Películas de Muay Thai: Drama y mamporros por doquier

Toni Jaa películas de Muay Thai

No es Tailandia un país que destaque precisamente por su cine. La industria de Hong Kong o Corea quedan muy lejos y precisamente Siam no es una meca del cine en Asia. Sin embargo, tiene sus películas, algunas de ellas con mucha calidad. Además que el cine de Tailandia es una forma fantástica de aprender sobre el país.

Siempre he tenido especial fascinación por el cine de artes marciales. Y las películas de Muay Thai no son una excepción. El género es bastante nutrido, pero la gran mayoría de cintas son bastante infumables. Además que muchas de ellas quieren ser un espectáculo de mandobles sin guión que no llevan a ningún sitio. Especialmente las cintas que cuentan con grandes estrellas como Tony Jaa o la asombrosa Jeeja.

Para empezar una sección dedicada al cine tailandés, nada mejor que hablar de esas películas de Muay Thai que me han gustado más. Como siempre, de forma muy personal. Y sin centrarme en lo que llaman por ahí “cine de Muay Thai” y que son cintas flojas en historia en las que hay mamporros pero no sale el ring.

Hablo de mis cintas favoritas centradas en el mundillo del boxeo tailandés. Esas que cuentan algo más y que no son una excusa para mostrar escenas de acción.

 

‘Beautiful Boxer’ o el boxeador que se convierte en mujer con manivela

 

Beautiful Boxer

Pagarse el cambio de sexo con el dinero de las peleas. Basada en una historial real que sólo puede ser real en Siam.

Pura comunión entre dos de los tópicos más comunes en Tailandia. Boxeo y ladyboys. Y también una película fantástica que se disfruta de principio a fin. Además de ser un referente ideal para conocer muchos detalles de Tailandia como país y de su cultura.También sobre su fauna y acerca de uno de sus más famosas damiselas con manivela entre las piernas.

Beautiful Boxer cuenta la inverosímil pero real historia de Parinya Charoenphol, más conocida como Nong Toom. Ella fue él. Nacida como niño en Chiang Mai y ya adicto al pintalabios de pequeño, tuvo que esconder su pasión por ponerse vestidos de mujer cuando había que ganar dinero. El pequeño Toom era muy afeminado y odiaba los golpes. Pero el destino quiso obsequiarle con una potencia de patada que ya le gustaría al que escribe.

Toom, siendo aún un mocoso, empieza a entrenar Muay Thai cuando descubre que su pierna -la derecha, no la tercera- tiene potencial y es una manera rápida de sacar dinero. Un día, su entrenador le descubre maquillándose como una mujer y, en lugar de repelerle la imagen de uno de sus boxeadores pintado como una puerta, ve un negocio. Y le convence para que empiece a maquillarse como una ladyboy en los combates. Toom, por su lado, decide pagarse las operaciones para convertirse en mujer con el dinero de los combates.

Una historia que sólo podía ocurrir en Tailandia. La verdadera Nong Toom acabó por ser un campeón (campeona) en el mundo del Muay Thai mientras se vestía de mujer. También se ganó al público y se convirtió en un hito hasta que, obviamente, se transformó en mujer. Por cierto, una muy hermosa mujer incluso sin manivela. Eso sí, su voz sigue siendo como la de Joaquín Sabina, lo que la descubre con facilidad.

La película es más o menos fiel a la historia real y lo mejor no son las patadas. Sino la gran carga dramática y a veces cómica de la representación biográfica de la vida de Nong Toom. No esperéis llantos y tristeza en Beautiful Boxer. Esto es Tailandia y aquí todo se acepta con paciencia budista. La cinta se hace muy llevadera y agradable.

 

Además, Beautiful Boxer muestra muchos y muy buenos detalles de la vida y sociedad en Siam. Nong Toom fue monje de niño y se explica el por qué un hombre ha de pasar por el hábito una vez en la vida. También, por supuesto, se detallan los motivos que llevan a un hombre a convertirse en mujer.

Por otro lado, exhibe cómo son los campos de boxeo en las zonas rurales de Tailandia y la forma en que se vive y se entrena. Si bien no es sólo una película sólo de Muay Thai, tiene mucho de boxeo. Quizás no cuente con ninguna estrella en artes marciales, pero no se echa en falta.

Nong Toom

La verdadera Nong Toom en la actualidad y ya lejos del boxeo. A la vista está el por qué ahora se dedica a ser modelo. Lo de por qué no se dedica a cantar mejor lo dejamos a un lado.

Aunque Nong Toom fue muy popular en su momento, no se puede decir que Beautiful Boxer fuese una película exitosa en Tailandia. Por un lado, el cine de Siam prefiere la broma fácil y el espectáculo en forma de peleas que no lo de contar una historia. Aunque ese no fue el motivo principal para que la vida de Toom en la gran pantalla pasase sin pena ni gloria.

Tras ser muy conocida en todo el país, las televisiones quisieron usar a Toom para crear una nueva mofa con la que animar sus programas del corazón. Gays y transexuales hay muchos en la pequeña pantalla por aquí, pero suelen recurrir a tópicos que a veces son insultos para su comunidad. Nong Toom prefirió ponerse a un lado, rechazando ofertas que la convertirían en una burla y reivindicando que ella sólo quería ser mujer. Sin esperpentos. Y eso la abandonó del estrellato.

No obstante, la cinta fue un éxito internacional y cosechó varios premios. Es cien por cien recomendable y es fácil haberla visto sin estar interesado en Tailandia y en el Muay Thai. En España llegó a estrenarse en cine, pero pasó totalmente desapercibida. Para mí, un clásico que no me canso de ver.

 

‘Muay Thai Chaiya’ y las mafias en el boxeo

 

Muay Thai Chaiya

Voy a ser totalmente claro. Lo de mi idilio con Muay Thai Chaiya es personal. Pero esta película se merece mucho más que el poco éxito que cosechó. Como apasionado por el cine de ojos rasgados y tras haberme tragado cientos de productos menores tailandeses, creo que Chaiya se merece un visionado.

La película es un poco amateur si se tiene en cuenta que era la ópera prima de su director y que entre sus actores no habían grandes estrellas. Pero el resultado es sorprendente gracias a un hilo argumental muy bien tejido y a una ambientación excepcional. Si sabes que aquí no vas a encontrar acción a raudales, la disfrutarás.

Muay Thai Chaiya usa de título el nombre de la variación del boxeo tailandés que se practicaba al sur del país y que ahora es más conocido ya que al popular Buakaw le gusta ponerlo en práctica. Está ambientada en los años 70 y cuenta la historia de tres grandes amigos que quieren ser boxeadores de elite en Bangkok.

 

 

¿Qué tiene de diferente Chaiya? Pues que nos narra lo sucio que era el mundillo del boxeo en aquella épocaaún lo sigue siendo, pero menos-, con numerosas apuestas y mafias que controlaban todo el bacalao. Los tres amigos siguen caminos distintos, dos de ellos acaban en las mafias y otro sigue adelante con su sueño.

Esta cinta nos muestra un lado bastante sucio del boxeo tailandés, además de las peleas clandestinas. Y sobre todo es una gran crítica a la influencia de las mafias en tan magno deporte. A más de uno le podrá sorprender la gran cantidad de pistolas y asesinatos a sangre fría que se suceden en sus casi dos horas. Desgraciadamente, a Siam las armas de fuego llegaron con más facilidad que a otros lugares infestados de mafia, como Hong Kong o Japón.

Aquellos que busquen una historia y conocer más de este noble arte, o simplemente un buen thriller ambientado en el mundillo del boxeo, seguro que disfrutan de una cinta que sólo ha decepcionado a quienes esperaron un torrente de acción sin trama alguna. Desgraciadamente, se llevó a Occidente tras el éxito de Ong-Bak y Toni Jaa y muchos esperaban encontrar lo mismo.

 

‘Chok Dee’, la historia (casi) real de Dida Diafat

 

Chok Dee

Dida Diafat interpretándose a sí mismo en la película sobre su historia real.

Vale, Chok Dee no es una película cien por cien tailandesa. Es más, su origen es francés. Pero la historia que cuenta y la implicación que hay en Tailandia hacen que la podamos meter en el mismo saco. Esta cinta narra -si bien tomándose varias licencias- la historia real de Dida Diafat, uno de los primeros boxeadores occidentales en conquistar la gloria en Tailandia.

La historia de Dida es un ejemplo para muchos que quieren ir a Tailandia a probar suerte. Su ejemplo creó, a pequeña escala, un fenómeno como el de la legión de imitadores de Bob Dylan cuando el de Hurricane provocó que los bares de carretera estadounidenses se llenasen de jóvenes con una guitarra y sin un dólar.

Dida fue el ejemplo viviente de que alguien de ojos redondos puede tocar la gloria en la meca del boxeo con codos. De que es posible cambiar tu vida y llegar a Bangkok dejando tu pasado detrás para centrarte en esto de los rodillazos. La película aún resulta más notable teniendo en cuenta que fue el propio boxeador quien quiso hacer de actor principal. Lo nunca visto.

¿Quién es este tal Dida Diafat? En sus años mozos, sin duda, un Don Nadie. Un francés hijo de africanos criado en una barriada que acabó dedicándose al trapicheo y al robo. Al dar con sus huesos en la cárcel y siendo un tipo de mal carácter y mucho pegar, se topó con un tipo mayor que le habló de Tailandia y de una clase de boxeo diferente.

Ambos se hicieron amigos y Dida aprendió sus primeros golpes de la mano de su amigo presidiario. También entendió que lo de pegar por pegar no lleva a nada, además de dejarse convencer para cambiar su vida y recomendarle que fuese a Tailandia a entrenar Muay Thai.

Dicho y hecho. Dida llegó a Tailandia como llegan quienes acaban creando una gran historia. Con los bolsillos vacíos y mucha ilusión. Logró entrar en un gimnasio local, el Lookbanyai -que aún existe y es una meca de campeones-, siendo el único extranjero. Le costó sudor y sangre, pero acabó coronándose en lo más alto.

La película se toma muchas licencias, sobre todo en relación al romance de la cinta -exigencias de producción para vender la película al gran público- y la trama relacionada con el presidiario que enseñó Muay Thai a Dida.

¿Cuál es la magia de Chok Dee? Siendo a veces una cinta menor, tiene un toque personal en la historia de Dida que la hace especial. Muestra cómo es el Muay Thai para un extranjero recién llegado y lo difícil que era entrar en el circuito de peleas hace años para un boxeador occidental.

Además, desvela muchas de las claves del Muay Thai real, además de sacar algunos trapos sucios. Por ejemplo, Dida saca a relucir en la película cómo le obligaban sus promotores a que los tres primeros asaltos jugase con el contrincante y no usase sus codos, ya que así aumentan las apuestas. Curioso dato: Dida se hizo con el título mundial al poco tiempo de ganarlo todo en Tailandia en un combate en el que destruyó a su contrincante en el primer asalto con un codazo directo a la cabeza.

 

Las ‘otras’ películas de Muay Thai

 

Chocolate Jeeja

Jeeja en su película fetiche, ‘Chocolate’, todo un derroche de acción. Nada más.

He hablado hasta ahora de mis tres películas de Muay Thai favoritas. Lo curioso es que cuando se habla de películas de Muay Thai no se menciona casi nunca a las que yo he dicho. Más que nada, porque no es lo que quiere el gran público. Si se habla de cine tailandés de mamporros, siempre se piensa en Tony Jaa.

El problema es que Tony Jaa, a mi parecer, ha hecho unas magistrales escenas de artes marciales pero nunca una película que tuviese algo más que eso. Ong-Bak, la que le lanzó a la fama, es muy entretenido y un auténtico espectáculo visual. Y Tom Yum Goong divertida y simpática gracias a los secundarios. A partir de ahí, Jaa se volvió engreído y el resto de sus cintas son bastante infumables.

Luego está la actriz Jeeja, conocida por Chocolate Raging Phoenix. Las escenas de combates son abrumadoras, pero a mí me resultaron algo huecas. Argumentos de cine tailandés de batalla, excusas para mostrar peleas. Además, Jeeja y Tony Jaa usan un poco los codos y las rodillas para decir que hacen Muay Thai. Pero ambos están entrenados mayoritariamente en Kung Fu.

Por eso, para mí esas supuestas películas de Muay Thai no hacen honor a lo que debería ser el cine sobre el boxeo tailandés. Cintas en las que lo que se cuente esté relacionado con este arte y el ring.

Para mencionar una que ya me gusta más, me quedo con Yamada: The Samurai of Ayuthaya, la recreación histórica del espadachín japonés que luchó mano a mano con los tailandeses cuando aún se batallaba en gallumbos y a machetazos. Él más bien prefería usar su katana, pero pronto se acostumbró a ir en paños menores como sus hermanos siameses. Si bien no la pondría en el saco de películas de Muay Thai reales, es divertida. Aunque tampoco muy histórica, como la saga Naresuan, siempre tan popular en el cine.

Valora el artículo

También te puede interesar...

5 comentarios

  1. Aaron dice:

    Que buen articulo compadre. Realmente creo que a mi me paso lo mismo que quizás le pudo pasar a muchos occidentales que conocieron por primera vez algo de cultura Tailandesa mediante las películas de Tony Jaa y su gran estreno de Ong Bak, esta historia me gusto mucho desde el principio ya que la primera parte cuenta una gran historia de un guerrero con fe y la segunda parte y tercera parte narra a mi parecer lo que el fue en un pasado y su reencarnación como un gran protector de Ong Bak. Es un tema bastante Tailandés y budista si analizamos la creencia de vidas pasadas y el karma de cada persona. Cuando la vi hace muchos anos solo lo veía como una película de acción, mas nada. Ahora que la veo profundizo mas en el tema. Creo que el combina una gran técnica de combate también.

    Las otras películas que has mencionado realmente no las he visto, tendría que chequearlas para ver como son. Que tal la mujer esa que mencionas, es buena la película, cuantas películas de Muay Thai ha hecho.

    La historia del extranjero suena interesante también. Muay Thai Chaiya la sinopsis me parece bastante bien el tema de mafias, siempre es una realidad todo esto relacionado a las apuestas y entre otras cosas mas.

    • Creo que es normal que mucha gente empezase a interesarse por Tailandia a partir de Ong Bak. Este país se ha popularizado mucho más en los últimos años, y Tony Jaa es un embajador. Sobre todo ahora que está trabajando en Hollywood.

      Dale una oportunidad a estas películas, te gustarán 😉

  2. cristina dice:

    la de chok dee esta bastante bien porque es una historia real… documental echo película. Y acabo siendo un gran campeón! si eres amante del noble arte del muay thai te puedo hacer una lista de torrentes que te gustarían, incluido el muay boran, como padre del muay thai, ya que se extingue puesto que sus técnicas mas violentas aun ,muchas no se pueden usar en un ring, y quedan pocos maestros que lo enseñen. Gracias por el articulo Luis y otros tuyos que leo. Un saludo !

    • Hola Cristina. Claro, el Muay Boran cada vez tiene menos practicantes porque es demasiado marcial y no hay tanta gente interesada. Y eso que tiene unos cuantos golpes fascinantes.

      Hace mucho que no encuentro una película de Muay Thai que me fascine, si conoces alguna estaré encantado de darle un vistazo, muchas gracias Cristina. ¡Saludos!

  3. Aaron dice:

    Si, voy a sacar tiempo para buscar esas películas haber que onda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *