Que la fiesta no pare: el toque de queda se agrieta y abren los bares

Farang y militar Tailandia

El militar de turno no parece muy contento con la foto. Pero se deja hacer.

“¿De verdad que no pasa nada? Ya sabes que aquí, cuando escuchamos golpe de Estado, nos acordamos de Antonio Tejero y eso es muy chungo“. Esas fueron las palabras que me comentó un ex colega de profesión que trabaja en un importante periódico en España. Justo después de que yo le confirmase que no, que el panorama no era chungo en Tailandia. Aún con toque de queda.

No seré yo quien anime a nadie a que lo deje todo y venga a pasar unos días a Tailandia con los ojos cerrados. Existe un Gobierno militar ahora mismo y la Constitución está anulada. Y sin embargo, hoy, puedo confirmar que el país es seguro. Mucho. Incluso me atrevería a decir que es menos peligroso que durante los meses anteriores. Porque este es un golpe de estado ‘a la tailandesa’. Nada que ver con Tejero. Si ya has planificado tu viaje, no dejes de venir.

Redes sociales

Mensaje en las redes sociales que ha difundido el Gobierno militar.

Ayer ya expliqué un poco en qué consistía este golpe de Estado y en los enlaces de arriba se puede analizar por qué Tailandia ha desembocado en este embrollo político. Nuestro nuevo hombre fuerte, el general Prayut Chan-O-Cha, no se anda con chiquitas y está arrestando a toda la cúpula favorable a los rojos y a los Shinawatra. Hasta ha llevado a la ex primera ministra Yingluk a prisión.

¿Es posible que se acerque un follón y uno muy gordo? Quizás. Al amigo Prayut le sigo la pista desde hace tiempo y pertenece a las esferas más radicales. Estaba a tres meses de jubilarse, pero ha querido sacrificarse por el país. No es imparcial. Los rojos son más numerosos, pero tienen en Prayut a un hueso duro de roer.

Y sin embargo, no seré yo quien hable de guerra civil. Ni siquiera de conflicto armado. Lo que sí opino es que la dictadura militar no va a ser corta. En el golpe de 2006 ya fue de un año, y ahora la situación es más turbia. ¿Problemas para visitar el país? Ahora mismo casi ninguno. Quizás sea incluso mejor, ya que se pueden gozar unas buenas vacaciones sin muchos turistas.

Lo que no va a durar mucho es el toque de queda. Hoy he querido darme una larga vuelta por la ciudad para ver cómo estaba el golpe y cómo se está llevando el follón. Aquí están las primeras conclusiones:

  • En los medios internacionales todo son fotos de militares por el país. Bueno, yo me he caminado varios kilómetros entre la zona de On Nut y Siam a la tarde y lo único que he conseguido ha sido una buena sudada. De ver a hombres de verde, nada.
  • Los militares están en las posibles zonas de conflicto. También en lugares turísticos como Khaosan Road o el Palacio Real. ¿Molestos? No. Algunos les piden fotos y se retratan junto a ellos. Hasta los extranjeros quieren su foto.
Khaosan Tailandia Golpe de Estado

Los visitantes de Khaosan no van a dejar de exhibir su peculiar estilo.

  • Bangkok sigue exactamente igual. Puedes hacer la misma vida que hasta ahora. Si bien los aviones llegan vacíos y se están cancelando muchos vuelos. Pero el aeropuerto funciona con normalidad.
  • Los extranjeros de perfil masculino, solteros y entrados en edad que siempre han venido por aquí se lo beben todo como si no hubiese mañana. Y nadie se lo impide. Que no pare la fiesta.

 

El toque de queda y la fiesta

 

Nana - Toque de queda

Las mujeres de saldo y esquina adelantan la hora.

Lo que ha puesto todo patas arriba es, sin duda, el toque de queda. Entre las 22 y las 5 horas no se puede salir a la calle. Es una situación que no se extenderá muchos días y que, si sigue la tónica de otros toques de queda en el país, en un par de días finaliza. Pero este fin de semana se ha puesto cuesta arriba para muchos.

Las discotecas, mayoritariamente, están cerradas por obvios motivos. Pero hay excepciones. Por ejemplo, el popular barrio de luces rojas de Nana ha decidido cambiar su horario de apertura. Ahora funciona oficialmente de 14 a 21 horas. Uno de esos bares puede llegar a pagar 20.000 dólares mensuales por alquiler y no va a permitir cerrar. Tanto, que ese límite oficial ya se lo han saltado en la segunda noche de toque de queda.

Nana Plaza

Se acerca el toque de queda y todo sigue a todo trapo.

La mayoría de bares de Nana han decidido cerrar a las 23 horas el viernes y así lo hacen, una hora más tarde de la entrada del toque de queda en vigor. ¿Y para regresar a casa? Hay que confiar en los taxis. Al fin y al cabo, siguen funcionando. El jueves noche, en cambio, a las nueve de la noche estaba todo cerrado. Empieza a agrietarse la prohibición y el toque de queda se incumple.

No es Nana lo único que no cierra sus puertas a la hora convenida. El exclusivo club Ocean en Sukhumvit 33 dicen por ahí que está abierto. Cada uno que se busque la vida para llegar al lugar o para regresar a casa antes de las 5.

La discoteca Narcissus, más conocida como Narz, también dice abrir sus puertas en mitad de la noche. También en este caso, que cada uno llegue al lugar como pueda. Y los garitos que cierran ya de buena mañana , localizados en Ron Mueang soi 1 subiendo por un ascensor, también estarán esperando a su clientela habitual a partir de las 5. Es cuando suelen llenarse en días normales.

[Actualización: Narcissus abrió durante toda la noche. Había menos gente que una noche normal, pero el ambiente continuó. A unos compañeros franceses los paró la policía y, cuando dijeron su destino, los agentes les respondieron, “disfrutad”. Desde otros lugares me confirman que la discoteca de señoritas que fuman y extranjeros libidinosos Shock 39 también abrió. Hoy se espera que abran casi todos los garitos]

Más allá de eso, para conocer lugares abiertos se trata de ir preguntando a los taxistas. Pero, sin duda, hoy el toque de queda no tiene la fuerza que mostraba ayer. Por ejemplo, muchos 7 Eleven están abiertos ya durante la noche. Por no hablar del tráfico, como se puede ver en el paseo en moto-taxi que he tenido hoy cuando el toque de queda acababa de entrar en vigor.

Veremos cómo se desarrollan los acontecimientos, pero el golpe de Estado no está afectando a los extranjeros. Es lo que desea el Gobierno militar. Y pronto el toque de queda dejará de estar activo.

Sin embargo, a saber si todo se mantiene en calma como se espera. Los militares, parece, van a gobernar el país por bastante tiempo. Es una verdadera lástima lo que está viviendo el pueblo tailandés, algo que sin duda no se merecen. No sólo por el golpe de Estado o el toque de queda. Sino por la clase política que tienen y los fuertes problemas de corrupción. Pero esa ya es otra historia y no es éste lugar para contarla.

¿Te ha gustado?

También te puede interesar...

3 comentarios

  1. Joe dice:

    Que buena página! estoy considerando ir a Bangkok una semana, me preocupaba el golpe, después de leer esta pieza creo que será aún mejor!

  2. Aaron dice:

    Bueno que carajos importa si para el tailandés nosotros no entendemos nada y a el gobierno no le importa una mierda que opinen los internacionales. Las mujeres tailandésas prefieren también el sanuk sabai sabai y bueno el mensaje del gobierno nos muestra consideración así que los militares tiene la orden, pues me parece muy bien.nooombe todas esas fotos hasta los militares están felices, tremendo toque queda estilo thai, buenisimo…….jajajaj

  1. 8 mayo, 2015

    […] La producción del programa quería primero un golpe de Estado y violencia. La tesis que buscaban era que “el precio del arroz puede dispararse porque en Tailandia están disparando como locos”. Así se entiende que arranque el vídeo con un cuestionable resumen de noticias sensacionalistas que hacen creer que en Siam hay una cruenta guerra civil. ¿Alguien les dijo que en el golpe de Estado del pasado año no se pegó un tiro? Sí, se lo dije yo, pero no querían escuchar eso. Y además ya había escrito bastante sobre ello. […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *