendado lugares donde llenar la panza de la mejor de las maneras en numerosas ocasiones:

Sin embargo, en este artículo me ceñiré a restaurantes de gastronomía tailandesa en Bangkok y que no sean de comida callejera. Desde aquellos que sirven para deleitarse con la cocina local hasta esos que gustan en celebraciones señaladas. Además de los que servirían de preámbulo a noches memorables pero irrecordables, por eso de la barra libre de cerveza. Y todo ello sin tener que rascarse demasiado el bolsillo.

Dejo de lado los típicos restaurantes tailandeses en Bangkok más turísticos y de guía, donde casi todo el público es extranjero. Como por ejemplo Cabbage & Condoms -cuyo atractivo es que cuenta con estatuas y arte realizado con preservativos- o el popular pero formal Silom Village. Son caros y su comida está sobrevalorada. Pero los dejo aquí porque son ideales para aquellos que quieren ser conservadores y no gustan de arriesgar. Yo suelo ir allí cuando viene algún amigo con la pantomima habitual de que la cocina tailandesa no es lo suyo. Dichos restaurantes están adaptados al gusto occidental, así que el personal con miramientos siempre sale contento. Y son lugares más que correctos.

Cabbage & Condoms Bangkok

Las estatuas decoradas con condones te saludan al llegar a Cabbage & Condoms. Foto: TheCultureTrip.

Además de ello, y antes de analizar qué restaurantes son mis favoritos en Bangkok, hay que recordar que la capital siamesa es una de las mejores ciudades de Asia -y quizás del mundo- para comer delicias de cualquier parte del planeta, hasta de Occidente. Y qué menos que ofrecer unas recomendaciones de restaurantes en Bangkok que sirvan comida internacional antes de meternos de lleno en lo siamés:

  • Mi restaurante italiano favorito es Bella Napoli, en Sukhumvit soi 31. Sus pizzas son espectaculares.
  • Si te gusta la comida china y no puedes vivir sin dimsum, Yong He Doung Jiang en Sathorn es tu lugar.
  • No soy muy fan de comer hamburguesas, pero las de Daniel Thaiger en el soi 11 de Sukhumvit son una gozada.
  • Si lo que quieres es postureo y una gastronomía que fusione lo peruano con lo japonés, Above Eleven es un rooftop bar que -si bien no es barato- tiene una cocina muy destacable.
  • Cuando voy a Khaosan aprovecho para visitar Bombay Blues, un restaurante indio fascinante y un motivo por el que suelo dejarme caer a menudo por el barrio mochilero.
  • Mi gastronomía favorita es la nipona, pero la paella sigue siendo mi plato favorito. Y el restaurante español Arroz, cerca de la estación de BTS de Thong Lor, ofrecen unas paellas dignas de muchos sitios de calidad en el Mediterráneo. Una joya incluso en grandes eventos; un amigo celebró su boda allí y fue todo un éxito.

Antes de reseñar aquí mis restaurantes en Bangkok de comida tailandesa que más me hacen tilín, aclarar nuevamente que no tengo trato con ninguno de ellos, y que nunca he pedido dinero a nadie por salir aquí. Esa no es la idea de Bangkok: Bizarro y aquí no nos vendemos ni por un plato del mejor atún nipón. Si voy a estos restaurantes es porque me fascinan, pero siempre pago religiosamente mis cuentas. También en Arroz, aunque me lleve fantásticamente bien con Miguel, su propietario. Cada uno tiene sus manías.

 

The View, el que lo tiene todo pero está un poco lejos

 

Restaurantes en Bangkok The View

The View es un restaurante que conozco desde hace muchos años y que sigue siendo uno de mis favoritos en Bangkok. Tiene algunos locales más en Tailandia -particularmente me encanta The Good View en Chiang Mai– y no defrauda en la capital porque tiene (casi) todo lo que se le puede pedir a cualquier restaurante en Bangkok.

Es bonito, muy bonito, junto al río y con mesas al aire libre frente a las aguas. El ambiente en la zona al aire libre es tranquilo y sirve tanto para una celebración tranquila en pareja como si se va con amigos. Pero además tiene un espacio interior en forma de discoteca, con música en directo todos los días del año. Un buen plan es cenar tranquilamente frente al río y luego tomarse algo o bailar en la zona al aire acondicionado.

Restaurante en Bangkok al aire libre

The View es excelente también al atardecer. Da el pego para una velada tranquila.

The View Bangkok

The View a la noche, zona exterior. Foto: Siam2Nite.

La comida en The View es tailandesa con alguna introducción japonesa, pero lo ideal es decantarse por la cocina local. Los platos están muy bien elaborados y son realmente buenos. ¿Puede ser mejor? Claro. El precio es bastante económico, con platos para compartir que van desde los tres euros hasta los ocho euros si pides un pescado a la brasa.

Otros platos interesantes son los clásicos tailandeses como el pollo con anarcardos -ideal para quienes no gustan del picante-, la sopa tom yam o uno de mis favoritos: plamuk khai khem, que vendría a ser calamar cocinado con una pasta realizada con huevo salado.

Las cervezas son bastante económicas y tienen la nipona Asahi, pero lo mejor es que puedes llevar el vino que tú quieras comprado en cualquier otro sitio y te lo sirven por poco más de cinco euros.

The View Restaurant Bangkok

Pescado en sopa de lima, un clásico siamés que nunca falla.

Restaurantes en Bangkok

Gastronomía tailandesa para compartir a muy buen precio.

El único problema de The View es que está lejos. Eso para muchos es un punto negativo -sobre todo para los comodones y quienes se conforman con cualquier cosa-, pero merece la pena hacer la media hora por carretera desde el centro para visitar el restaurante. Y desde la zona de Silom está solo a unos diez minutos en coche. Eso sí, no hay opción para llegar en transporte público.

Para ir a The View, que está en la avenida Rama III justo antes de cruzar el río Chao Phraya, lo mejor es seguir esta dirección en Google Maps. Yo incluso celebré allí una nochevieja y fue una gran opción. Está abierto a partir de la tarde y cierra bastante tarde. Desde el pasado año, también cuenta con salas de karaoke privadas para celebrar festejos cantando al más puro estilo asiático.

 

 

Eat Sight Story, restaurante tailandés de impresionantes vistas

 

Restaurantes con vistas en Bangkok

Abierto desde la mañana hasta bien entrada la noche, siempre con espectaculares vistas.

Con un pequeño homenaje en su nombre al musical West Side Story, este restaurante en la ciudad antigua y justo al lado de la cara más turística de Bangkok destaca por sus vistas. Pero su cocina también es elogiable, además de un buen ambiente y un servicio atento. Si antes decía que suelo ir a Khaosan para comer en Bombay Blues, sin duda suelo acercarme a la zona de los templos más visitados de la capital para pasar una velada en Eat Sight Story.

Pegado al río y mirando a Wat Arun, Eat Sight Story puede presumir de una de las vistas más icónicas de todo el país. Además, la terraza del restaurante es cuando menos acogedora y el personal sabe recomendar platos. Hay también un par de salones interiores con aire acondicionado, pero lo mejor es poder comer y beber al aire libre.

Es un lugar mucho más arreglado y exclusivo que The View, si bien resulta asequible en precios. Algunas de sus especialidades son la ensalada de ternera picante y las pizzas a la tailandesa, creadas con albahaca o laab. También es delicioso el plato de puu nim, un cangrejo de cáscara suave que se come frito y entero.

Eat Sight Story Bangkok

Eat Sight Story es tremendamente bello al anochecer.

Comida tailandesa

Una de las ensaladas en Eat Sight Story.

pizza tailandesa

La pizza de cerdo y ‘kraprao’, la popular albahaca tailandesa, evoca al plato de arroz más consumido en Bangkok.

El vino es bastante caro en Eat Sight Story y cobran una buena suma si quieres llevar una botella de casa para consumirla en el restaurante. Yo a veces pido cava, ya que tienen unas botellas a un precio prohibitivo, o simplemente cerveza local.

Eat Sight Story es además uno de esos restaurantes en Bangkok que pueden contentar a quienes quieran probar la comida tailandesa o a aquellos que no puedan pasar sin platos occidentales, ya que tiene alguna especialidad occidental.

Sin duda, es una recomendación que yo siempre doy a aquellos que están de visita y van a ver el Wat Pho y su popular Buda tumbado. El restaurante está al lado del popular templo, y es una gozada invertir algo más de dinero en este restaurante en lugar de conformarse con las turistadas que hay en la misma zona. Si bien está a escasos metros del enclave turístico, está un poco escondido, lo mejor es seguir este mapa para llegar sin problemas.

 

Beef Lovers, uno de los restaurantes en Bangkok que más he visitado

 

Khun Thong AKA Beef Lovers

Durante mucho tiempo viví en Ratchada, el que aún a día de hoy es mi barrio fetiche en Bangkok -pronto tendré que hacer una serie de reportajes de barrios en los que vivir en la capital siamesa- y solía ir a este restaurante todas las semanas. Para mí, lo tiene todo, aunque es mucho más local y menos para todos los gustos que los dos comentados anteriormente.

Yo aún lo llamo Beef Lovers -el nombre lo dice todo-, que es como se conocía comúnmente al lugar años atrás, si bien hace ya mucho tiempo que aquel letrero desapareció. Ahora se llama simplemente Khun Thong, en honor al tipo de ternera Ko Khun, quizás la denominación de origen más respetada en Tailandia. El nombre de la fachada está en tailandés, mejor quedarse con la foto un par de párrafos más arriba.

Ha de decirse que la ternera es una carne poco habitual en este país, así que encontrarla de buena calidad es ardua tarea. Khun Thong no es un lugar donde comerse un filete, pero sí donde probar muy buena carne a un precio verdaderamente económico.

Sin embargo, todo ello en un ambiente de cocina de Isaan, ya que el restaurante no deja de ser un complejo de dos pisos al aire libre donde también comer ensaladas de papaya, sopas picantes y otras delicias del noreste. Y además de todo ello, carne de bastante calidad. Ha de serlo, porque me gusta hasta a mí, que no como ternera casi nunca y que soy de los que no come demasiada carne. En cambio, no soy de visitar braserías.

ternera en restaurantes Bangkok

El plato estrella de Beef Lovers es la ternera. Este plato de ‘rib eye’ es uno de los que merece la pena pedir.

Ensalada de papaya en restaurante de Bangkok

También platos de Isaan como la ensalada de papaya son habituales en el lugar.

Beef Lovers ha vivido varios cambios en los últimos años, entre los que está el nombrarse como Khun Thong definitivamente, pero sigue teniendo la misma calidad a unos precios muy baratos. Es ideal para ir con amigos y los tailandeses suelen comer allí bebiendo cerveza en torres de tres litros o dándose al whisky mientras degustan los platos del lugar.

Entre esos cambios que el actual Khun Thong ha visto recientemente está el de haber reformado su espacio -es ahora más bonito el local- y también el de ofrecer marisco además de carne. Así se ofrecen más alternativas.

langosta de río Bangkok

Langostas de río en Khun Thong, bastante económicas.

Khun Thong es un restaurante además conocido por ser un paso previo a lo de irse de copas en la zona de Ratchada. El local está justo a la entrada del complejo de entretenimiento Ratchada soi 4, por lo que muchos de los que visitan la discoteca Snop -totalmente recomendable- cenan primero en Khun Thong.

Abre solo de noche y para llegar lo más fácil es dirigirse en metro a la parada de Phra Ram 9 y caminar hasta el soi 4 de Ratchada.

 

Sit and Wonder, el de diario que es bueno, bonito y barato

 

Sit and Wonder

Sit and Wonder es el restaurante ideal para el día en que busques un lugar con la triple BBB, eso del “bueno, bonito y barato”. En estas páginas nos entendemos mejor con aquellos que prefieren la triple CCC, esa de las bondades del país resumidas en “clima, comida y churro”. Pero no nos vayamos nuevamente por las ramas.

¿Qué ofrece de bueno Sit and Wonder? Básicamente, que es un restaurante pequeño pero muy acogedor y totalmente moderno en la zona de Thong Lor a precios de risa. Los platos suelen costar un euro y medio o dos y están elaborados con mimo. Es un sitio perfecto para comer barato cualquier día y a la vez en un ambiente agradable.

kraprao comida tailandesa

El arroz con albahaca, el mítico ‘kraprao’ que es el plato más popular de Bangkok, está muy cuidado en Sit and Wonder y vale menos de dos euros.

Comida tailandesa en Bangkok

A mí me gusta mucho, pero este curri no es el más popular entre los de ojos redondos.

El problema – a mi gusto- de Sit and Wonder es que es demasiado perfecto. Es el típico restaurante exitoso en TripAdvisor, con sus reseñas perfectas elaboradas por muchos viajeros de paso y extranjeros que no se meten a fondo en la cultura local. Eso tiene su parte positiva y negativa. Lo bueno, claro está, es que se trata de un sitio donde se sirve una comida excelente y en el que el trato es perfecto, además de contar con un buen ambiente.

Lo malo, por supuesto, es que es un lugar occidentalizado. Pese a que es visitado por tailandeses que trabajan en la zona, es donde suele ir el público extranjero que no se la quiere jugar demasiado con la comida tailandesa. Por eso, quizás se note en su cocina las ganas por contentar a los de fuera. ¿Es eso malo? Depende. Si acabas de llegar, quizás es mejor visitar este lugar que no otros restaurantes en Bangkok si no te sientes muy aventurero.

Sin embargo, Sit and Wonder merece mucho la pena si estás en Thong Lor o si quieres adentrarte en la cocina tailandesa sin sobresaltos. Yo suelo ir a menudo porque, como hemos dicho, es bueno, bonito y barato. Y si lo destaco aquí es porque merece la pena. Está muy cerca de la estación de BTS de Thong Lor, al final del soi 57 de Sukhumvit.

 

Un estómago maltratado pero feliz en el popular Best Beef

 

Best Beef Bangkok

Olviden todo lo comentado más arriba acerca de lugares con hermosas vistas o de una cocina espectacular. Best Beef no tiene nada de eso. Ni siquiera hace honor a su nombre con lo de “la mejor ternera” si nos referimos a la calidad de la misma. Pero da completamente igual. Porque Best Beef es una orgía de sabores y es un sitio donde ir a darse a la comida y a la bebida hasta reventar. Algo que, muy de vez en cuando, también se agradece mucho.

Podríamos decir que se trata de uno de los restaurantes para tailandeses más populares de Sukhumvit y sin duda el más exitoso de la zona de On Nut en cuestión de comensales. ¿Qué ofrece? La popular barbacoa siamesa, que consiste en poner un caldero -o dos- con fuego bajo una plancha en la que cocinar a la brasa tú mismo los platos que vayas pidiendo. Mezclando todo allí, desde gambas y calamar hasta ternera, pollo o almejas.

barbacoa siamesa en Bangkok

En esta foto todo se ve muy limpio. Pero sin duda la mesa acaba grasienta y el lugar está siempre lleno de humo.

Si eres de esos que nunca irían a un lugar que pueda impregnar tu ropa con olor a humo o a comida, jamás vayas a Best Beef. Pero si en cambio eres de los que disfruta entre amigos de un sinfín de comida y bebida, riendo y pasando un buen rato, pocos lugares podrán llenarte el espíritu y el estómago como lo logra Best Beef.

El funcionamiento es simple. Te ponen una o dos macetas con fuego y sus correspondientes planchas para que vayas cocinando todo lo que pidas. En la carta hay ternera, cerdo, pollo, marisco y también platos preparados como son espaguetis o arroces fritos. Y puedes pedir tanta comida como quieras, que el precio será el mismo, unos 249 bahts, seis euros al cambio.

¿Cómo redondear el asunto? Pidiendo que la barra libre sea de comida y cerveza. Por 399 bahts por persona -poco más de diez euros- puedes beber tanta cerveza como seas capaz de engullir y comer tanto cuanto desees. Y es por ese precio que un local gigantesco como Best Beef está siempre lleno y por el que es necesario hacer cola muchos días para entrar. Es sucio, la comida no es muy destacable. Pero es tremendamente divertido y las guindillas hacen que todo sepa bien. Eso sí, entre el exceso de picante y la gran cantidad de comida y bebida, el estómago se resentirá al día siguiente.

Best Beef está a unos diez minutos caminando desde la estación de BTS de On Nut, en Sukhumvit.

 

Lao Garden, espléndido restaurante al aire libre

 

Lao Garden

Muchos dicen que el barrio de On Nut se está convirtiendo en el lugar más animado de Bangkok. Yo opino que está muy lejos de ello -si bien hace cinco años que soy residente en la zona-, pero sí que ha cambiado mucho el lugar. Han abierto muchos restaurantes, Cheap Charlie’s se mudó también por estos lares y no hay duda que mucha gente se ha mudado a la zona.

Ahora, en On Nut tenemos algunos de los más destacados restaurantes en Bangkok. Según muchos, uno de ellos es Lao Garden, al que voy desde que abrieron hace algo más de un año. Se trata de un espacio al aire libre donde cenar y beber a un precio bastante comedido y con una carta bastante interesante.

Calamar comida tailandesa

El calamar en sopa de lima es la opción económica del mismo plato de pescado.

Jim Jum en Bangkok

El puchero de Isaan, conocido como Jim Jum, es apuesta segura en Lao Garden.

Si voy mucho a Lao Garden es porque me queda cerca de casa. No es un restaurante por el que me recorrería varias estaciones de tren, pero sí que lo recomiendo encarecidamente para aquellos que viven en esta zona o que vienen de visita, que me consta que son muchos.

Los precios en Lao Garden son bastante contenidos y el plato más recomendable es el namtok de ternera a la brasa, una delicia preparada con menta y especias. Está detrás de Habito Mall, en On Nut.

Podríamos seguir hablando de restaurantes en Bangkok, pero no acabaríamos. Ya hemos dicho que la comida es algo que apasiona a los siameses. Y si te sientes como ellos, dale una oportunidad a estos lugares. Son una pequeña selección de los maravillosos sitios de comida tailandesa de la capital. Y todo ello por un precio muy razonable. ¿Cuándo antes pudiste tanto degustar sin demasiado gastar?

5 (100%) 8 votos

También te puede interesar...

7 comentarios

  1. Jose dice:

    El relato del boxeo sencillamente magistral,lo clavaste pero este de los restaurantes da la sensacion que pasas de puntillas.Que complicado el tema de la gastronomia que tanto vende y tan poco satisface.

  2. Nico dice:

    Ppuntados en la lista de restaurantes a visitar. Muchas Gracias 🙂

  3. Malandro dice:

    Ay, Los jugos gastricos, que SE me rebelan…. Que Bueno, Maestro! Espero poder compartir alguna de esas mesas en breve. El placer Sera doble!

  4. Carlos dice:

    Gracias, te lo has currado muchísimo.

  5. Dani dice:

    Luis, te pensaba escribir hace tiempo, pero de estas cosas que vas dejando pasar… Empecé a leer tu blog hace cosa de dos meses porque venía para Tailandia y no sé cómo lo encontré por la red, pero me pareció/parece el más original que he visto. Llegué al punto de estar comiendo con un colega por ahí y decirle “tío, en verdá me quiero ir, que estoy to enganchao a un blog de Tailandia y tengo ganas de leerlo”, haha, tal cual… Pues lo dicho, que me flipa tu manera de escribir, cruda, incisiva, directa y con la dosis de humor necesaria. Felicidades.
    Ahora mismo voy al indú de Khaosan que has recomendado y luego si te hacen unas birras ya sabes… Salud!

  6. Antonio dice:

    Justo al lado de “Eat Sight Story”, me habían recomendado “Bitter Deck”, “Eagle Nest” y “The Deck, en Arun Residence”. No sé si los conoces.

    Había pensado acercarme a alguno de ellos a ver la puesta de sol sobre el Wat Arum la próxima vez que vaya a Bangkok (ya será la tercera), pero la verdad es que el que tú mencionas tiene muy buena pinta.

    Gracias nuevamente por tu magnífico blog y un saludo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *