Sexo a cambio de magia negra y otras supersticiones tailandesas

Tarot tailandés supersticiones

La mujer que tiene poder en su pueblo.

Recuerdo cómo un tal Frank a quien sólo he visto una noche me dijo que los tailandeses sólo creen en el dinero. Me lo soltó cuando cuando pagaba las copas de su novia, las de las amigas de ella y hasta mis copas. Seguramente aquel alemán sólo hablaba de facturas con su amada, porque si en algo nos supera Tailandia de goleada es en creencias. Cuanto menos en espiritualidad y supersticiones.

Hace unos días coméntabamos por aquí el cariño que se le tiene en Tailandia a las adivinas y la confianza que se deposita en el mago que tira las cartas en el barrio. Lo que yo no sabía es que lo de tirar las cartas y hablar de los muertos podía servir -además de para arrancarle unos bahts a los creyentes- para sacarle un revolcón a la clienta. Y encima cobrándole a la muchacha.

Porque al día siguiente de hablar de los adivinos y las supersticiones en Tailandia, enciendo la televisión y, qué sorpresa la mía, me encuentro con que la policía había detenido a un hechicero de magia negra en Pathum Thani no por estafar a sus clientas y robarles algunos bahts. Sino por llevárselas a la cama.

Hechicero Curandero tailandés violador

El hechicero que se beneficiaba a las clientas a cambio de magia negra.

Nuestro amigo de la foto regentaba un local de magia negra en la provincia central tailandesa. Como tantos otros hechiceros. Y al igual que muchos de ellos, su especialidad era la demanda más solicitada por las clientas. Los hechizos para que hombres ricos se enamorasen de ellas.

Normalmente con esto de los hechizos de magia negra pasa como con las cremas blanqueantes. Que no funcionan, pero se siguen vendiendo como rosquillas. Y sin embargo nuestro muchachote de perilla y coleta no se conformaba con ganarse el arroz a base de supersticiones varias. Le quería dar una alegría al cuerpo y pensó que lo mejor era beneficiarse a las inocentes que reclamasen sus mágicos servicios.

Así que empezó a decirle a las muchachas que solicitaban hechizos para que hombres ricos se enamorasen de ellas que la vía rápida pasaba por la cama. Y no por recomendarle a ellas que se ofreciesen sexualmente al hombre a quien querían conquistar, sino que se dejasen tomar por él, que como mago iba a consumar el hechizo con su varita mágica.

Vamos, lo de que la esperma de este buen señor tuviese poderes cósmicos me parece delirante. Pero no lo vieron así sus víctimas, que se dejaban hacer con tal de conquistar a su hombre deseado. Lo malo fue cuando una de ellas vio que aquello no dio resultado y se plantó en comisaría.

Lo más divertido fue ver al supuesto hechicero en televisión justificando sus acciones al decir que muchas mujeres de clase alta reclamaban sus servicios. Y que siempre daban resultado.

 

Magia negra y hechiceros

 

Bruja Tailandia

Cualquier lugar es bueno para echar las cartas. En el mercado también.

Más de uno pensará que esto de la magia negra suena a película de terror barata. Pero en Tailandia no suena así. Las supersticiones y las creencias en el más allá condicionan a la sociedad y mucho. No es asunto de cuatro gatos en los pueblos del noreste. Sino algo metido en la mente de muchos tailandeses. Sobre todo si vienen de ascendencia china.

Por ejemplo, siempre que el ejército tiene que afrontar alguna misión delicada acude a ciertos hechiceros que se comenta son capaces de ver el futuro. O que en el golpe de estado de hace ocho años visitaron a un importante chamán camboyano, quien preparó a los militares para derrocar al entonces líder Thaksin Shinawatra.

Y eso que el polifacético Thaksin también tenía ayuda del más allá. En 2011, cuando los camisas rojas hicieron arder Bangkok en su favor, dijo a los medios internacionales que no se preocupasen por la escalada de tensión. Ya que dicha situación se debía a los movimientos astrales de Marte sobre Saturno. Y que su hechicero personal le había explicado que, a la que Marte se retirase, todo volvería a su cauce.

La cara que se le debió quedar a más de un extranjero ante las declaraciones de alguien con tanto peso político seguramente fue un poema. Pero no a los tailandeses. Porque las creencias en las supersticiones y en el más allá es cosa de prácticamente todo el mundo.

En mayor o menor medida. En un país en el que cuando naces tus padres han de seleccionar una religión y no se contempla que no tengas creencias espirituales todo es posible.

 

Los números y los chinos, nivel experto en supersticiones

 

astrologia-tailandia

Una vez más, desde China llegan algunas de las creencias más estrafalarias que podemos ver en Tailandia. En el caso de las supersticiones, los chinos tienen la maestría ganada. Y en Siam muchas de las creencias vienen por ellos. Sobre todo cuando van relacionadas con los números.

Los números pares no gustan en Tailandia. Aquello del “a mí me daban dos” de los Petit-Suise no hubiese sido posible en Siam. Gustan los impares y odian los pares. Por eso, en televisión existen cuatro canales principales y no siguen un orden numeral. Channel 3, 5, 7 y 9. No existe la segunda ni el canal 4. ¿Quién vería un canal que se llame como un número de mala suerte?

iPod rey de Tailandia

El iPod que se lanzó de forma conmemorativa para el aniversario del Rey. Serigrafiado con el 9999 de la suerte.

El 3 es un número de mucha suerte en Tailandia. Más incluso que el 5 y el 7. Pero el ganador absoluto es el 9. Es el número de la fortuna por excelencia, y buena parte de ello es porque se pronuncia gaao, palabra muy similar a arroz.

Ante esta situación, se pueden ver auténticas hazañas con tal de poseer el famoso número de la suerte. Por ejemplo, en los números de teléfono, que puedes elegir a cambio de un módico precio. Aunque, sin duda, lo más llamativo es lo de las matrículas de los coches.

Una matrícula de números pomposos cuesta mucho dinero y se suelen vender en subastas públicas. Ayer precisamente en el cine anunciaron una subasta multitudinaria en la que contarían con una placa sellada con un 1111.

Si bien la matrícula más deseada es la que tenga un 9999. Tanto, que un ministro del Gobierno tailandés de Thaksin -el mismo que hablaba de Marte y Saturno en política interna- hizo en 2003 una inversión de cuatro millones de bahts, cerca de 100.000 euros, en una matrícula con un 9999.

Otro ejemplo es el iPod oficial en edición conmemorativa que se lanzó en 2006 para el aniversario del Rey con el famoso 9999 serigrafiado en el aparato.

Con esto de los números se ven situaciones muy esperpénticas, sobre todo cuando hay chinos de por medio. Porque quieren que todo se haga en horas que coincidan con su número de la suerte favorito.

La situación más dantesca que me encontré fue cuando una amiga tuvo a su primer hijo y el marido, de familia china, concertó que debía dar a luz por cesárea y a las tantas de la madrugada. En un día 9. Lo del parto mediante operación y dejando de lado las posibilidades naturales fue para que el bebé naciese justo a la hora elegida en el día seleccionado. Así se ven tantas mujeres con cicatrices de cesárea en Tailandia.

Y es que todo lo que viene del país del dragón es único. Hoy me he encontrado una tienda en mi barrio dedicada a otra de las tradiciones chinas más particulares. La de quemar objetos de valor en la tumba de un ser querido fallecido recientemente.

Incineración china

Productos varios para quemar en la tumba del fallecido. Toda la tienda se dedica a ello.

Ropa falsa Tailandia

Ya que uno ha de abandonar este mundo, al menos que lo haga con estilo.

Se supone que si dichos objetos han sido bendecidos previamente y se queman en la tumba del difunto, pues éste los recibirá en el más allá y podrá llevarse alguna posesión material al mundo espiritual. Lo cual no deja de ser una paradoja cuanto menos interesante.

Como a veces no hay dinero -o ganas- para quemar posesiones de marca, pues existen estas tiendas en las que se encuentran falsificaciones de Chanel, Louis Vuitton o marcas deportivas como Nike o Asics, bendecidas y listas para convertir en cenizas. Con la intención de tratar de engañar al más allá y a ver si hay suerte y quemando un bolso de marca falso el fallecido recibe el mismo objeto pero original en el otro mundo.

 

Fantasmas, fechas y otras curiosidades

 

Tatuaje tailandés

Un clásico, el tatuaje protector. Foto: Cristine Bedenis.

De los tatuajes protectores ya hemos hablado en varias ocasiones. Les encantan a los boxeadores y a las muchachas de vida alegre porque se supone que protegen contra una buena variedad de peligros. Y ambas son profesiones de riesgo. Para que una muchacha use un tatuaje con el que sabe que la van a señalar como a una araña mucho ha de creer en esa tradición.

Pero de creencias y supersticiones hay muchas y es imposible hablar de todas. Aunque podemos señalar algunas de las que me parecen más divertidas. Como por ejemplo, si quieres casarte, más vale que sepas en qué día naciste. Porque se ha de encontrar una fecha que sea compatible con el día de nacimiento de tu pareja. Y si eliges un día incompatible el matrimonio será fallido.

Por ejemplo, alguien que haya nacido en jueves no debería casarse en sábado, dice la superstición que defienden los monjes del país. Y quien nació en lunes no puede hacerlo en domingo. Así que una pareja con ambos días de nacimiento no puede contraer matrimonio en fin de semana.

No sólo para celebrar un bodorrio a la tailandesa importa qué día de la semana es. Los viernes no son buenos días para funerales. Y mi favorito es el miércoles, que es el día de mala suerte si vas a la peluquería. Aunque por culpa de estas supersticiones al final resulta que el miércoles sí que es mal día para cortarse el pelo. Porque todos los miércoles los estilistas con solera cogen fiesta para ahuyentar a los malos espíritus, y en las peluquerías sólo hay aprendices y encima con pocas ganas al ser el día de la mala suerte.

También hay que elegir bien el nombre, ya que se cree que puede dar mala suerte un nombre sin fuerza. Así mucha gente se cambia nombres y apellidos cuando las cosas van mal en sus vidas.

Y luego están los fantasmas. Que juegan buena parte en la cultura tailandesa. Con situaciones a veces muy irrisorias. Por ejemplo, poniéndole a los hijos nombres poco bonitos para alejar a los fantasmas. Por eso hay chicas que se llaman rata o cangrejo. Las que se llaman Porntip viene por otro asunto que no viene al cuento.

Algunas historias de fantasmas que importan a diario son:

  • Si cuando visitas al bebé recién nacido de alguien dices a los padres que es muy guapo, un fantasma puede llegar y llevarse al recién nacido. Mejor que digas que es muy feo.
  • Si cantas cuando comes, un fantasma te envenenará.
  • Si doblas la espalda estando de pie y miras entre tus piernas verás a un fantasma. Es un clásico hasta en las películas.
  • Si dejas la puerta abierta y te quedas ahí mucho tiempo, un fantasma entrará en tu casa.

Aunque en mi lista de supersticiones favoritas está la que dice que si miras a gente desnuda se te hincharán los ojos. Me recuerda a cuando de adolescente me decían que si ves porno te quedarás ciego. Será por eso que lo que al Gobierno tailandés le gusta limitar en Internet es precisamente la pornografía.

 

5 (100%) 1 voto

También te puede interesar...

12 comentarios

  1. jesus dice:

    Has probado alguna experiencia chamanica en thailandia? No digo solicitando los servicios de este tipo de magos, no se si llamarles chamanes, pero quizas sea lugar interesante si existe algo tradicional y serio, para mi thailandia de momento es una gran desconocida…

    • He visto lo que a mis ojos redondos les han dejado ver. Que al no ser rasgados cuesta bastante más. Pero no creas que dista mucho de lo que se pueda ver en otros países. Se suelen usar prendas o pelos de las personas a quienes se quiere hechizar, además de usarse su versión adaptada del Tarot e incluso del vudú.

      Otra historia muy diferente son las celebraciones religiosas o el entierro chino que un día me encontré. Los chinos no son budistas teravada, así que entierran a sus muertos y tienen cementerios en Bangkok.

  2. Aaron dice:

    Realmente creo que no todos los occidentales podemos vivir en lugares con tanto misticismo, magia,superstición. Nos han creado en una sociedad donde vemos que todo esto puede ser actividad del demonio. Por lo tanto satanizamos todo actividad relacionada con lo paranormal. Pienso que para vivir en el otro lado del mundo, en este caso Tailandia creo en lo que explica el budismo sobre que cada persona tiene vidas pasadas, para poder gustarte estar allí, creo en esta explicación. La gran pregunta es por que será que algunos pueden hablar de esto sin desprecio alguno y otros desde que lo ven, lo ven como algo malísimo y hay que eliminarlo. El caso de la varita mágica, quizás no dio resultado una sola vez, pero con muchas si logro resultado. Esa ultima se enojo, falta haber cuales fueron todas las declaraciones de esa mujer, quizás hubo algo mas. En una sociedad donde hasta los gobernantes creen en espiritistas camboyanos. Imagínate si ese espiritista le da unos números de lotería al jefe de la policía y este gana de seguro lo dejan suelto.

    Realmente no creo en varita mágica de nadie solo creo en la mía……. jeejejej
    pero creo que todos los hombres tenemos el poder creativo de dar vida. A mi me gusta pensar que todos los hombres tenemos una descendencia mística de la serpiente o el dragón. Es un mundo raro pero realmente los países Asiáticos son muy antiguos. Cuando veo abajo de mis pantalones pareciera que tengo una serpiente o un dragón, además con nuestros cuerpo tenemos la capacidad de movernos como una serpiente o dragón. Este animal es muy místico en toda la cultura asiática. En nuestra cultura es cierto que en nuestros libros de educación religiosa nos hacen ver a la serpiente o el dragón como el adversario. Realmente no lo veo de esta forma, quizás esta sea una de las razones por las cuales siento admiración por estas tierras. En mi país existe un templo chino budista. Los chinos practican el budismo Vajrayana en mi país, yo voy a ese templo y la idea de quemar cosas me parece bien, creo que al quemar se extingue el objeto y se vuelve polvo al igual que nosotros cuando nos creman o nos colocan en un cementerio. Además creo que es una forma de sentir aprecio por el ser querido.

    Realmente creo que desde tiempos antiguos la gente ha creído en diferentes rituales. Es una costumbre humana buscar un significado de existencia y conectar con una fuerza suprema. El problemas esta cuando son fuerzas completamente negativas que son usadas para deteriorar a las personas.

  1. 19 octubre, 2014

    […] El Nissan Almera de la discordia no pertenecía a ningún matado. Sino a Thanapat Tantisaewaekun, un estudiante de comunicación -y miembro de una súper familia- que con sólo 19 años se hizo popular al adquirir la matrícula de coche más cara de la última década. Porque, en Tailandia, si quieres una matrícula de número personalizado, puedes pagar por ello. Los números son muy importantes, cosas de las supersticiones del país. […]

  2. 16 enero, 2015

    […] un número determinado en la matrícula de tu coche. Y donde un fulano que dice ser hechicero puede llevarse al catre a la guapa del pueblo y encima cobrarle por ser bendecida, claro, con la varita mágica que cuelga de su […]

  3. 2 junio, 2015

    […] es la primera vez que hablamos de supersticiones y creencias tailandesas. Casos de magia negra como los supuestos hechiceros que se ha llevado a la guapa del pueblo al […]

  4. 7 noviembre, 2015

    […] pero los tailandeses en general son increíblemente supersticiosos (Luis de Bangkok: Bizarro aquí lo muestra) y esto nos hizo ir a Vientiane en vez de a Savannakhet como estaba previsto. El […]

  5. 13 marzo, 2016

    […] una cultura donde es posible lucir tatuajes embrujados protectores y en la que es normal que una joven abra las piernas ante un hechicero para que otro tipo se encapriche de esas piernas, los talismanes mágicos no podían faltar. Con […]

  6. 19 agosto, 2016

    […] que el panorama pintaba a mejor en mitad de una de las peores crisis políticas de Tailandia porque los astros así se lo decían. Delante de periodistas internacionales. Pero la Junta militar que ahora rige el país sin pasar […]

  7. 7 noviembre, 2016

    […] para dar de comer aparte es el asunto de la creencia en las supersticiones tailandesas y su pasión por los espíritus. Algo de lo que ya hablamos y quedó explicado aquí. Pero qué menos que recordarlo con el caso […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *