Amor por conveniencia ‘a la tailandesa’

Beso en Tailandia amor por conveniencia

El concurso en Pattaya del beso más largo del mundo. Más de una hora morreando estuvieron los de la imagen. Foto: Pornchai Kittiwongsakul / AFP

A Namwan le gusta tenerlo todo. Y varias veces. A sus veintitantos ya ha tenido dos coches. Y desde hace un año que es propietaria de un condominio, hipoteca mediante. Como todo eso vale un dinero, pues también tiene muchos trabajos. Es coordinadora de ventas por 12.000 bahts en un hotel de lujo, aunque gana otros 10.000 en comisiones. Unos 500 euros al cambio.

Con ese sueldo, Namwan sólo paga las facturas. Así que cada noche cambia el traje de buena chica por un disfraz de pecadora y sirve copas en Khaosan hasta las tres de la madrugada. Luego se come un pincho de pollo frito al cerrar el garito y lo de dormir lo deja para la mañana siguiente en la oficina del hotel. Sus compañeras ya saben que pasarle llamadas de 9 a 11 es inútil.

Ante semejante hiperactividad, la joven no podía conformarse con un novio. Ni siquiera con dos. Tiene a un primer novio porque es al que ella ama, el que dice ha de ser quien le ponga el candado. Luego tiene a un segundo hombre por sexo, el que le quita el estrés mirando a Ayutthaya entre el pollo frito de Khaosan y la oficina con ojeras. El tercero es un tipo de su barrio que está loco por ella de niños. Y el cuarto novio es un amor por conveniencia.

 

Todo por sentirse ‘apoyada’ en él

 

Mujer dinero Tailandia

Foto: Damir Sagolj / Reuters

El cuarto amor de Namwan nadie sabe cómo es. Ella no habla de él. Le gusta decir que su supuesto futuro esposo trabaja en la petrolera más grande del país. Que el que la pone de cara a Ayutthaya es un trípode y que el amigo de siempre es con el que comía fideos de pequeña. Del cuarto hombre ella no dice ni su nombre. Sólo que es un amor de conveniencia. El que, en inglés, le ofrece support.

Bonita palabra del inglés con doble filo. Ella quiere decir que él le apoya vitalmente, cuando seguramente lo que él espere es que le besen la susodicha sin a. En realidad, el significado traducido de la misma palabra que mejor se adapta es que él la mantiene. Por algo paga y no poco.

Por supuesto, Namwan no es tan especial. Aún con sus cuatro novios. Y lo del condominio y el coche con medio millar de euros al mes la hace una tipa más bien común de la nueva clase media. Pero ante todo lo que ella no se ha inventado es lo de tener un amor de conveniencia. Alguien que pague facturas o la compañía de la joven. Esté engañado o no.

En Asia no se ve tan negativamente el intercambio económico. Y material. Ahí están los masajes con paja de Ratchada funcionando a todo tren. Por eso, lo del amor por conveniencia, el support, no se ve con tan malos ojos. Sin tener nada que ver con el patrocinador o el espónsor de las muchachas de bolso y esquina, aunque el resultado sea parecido.

Porque el patrocinador de una chica sacada del bar suele ser un hombre de redondos ojos que envía dinero desde el extranjero. O que mantiene a su amada junto a él en la tierra de la sonrisa mediante un sueldo. El factor económico se decide nada más empezar y en muchos casos la bailadora de barra americana no deja de bailar. En el bar.

El amor de conveniencia es algo más fino. Si bien en mi barrio dirían que es algo de chicas tan sueltas como las que limpiadoras de sable de Nana. O como las novias del hijo de la Pantoja. Y sin embargo, este tipo de romance tailandes se practica por otro tipo de mujeres y tiene sus peculiaridades. ¿Qué son las relaciones de suport o amor de conveniencia?

  • La practicante suele ser una chica que aparenta tener dinero y estudios, aunque Los hombres no son bahtssólo tiene lo segundo. El dinero se consigue mediante créditos con el banco o con su conveniente romance de billetera.
  • Muchas de estas chicas son trabajadoras en puestos laborales bastante aceptables. Y acostumbran a trabajar muchas horas y realmente duro. Pueden cobrar entre los 500 y los 1.500 euros, y sus necesidades dirán cuánto pone el amor.
  • Las mujeres ricas o de familias adineradas no entran en ese esquema de tener un segundo novio por dinero. Ya tienen dinero. Es más, muchas de las que buscan amor de conveniencia es para parecerse a ellas, las siempre llamadas hiso, de alta sociedad.
  • También es común entre muchas estudiantes lo de tener un romance conveniente. Las universitarias que quieren dinero y son más guapas.
  • No son chicas con necesidad económica. Son clase media y viven bien. Pero sí que tienen expectativas de mejores bolsos o un consumismo mayor, algo que es cosa de muchachas ricas.
  • La mayoría de tipos que aceptan este amor de conveniencia son tailandeses. Pero no de muy buen ver aunque sí buena billetera. Japoneses o coreanos también son expertos en esto, y aún más quienes llegan de Singapur o Hong Kong.
  • Hay muchos extranjeros que son amantes por conveniencia. Pero en estos casos son gente que lleva tiempo en el país.
  • Suelen doblar en edad a sus amadas. Algunos tienen mujer, otros simplemente no se comen un torrado sin pasar por caja.
  • La mayoría asume la situación como las hemorroides. Sufriéndolo en silencio. El consuelo de muchos es decir que lo más importante para gustar a una mujer es el dinero. Más que nada porque de lo otro no tienen.
  • A mí estas chicas y sus amores de conveniencia me recuerda a El padrino de Mario Puzo y a una de sus mejores citas. “Los italianos piensan que el mundo es un lugar tan duro que hace falta tener dos padres, por eso tienen un padrino”. Como algunas muchachas no tienen un padre con dinero, pues se buscan un padrino que pague por ellas. A veces de la edad de su padre biológico. Y lo convierten en su amor por conveniencia.

Y lo más importante , ¿hay tantas chicas que tengan a su amor por conveniencia? Pues hay bastantes como para que esté a la orden del día entre un buen número de muchachas. Pero no tantas como para pensar que las tailandesas son unas aprovechadas. Chicas admirables en Tailandia son la mayoría, sólo que los extranjeros nos fijamos sobre todo en las malas. Como soldaditos marineros que somos.

 

El hombre de mayor corazón, el más generoso

 

I Love Farang boda

Imagen de la película ‘I love Farang’.

Parte de este meollo del amor por conveniencia reside en el hecho de que Asia no deja de ser un lugar en el que el dinero tiene importancia capital. Un lugar en el que las madres, cuando sus hijas les hablan de su novio, lo primero que preguntan es a qué se dedica y cuánto dinero hace. Un continente donde el taxista puede preguntarte cuántos bahts haces al mes como el que habla de fútbol.

El propio lenguaje juega con ello. Para los tailandeses, el corazón es el que manda en su idioma. Jai es la palabra tailandesa para corazón. Por ejemplo, entender algo se dice khao jai, entrar en el corazón. Jai ron, corazón caliente, es impulsivo y jai yen, corazón frío, es calmado. Pero luego está jai dee, que literalmente significa “corazón bueno”.

Pues jai dee no significa ser de buen corazón. Significa ser generoso. Que das tu dinero. Vamos, tienes buen corazón si ofreces tus bahts, aunque luego tengas a varias mujeres. Al fin y al cabo, de eso se trata.

Y sin embargo, pensar que cualquier muchacha asiática o tailandesa piensa primero en el dinero cuando hablan de amor es una total estupidez. Simplemente, las que quieren dinero lo hacen de forma tan evidente que se hace muy palpable en la sociedad. En Europa también tenemos a mucha gente que se junta con otros por dinero. Sólo que se hace de forma más disimulada.

Putas Tailandia en Pattaya

Las chicas de Pattaya van directas a lo que van. Ni amor de conveniencia ni pollas. Bueno, pollas sí.

Y si bien podría entenderse que lo de darle dinero a tu mujer es algo natural si ella tiene un salario menor, ya que compartís ganancias, no van por ahí los tiros del amor por conveniencia. Porque el amor por conveniencia empieza de noviazgo dando dinero. Y si se llega al matrimonio, los cuernos están asegurados de por vida.

Lo que el afectado llegue a pagar dependerá mayoritariamente de sus atributos y los de ella. Si es un tipo agradable hasta cierto punto y no luce mal del todo, seguramente ella se conforme con que él pague las cenas y le compre regalos. Si el tipo es un muermo, ya se habla de compensaciones económicas.

Ya he dicho antes que no hay tantas chicas en Tailandia que busquen esto de buenas a primeras. Pero entre las que se suelen acercar al extranjero, muchas sí. Para entender mejor la situación y saber por qué no has de pagar, este artículo escrito por una mujer tailandesa puede ayudar.

 

¿Cómo te afecta si te tienen para pagar las facturas?

 

Farangs de retiro

Ellos vienen dispuestos a pagar. Foto: Stickman.

Si estás en un amor por conveniencia en el que pagas a la señorita en cuestión, lo sabes. Desde el primer momento. Muchos hombres acaban engañados en Tailandia cuando las luces rojas les ciegan esos ojos redondos que tenemos todos. Pero, desde el primer momento en que pagas, sabes que algo no va como debería ir si buscas puro amor.

El problema es quien acaba creyéndose las mentiras de alguna. Porque esto del amor por conveniencia es como lo de irse con señoritas que fuman. Si se hace con conocimiento, cada uno decide. Recuerdo a un tipo genialmente divertido que, en sus 50, me decía que él iba directo a pagar. “Tengo una edad ya, ¿cómo quieres que vaya a hacer el tonto a la discoteca? Así que si una chica me pide dinero por su compañía, lo entiendo”.

Mientras sepas que para ella nunca serás el primero a menos que sea final de mes, todo estará bien. Y que tu dinero quizás se lo gaste con el chaval que trabaja con ella. Sobre todo, problemas no habrán mientras no firmes ningún contrato. Parece simple, pero hay un centenar de americanos durmiendo en las calles de Sukhumvit porque pusieron pisos y coches a nombre de sus amadas.

 

¿Y si la chica con la que estás tiene un amor por conveniencia?

 

Chicas tailandesas

Foto: Siam2Nite

La verdad es que la primera vez duele. Sobre todo si no estás acostumbrado a algo así en tu país. Después ya te acostumbras si te vuelve a pasar. Y puedo decirlo por experiencia personal. Saber que esa chica con la que vas quedando y estás empezando una relación se gasta unos bahts contigo que otro hombre le ha dado no es plato de buen gusto. Sobre todo si la chica te gusta.

Evitar a este tipo de chicas es fácil si buscan en ti un amor de conveniencia. Cuando conozcas a una muchacha en la discoteca y pidáis más bebida, pásale la cuenta a ver si paga. Si le gustas por algo que no sea dinero, pagará. Tampoco le hagas pagar todo o quizás lo que ocurra es que piense que te aprovechas de ella. Pero, ¿y si un día descubres que ella tiene a otro?

No suele ser difícil percatarse. Habrá alguna llamada furtiva que recibirá ella, ya que el amor por conveniencia también necesita hablar con su amor. O días que no pueda quedar. También un flujo de dinero grande. ¿Qué hacer en estos casos? Pues lo mejor es lo que muchos tailandeses. Nada. Hacer como si no existiese.

A nivel personal, yo no me plantearía nada serio con ella, claro. A mí me han llegado a decir “es diferente lo que tengo con él y no te ha de importar; tú me gustas y disfruto contigo, lo que tengo con él es otra cosa“. Decir que sólo es dinero queda feo.

Sobre lo de que los tailandeses no suelen hacer nada cuando sospechan o saben que su novia tiene un amor por conveniencia, algunos de ellos sí que hacen algo. Forzar a la chica a que ella pague todo e incluso pedirle dinero. Quizás eso, siendo extranjero, ya sería pasarse de frenada.

 

GD Star Rating
loading...

También te puede interesar...

11 comentarios

  1. Daniel dice:

    El principal factor por el que las mujeres son interesadas es la necesidad, tambien hay factores culturales por suesto, pero no creo que muchas tailandesas con dinero y buena familia tengan un amor por conveniencia… Podriamos decir que por ejemplo en España los amores por conveniencia no son tan habituales como en Tailandia, pero lo cierto es que puedes ser muy poco atractivo en España, pero si tienes dinero y eres famoso las mujeres haran cola en tu puerta… Aunque solo seas famoso en tu barrio!

  2. En Tailandia, lo del amor por conveniencia, que ellas llaman “el chico que me ayuda”, es algo más de las clases medias. A veces cortadas por el mismo patrón. Chicas que han estudiado en la universidad, sus familias viven cómodamente pero no son ricas y suelen tener trabajos cualificados que ofrecen entre 500 y 1.500 euros.

    Con ese dinero pueden vivir cómodamente, pero si tienen coche, condominio, bolsos caros y quieren ir a restaurantes de lujo y viajar, sin ayuda de sus padres, necesitan una nueva fuente de ingresos. Suelen trabajar muchas horas y muy duro.

    Las chicas ricas y con dinero suficiente no necesitan tener a un amante que ofrezca ‘support’. Y las que no tienen estudios y vienen de familias pobres no son atractivas para el tipo de hombre que acepta este tipo de relación. Sobre todo si son tailandeses.

    Viviste bastante tiempo en Tokio, ¿verdad Daniel? A mí este fenómeno me recuerda al de las quinceañeras japonesas de clase media que se buscan a un hombre mayor con quien tener sexo a cambio de, creo recordar, más de 50.000 yenes la sesión. En ese caso también son chicas sin necesidad de pedir dinero por sexo, pero lo hacen para poder comprar marcas de moda de lujo y pagarse los conciertos de J-Pop.

    Y de la misma forma que pensar que en Tailandia todas las chicas quieren a un amante por conveniencia, en Japón no todas las adolescentes buscan a alguien que les pague el bolso de Chanel. Sólo unas pocas.

    Lo de España es muy diferente. Si tienes dinero, poder o fama, en España te sobrarán mujeres. Aunque luzcas peor que Chiquito de la Calzada. Mujeres aprovechadas y buscadoras de oro las hay en todo el mundo. Aún con distinto pelaje.

    • Daniel dice:

      Lo que pasa en Tailandia es que culturalmente, el tener sexo con alguien es muy normal y hay muy pocos tabues, si vivi en Japon una temporada, alli tambien es bastante comun el ver cosas relacionadas con sexo y prostitucion abiertamente, y nada fuera de lo normal ir despues del trabajo a un prostibulo a tomar algo.

  3. Lo recuerdo del mes que pasé en Japón.

    Yo, sinceramente, prefiero el estilo de estos países en hablar de sexo abiertamente y en los que acostarse con alguien sea lo más normal del mundo. Sin los puritanismos de la herencia católica del Mediterráneo.

    • Daniel dice:

      Si…. bueno… yo cuando estaba soltero tambien pensaba asi… ahora que tengo una hija, ya no lo tengo tan claro! ;-)

      • Daniel dice:

        Por otro lado, cada vez que voy a Filipinas me asusto! Los ladyboys en Filipinas tienen bastante menos glamour que en Tailandia, me imagino que de todo habra en todos los sitios… Pero no puedo evitar pensar que si me sale un hijo asi… buff No se que le diria “Que te den por culo! Y que lo disfrutes…”, o algo asi… Pero bueno, en serio si a mi hijo le diria “Tranquilo chaval que entiendo que seas gay, me parece normal, lo respeto!”, “Pero papa si no soy gay, me gustan las mujeres…”, “Calla pedazo de maricon y no discutas a tu viejo!”… Y ahora fuera de bromas, en Filipinas yo veo cada cosa que realmente asusta! Bueno y por aqui tambien… Menos mal que es una hija! Los mismos Filipinos suelen bromear que hay mas gays en Filipinas que heterosexuales, en Tailandia tiene que ser tremendo, estuve hace tiempo, solo unos dias, y la verdad que yo era un farang mas borracho como una cuba, para que nos vamos a enganiar… Y me costaba mucho distinguir los ladyboys de las mujeres, en Filipinas no me cuesta nada, la mayoria son bastante esperpenticos, por decirlo de forma un poco mas suave ;-)

  4. Jajaaaa!! No había leído tu comentario sobre las mujeres con manivela en Filipinas. Donde hay mucha ladyboy filipina es en Kuala Lumpur. Y supongo que hay de todo, pero claro, en Filipinas hay mucho menos dinero que en Tailandia y tampoco existe el mercado de cirugía plástica de Siam, que se acerca al de Corea del Sur.

    Lo de distinguir a ladyboys de mujeres se aprende con el tiempo. Y lo de que casi todos los hombres son gays también se dice y mucho por aquí… Por eso las chicas buscan a un tomboy :)

    ¡Saludos! Todos hemos sido farangs alcoholizados más de una vez en Tailandia… ;)

  5. Svc dice:

    Las tailandesas, Filipinas todas unas putas interesadas,y nunca falta el estupido que crea en sus cuentos de amor sincero, estas mujeres buscan extranjeros para que las saquen de su podredumbre.

  6. Aaron dice:

    Mierda el amor a la conveniencia que gran tema esto es como la mia noi, pero creo que no lo es, ya que hablamos de solterones.
    La conveniencia es solo compañía y folladera es algo muy claro. Para saber si hay algo mas que conveniencia y realmente se disfruta de la compañía, una de las formas es como lo explicas. Si la mujer paga un par de copas es una demostración que disfruta estar contigo. Yo no me fijo en las que van y te buscan al lugar donde uno esta compadre, hay muchos que consideran que esto es un acto de demostrar un interés, yo no lo veo igual. Para mi puede ser como no puede ser. La conveniencia se debe salir a buscarla también. Así que yo no me la jugaría a creerme eso de que ahora si me quiere y esas bobadas. Digo cualquiera que sea el interés se resuelve buscándolo, por lo tanto existe cualquier posibilidad. Esos americanos de seguro se creyeron mas de un cuento y de seguro buscaron las equivocadísimas. Si me voy a Siam, después de un buen par de probadas pienso que el lugar mas seguro para buscar una mujer es un templo budista.

    El amor muchas veces lo veo como un cuento de ficción. Se busca muchas veces una pareja por temor a envejecer solos. El amor no siempre es amor, muchas veces es conveniencia y es un contrato de que vamos a envejecer juntos/matrimonio/, un contrato que casi nunca funciona por que termina en divorcio por la simple razón de que se dan cuenta que no es amor. Tengo 36 años, no tengo mujer, ni tengo hijos y todavía no pienso casarme por que es conveniencia y mas en estas sociedades en que vivimos. Es muy aburrido, pero al menos Siam tiene un buen deal amoroso para intentar algo nuevo de revivir las ganas, por que le cuento que por aquí las ganas de jugar al amor es un juego que ni siquiera encuentras. Es una sociedad protestantemente aburrida, que las ganas la matan.

  7. ec.people dice:

    Los asiaticos son unos enfermos y desviados sexuales sobre todo los japoneses coreanos tailandeses y filipinos

  1. 7 mayo, 2014

    […] mia nois modernas que se rigen por el patrón clásico. Quieren a un hombre que las mantenga y, en el amor por conveniencia que tanto se lleva en Siam, convertirse en mujer menor es una opción habitual. Pero eso cambia y bastante en las más […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>