Una de héroes y villanos: las nuevas reglas de Tailandia

militares guapos en Tailandia reglas golpe de Estado

“Vamos a hacernos una foto con esos guapos soldados fortachones” es una frase muy escuchada en la calle estos días.

Tailandia está cambiando. Un poquito. En realidad, de cara al visitante de ojos redondos no ha cambiado mucho -aunque ahora tengamos toque de queda-, pero hay una dictadura militar establecida y eso implica un cambio de reglas. Nuevas normas en un país donde los golpes de Estado se alternan con las elecciones.

Primero de todo, hay que entender que el golpe de Estado de la pasada semana es un alzamiento militar ‘a la tailandesa’. Mientras en otros países los tanques salen a la calle y encarcelan a alborotadores, disparan contra quien se opone y se siembra el terror, en Siam los tanques salen con una sonrisa. Las muchachas se dirigen contentas ante los camiones militares para ver a los fortachones soldados.

También ocurre que, históricamente, los golpes de Estado son para Siam lo que para tu computadora el botón de reinicio. Cuando todo se pone patas arriba, el ejército llega y pone paz. Impone su dictadura militar durante un tiempo y, de una forma u otra, acaba devolviendo el poder a su bando favorito, que no es otro que la oligarquía de Bangkok.

¿Esto afecta a tus vacaciones en Bangkok? ¿O a iniciar una vida aquí? Prácticamente no va a molestar en absoluto tus días en Tailandia. Aunque este golpe de Estado puede ser diferente -ya hablaremos de sus posibles consecuencias negativas-, a los extranjeros nos afecta poco.

No tenemos derecho a muchos trabajos, tampoco a ningún tipo de cobertura social, mucho menos a decidir sobre el país. Tampoco a abrir negocios con normalidad y ni siquiera podemos comprar una casa a nuestro nombre, sólo apartamentos. Con el golpe de Estado, quienes ven recortadas sus libertades y derechos son las gentes de Tailandia. Como nosotros no teníamos ninguno anteriormente, nos quedamos igual.

Así que, primer aspecto a destacar, no dejes de venir a disfrutar del país por este golpe de Estado. Ya sé que la Embajada Española recomienda no acercarse a Siam, pero Australia, por ejemplo, sólo pide que los viajeros lean las noticias antes de ir. Eso es lo más sensato. Y si quieres otra opinión, hoy en Mundo Nómada lo contaban con varias opiniones contrastadas.

 

Nuevas reglas en Siam: mantén la boca cerrada y sigue festejando

 

Libertad de expresión

Más de un periodista ha tenido que dimitir por usar esa cruz hecha con cinta adhesiva en redes sociales. El primero fue un periodista de The Nation. Ahora es un símbolo en las protestas contra el golpe.

A partir de ahora, el nuevo tigre de Tailandia, el coronel Prayuth, es primer ministro por decisión propia y ha disuelto el senado y la Constitución. Y, cómo no, lo hace por el país. Lo de que se le conozca como el tigre tiene muchos significados en esta parte del mundo. A un hombre se le puede llamar tigre en Siam por motivos dispares que van desde ser un mujeriego Don Juan hasta un incorruptible hombre de fuerza bruta que dispara y después pregunta. Que conste que yo no acuso a nadie de mujeriego.

Prayuth y sus muchachos se han vendido a sí mismos como los héroes de Siam. Y los del bando amarillo, quienes defienden la oligarquía, les han recibido con los brazos abiertos. Son quienes rescatan al pueblo del gran conflicto que (dicen) se avecinaba. Y, de paso, acaban con la amenaza del villano. Thaksin Shinawatra. Esa es la forma en que se nos ha vendido todo el pastel.

Previsible era. Tanto, que existe una novela de Paulo Bacigalupi, escrita hace varios años, que narra un hipotético futuro de Tailandia tras la extinción de recursos en el planeta. En mitad de una fuerte disputa entre el poder electo y el dominado por los cuerpos de seguridad, aparece un tigre de Siam, Jaidee, que marca la diferencia haciendo uso de la sangre. La ficcionada historia acaba en guerra civil, por cierto.

Pero volviendo al régimen militar, ¿a quién le importa que tengamos un líder no electo? Seguimos teniendo centros comerciales, ¿verdad? En uno de ellos hasta podemos ver películas tumbados en una cama. Entonces, ¿para qué preocuparse de asuntos políticos? Prayuth ya vela por el país. Y encima los militares son muy simpáticos. Ese es el primer cambio de las nuevas reglas que ahora rigen nuestro paso por el país, la simpatía militar:

Golpe de Estado en Tailandia 2006

En el golpe de hace ocho años ya se caracterizó por la amabilidad hacia el turista.

Los militares en la calle

Están en algunos puntos estratégicos de la ciudad, pero tampoco verás muchos. No hay presión policial tampoco. Y toparse con los hombres de verde es hasta simpático. Te reirán las gracias y te caerán cachondos.

Quizás lo que no te dirán es que lo de la simpatía también tiene truco. Desde el golpe de 2006, las reglas estrictas que siguen los militares marcan que han de sonreír cuando se acerca un turista durante un alzamiento militar. En aquel momento, hasta les dejaron cargar armas a los visitantes para tener unas fotos memorables. No tardará en ocurrir.

Se han enfrentado los militares a algunas revueltas estos días. Los seguidores de los Shinawatra no están contentos con el nuevo régimen y en los medios se intenta ridiculizar a quienes protestan contra el gobierno militar. Dicen que es todo un montaje de los muchachos de Thaksin. Yo prefiero pensar que hay mucha gente que también está en contra del golpe de Estado sin necesidad de apoyar a los rojos. De momento, en charlas privadas, muchos tailandeses que simpatizan con los amarillos me han dicho no desear este golpe. Eso sí, en privado.

El toque de queda (o lo que queda del toque)

Si hay algo que realmente molesta, eso es el toque de queda. De las 22 horas hasta las 5 de la madrugada, no se puede salir a la calle. Pero ya dijimos que muchos se estaban saltando a la torera este límite. Hoy, buenas noticias, han anunciado que a partir de mañana miércoles, el toque de queda es de medianoche hasta las 4 de la madrugada.

Pero, hasta ahora, muchos clubes han estado abiertos. Bash, Narcissus o Safehouse tienen clientes. Al fin y al cabo, estar dentro de la discoteca respetaba el toque de queda.

En pocos días, seguramente, se levantará el toque de queda.

La censura

Se está hablando desde que empezó la Ley Marcial de una posible restricción del uso de redes sociales. El extremo sería cortar el acceso a Twitter, Facebook y la aplicación de mensajería Line. Veremos si se hace, sería un tortazo demasiado grande para la población y se eliminaría una de las cortinas de humo y distracciones tailandesas.

televisión golpe de estado

La televisión sirve de tablón de anuncios para la junta militar. Ponen una página impresa en papel y la cámara la va mostrando mientras suena una voz en off.

La televisión, obviamente, hace tiempo que emite lo que le dejan los militares. Además de tener que poner numerosos avisos y anuncios de la Junta. En ellos, cada día, se avisa a representantes de la economía del país, a periodistas y comunicadores, y a otros actores de la sociedad civil a que deben reunirse obligatoriamente con el gobierno recién estrenado.

Los extranjeros no pintamos un carajo

Algo muy divertido estos días ha sido ver cómo en los diarios internacionales y medios españoles se comentaba constantemente que Tailandia seguía adelante con su golpe de Estado pese a la condena internacional del mismo. Desde luego, no se dan cuenta de algo básico. A los gobernantes tailandeses les importa un carajo lo que opinen los hombres y mujeres de redondos ojos.

Importamos tan poco para ellos que, ahora mismo, en lugar de que la economía se ajustase a esta realidad internacional, hasta el baht, la moneda local, está mejorando su valor. ¿Vivimos en un mundo global? Eso díselo a ellos, que suelen decir algo similar a que “Tailandia es para los tailandeses, no metas el hocico donde no te llaman”. A mí me recuerda a aquello de “España, para los españoles”. Y así nos fue.

Daily Mail censurado

La web del periódico Daily Mail no puede verse ya desde Tailandia. La ha censurado el poder militar. En verde puedo leer algo como “cerrado por provocaciones al suelo”. Lo del suelo imagino que es una forma patriótica de llamar a la Nación. Mis justitos conocimientos de tailandés no llegan a mucho más.

Por otro lado, en muchos artículos escritos en Estados Unidos e Inglaterra han aparecido numerosos usuarios tailandeses criticando lo que allí se exponía. Defendiendo el golpe de Estado e insultando en general a la población extranjera. Aún peor, en algunos foros en inglés se nos ha llamado bueyes, o “buffaloes” en inglés. Muchos de los que han comentado esas palabras dicen poder hacerlo porque estudiaron sus años universitarios en Occidente. Lo que me da hasta risa.

Obviamente, me estoy refiriendo a las clases poderosas y a los de arriba. Los tailandeses, en general, son bastante más agradables y amables con el extranjero. Aunque lo de importar un carajo lo que pensemos nosotros de ellos es algo más bien generalizado.

Mantén la boca cerrada

Lo primero que han de hacer tailandeses, tal y como dice la Junta militar es mantener la boca cerrada y no instar a la desobediencia de la junta. Esta es la norma básica. Nosotros, como invitados, tampoco hemos de criticar a los militares ni a los poderes establecidos.

 

¿Hay buenos y malos en esta película?

 

Rojos en Tailandia

Algunos de los contrarios al golpe de Estado.

He aquí el kid de la cuestión. ¿Son los héroes quienes nos han dicho que son? ¿Y en realidad tan villanos son los que nos venden como enemigos de Tailandia?

Por un lado, se ha hablado de una lucha de ricos contra pobres. Puede parecer eso, pero no lo creo. En realidad, ambos bandos están liderados por ricos. Tanto los Shinawatra, los rojos que ganan elecciones, como los amarillos encabezados por Suthep son bandos formados por millonarios que controlan el país a su antojo. Y hacen lo que les da la gana con pobres y clases media. Es un caso de difícil solución.

A los amarillos se les acusa de ser una pandilla de ricos con Ferraris amarillos, que aunque tenga su base de razón, movilizaron a gentes de escasos recursos por doquier en las pasadas protestas. Además de que uno de sus bastiones, el sur musulmán, no se caracteriza por su riqueza.

Luego a los rojos se les tacha de iletrados. De incultos que no saben a quien votan porque, al fin y al cabo, ellos son más numerosos y logran que los de Thaksin siempre ganen las elecciones. Y sobre todo de que sus votos son comprados.

Sobre estas líneas hay un vídeo que muestra este hecho. Es una protesta de contrarios al golpe de Estado, tachados de rojos, en la que están gritando “queremos elecciones, queremos elecciones”. De repente, delante de una cámara, aparece una mujer callada y, acto seguido, empieza a gritar como una salvaje “¡no queremos elecciones! ¡no queremos elecciones!”. Al instante, sus compañeros manifestantes la miran con horror y corrigen sus palabras: “¡¡Queremos!!”.

El vídeo está corriendo esta noche por las redes sociales a toda mecha. Y se usa para volver a tachar de estúpidos y de comprados a los rojos. Es posible que sea así. Aunque es demasiado curioso que, tan de repente, esa mujer se ponga delante de la cámara y le dé por gritar eso. Si me dijesen que es un montaje también me lo creería.

A estas alturas, el golpe de Estado ha salido bien. Pero los rojos están más organizados que nunca. Seguramente, los militares no esperaban tal oposición, pero los seguidores de los Shinawatra, tras haber sido vapuleados previamente en los tribunales y en alzamientos militares, saben que no pueden ceñirse a las reglas electorales. Así que están más organizados que nunca y, quién sabe, quizás acaben dando la campanada.

El ejército ahora mismo está reiniciando el país. Igual que nosotros reiniciamos el móvil o el ordenador para limpiar todo lo que hace que no funcione bien nuestro trasto. El problema es que el ejército es partidario de un bando de forma clara. Veremos cómo compensa a quienes no son sus seguidores para que se mantengan tranquilos.

 

GD Star Rating
loading...

También te puede interesar...

3 comentarios

  1. Oscar dice:

    Seguiremos con suma atencion el devenir de bangpolla

  2. Aaron dice:

    Esas tailandésas compadre parece que cualquier foto o video con el que sea y como sea esta bien que carajos importa si hay que ponerle sanuk a esto antes de que se forme el verdadero mierdero. Jajajajaj

  3. kguy dice:

    Porque todos los enlaces van a “Putalocura” ?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>