Atentado en Bangkok, ¿qué hay detrás de la bomba en Erawan?

Atentado bomba Bangkok

Foto: Reuters

Bangkok: Bizarro es un poco de todo. A veces buscamos el lado divertido de Bangkok, y en otras ocasiones le damos la vuelta a lo que se cuenta del país. Se habla de la vida en Tailandia, pero también de su sociedad. Y de política. Hoy, desgraciadamente, hablamos de algo horrible.

Está en todos los medios, y en los españoles abriendo los periódicos. Tailandia apasiona al turista español y se nota. Por eso, la explosión de una bomba en pleno centro turístico ha conmocionado también en la otra parte del mundo. Aquí, en Bangkok, ha sido un golpe durísimo.

Este artículo no plantea meterse en la discusión del baile de cifras de muertos -el último recuento oficial en el momento de escribir esto es de 19 muertos- o en los aspectos superficiales. Sino contar de primera mano cómo se está viviendo tan dramática situación y plantear las posibles consecuencias que traerá.

También hay que poner sobre la mesa las teorías que se barajan en relación a la autoría del atentado, que las hay. Aunque ninguna es clara y se teme que nunca sabremos quién está detrás de todo esto. Son todo conjeturas, muchas de ellas no exentas de exageración.

Yo me enteré de la explosión de la bomba en el templo de Erawan por las redes sociales. Estaba muy cerca, en Ploenchit, justo cuando iba a coger el coche para volver a casa. Me escribieron un mensaje diciendo que había un accidente en Rachaprasong, a una parada de tren desde donde estaba.

Fue cuando entré en Facebook y vi las imágenes que estaban publicando algunos de mis contactos. Cuerpos partidos por la mitad, otros desmembrados, restos humanos y lo que no vimos del 11-M en España porque no existían los teléfonos inteligentes ni las redes sociales.

Dejé el coche y fui caminando hasta la zona. Todo eran sirenas y coches de policía, ambulancias. Sukhumvit ya estaba acordonada y el tráfico cerrado delante de la estación de Chit Lom. Había un par de militares tratando de explicarle a los curiosos que hacer fotos con sus teléfonos no ayudaba.

La policía se dirigió a la prensa y a quienes estábamos allí para decirnos que abandonásemos el lugar, decían haber encontrado una segunda bomba. Luego se hallaron dos más. El temor era a que detonasen. No estallaron, pero sí intentaron dispersarnos.

Eso tiene su sentido. La insurgencia al sur de Tailandia, cuando detona bombas en las zonas de Pattani o Yala, suele explotar un segundo artefacto cuando llegan los militares, también con reporteros y ambulancias de por medio. La masacre es mayor. No ha ocurrido hoy en Bangkok, aunque se temía. Tampoco han tenido que ser los islamistas del sur los autores de la masacre.

Mientras, las redes sociales ardían con todo tipo de teorías y, desgraciadamente, con fotos explícitas de las víctimas en primeros planos. Imágenes que no aportan más que carnaza. Lo verdaderamente terrible son las muertes y las heridas de muchísimos, no ver cómo se han producido.

No se habla de otra cosa. Tailandia se ha ido a dormir pensando en este atentado y en el por qué. Los hospitales tratan de atender a los más de 80 heridos. En las fotos que se han filtrado de las listas de pacientes -y que no reproduzco aquí por respeto a las familias de las víctimas- se puede ver que la mayoría de heridos son tailandeses. El otro gran grupo son los turistas chinos.

 

¿Y quién ha plantado estas bombas?

 

Atentado en bangkok agosto 2015

Los militares y los cuerpos policiales han intentado responder lo mejor posible. El dispositivo policial, hay que decirlo, fue ordenado y bastante eficaz, teniendo en cuenta el desastre. Foto: Reuters.

La pregunta que todos se hacen. ¿Y quién ha puesto estas bombas? No se sabe y seguramente nunca se sepa. Puede parecer raro, ya que normalmente los grupos terroristas suelen atribuirse los ataques que protagonizan. En Tailandia, no obstante, todo va de otra forma.

Hay varios aspectos a tener en cuenta en todo esto:

  • Se ha atacado un santuario hindú con referencias budistas en pleno centro de la ciudad. Muchos avisan que podría ser acto de los insurgentes islámicos del sur. Pero estos no suelen salir de la zona que hace frontera con Malasia y sus reivindicaciones son otras.
  • El lugar es muy visitado por turistas chinos. También por tailandeses que trabajan en la zona o están de paso y deciden entrar a rezar. Otros de los afectados han sido los grupos de chavales que van en moto allí como lugar de encuentro.
  • La zona de Rachaprasong es muy conocida por los contrarios al Gobierno militar y a las élites del país. El grupo conocido como los rojos ya quemaron el centro comercial de Central World, en el mismo barrio, y solían reunirse aquí.
  • Es una zona muy turística. El mismo santuario se encuentra junto al hotel Grand Hyatt.
  • Nadie se ha atribuido la autoría del atentado.

Lo más importante es lo del final. ¿Y por qué nadie reclama el atentado como suyo? No es la primera vez que ocurre en Tailandia. En la Nochevieja de 2006 a 2007 ya hubieron atentados con bombas, aunque mucho menos sanguinarios, y nunca se aclaró quienes fueron los culpables. Muchos lo atribuyeron a los militares que habían protagonizado el golpe de Estado de 2006. Otros a los insurgentes islamistas del sur y tampoco faltaron quienes apuntaron a los contrarios al poder. Nunca se supo ni se aclaró. El Gobierno lo considera un tema delicado, por lo que prefiere no hablar de ello.

Hoy en día, con el cambio que suponen las redes sociales, se está hablando mucho más del atentado de hoy. Aunque no existe una versión oficial y completa de los hechos. Ni seguramente la habrá, lo que dará motivo a más especulaciones. Como las que estamos viendo ahora mismo.

Todas las especulaciones que aquí aparecen son eso, especulaciones. Hay que cogerlas con papel de fumar, no hay nada confirmado.

 

El terrorismo del sur

Es una posibilidad, si bien hay mucho que no cuadra. Existe una casi guerra civil encubierta en Yala y Pattani, que se oculta mayoritariamente en los medios y con numerosas bombas explotando en el sur del país. En la zona fronteriza con Malasia, lugar que importa poco al mundo, por lo que no suele hablarse de ello. En algo más de diez años han muerto más de 6.000 personas.

El modo de operación en este atentado de Bangkok puede parecerse al de los insurgentes en el sur. Bombas colocadas en lugares céntricos, y con otras bombas cercanas para explotar en mitad del caos. Además, que el lugar elegido sea un templo y un lugar público podría estar en sintonía con este tipo de terrorismo. Pero esto es sólo superficial

Aun así, no suelen salir del sur los insurgentes islamistas. Su lucha es más bien nacionalista y enfocada en el sur Un atentado así en Bangkok sería un cambio en las reglas de juego demasiado grande, una apuesta muy dura e iniciaría un periodo de terror en Tailandia, más grave que el que ya se vive en el sur.

Esta posibilidad se ve muy factible desde muchos medios occidentales, pero no demasiado entre los tailandeses, más allá de algunos comentarios aislados. Nadie de las milicias del sur ha reclamado ninguna autoría

 

¿Un atentado orquestado por Thaksin Shinawatra?

En las redes sociales tailandesas, hay un nombre que se repite constantemente. Thaksin Shinawatra. El archienemigo de las élites tailandesas y también líder de los rojos, grupo político que los militares en el poder intentan neutralizar. El propio Thaksin se cree un salvador, pero desde luego que no lo es.

thaksin

Una de las muchas entradas en Facebook especulando sobre una autoría de Thaksin.

A las dos horas del atentado, Facebook se llenó de comentarios y entradas como la que se ve en la foto de la derecha. En todas ellas, se trata de relacionar a Thaksin con los atentados.

Todo cuadra para los que piensan así. Recientemente, el Gobierno militar ha dicho que rescindirá el rango policial de Thaksin, en una nueva vuelta de tuerca en la lucha contra su enemigo. También que tiene la ayuda de Estados Unidos, mientras que Tailandia tiene de aliada a China, precisamente la nacionalidad extranjera afectada por este ataque terrorista.

Los que alimentan esta teoría no olvidan que los rojos tuvieron un frente importante en Rachaprasong y quemaron parte de Central World. La zona del atentado es su área de influencia.

Aderezados estos comentarios, cómo no, con la necesidad de Thaksin de volver a la palestra. ¿En mi opinión? Me parece la opción más estrambótica y casi un disparate. No le beneficia en nada esto a Thaksin ni a los suyos. Además, ¿matar inocentes en un templo? Simpatizantes suyos pueden estar entre los heridos y no se justificaría fácilmente.

Desde que los militares están en el poder han intentado destruir la oposición de Thaksin, arrestando a muchos de sus altos mandos. Incluso llevando a su hermana, Yingluk, a juicio. Se intentó responsabilizar a los rojos de otros ataques contra el Gobierno no electo y siempre se les señala con el dedo como culpables de todo. Aunque no existan pruebas.

Thaksin, por su parte, ha ofrecido sus condolencias a los afectados y ha lamentado la situación y la escalada de violencia.

 

El turismo u otras opciones

Lo único que ha dicho el Gobierno es que se ha querido atacar al sector turístico y a la economía de Tailandia. Sin duda, si es así lo han hecho en el lugar idóneo y tendrá repercusión. El turismo ya ha empezado a caer y va a sufrir de lo lindo en las próximas semanas.

Aun así, ¿quiénes son estos interesados en atacar al turismo y a la economía de Tailandia? La versión oficial se queda aquí, no da más información. No es más que otra especulación. Sólo dicen que se ha querido atacar a un sector que representa una décima parte de la economía del país.

Luego están quienes creen que han debido de ser los que se favorecerían de la mala prensa que puede dar a los rojos y a Shinawatra el hecho de ponerlos como responsables de un ataque así. Pero también es poco probable, ya que el daño que esto va a hacer a la economía siamesa se notará y hará daño a todos los que tengan alguna cota de poder. Partidarios de los rojos o contrarios a ellos.

Eso sí, no hay que olvidar que tener un enemigo justifica muchas veces lo injustificable. Y que mantener un Gobierno no electo en el poder es más fácil cuando existe una amenaza así. Sólo hay que recordar cómo George W. Bush se ancló al poder tras los atentados del 11-S. Aun así, ¿podemos tener esta opción en cuenta? El daño político de este atentado salpicará también a quienes están en el poder, y todo son elucubraciones. Pero los militares ya señalan a los rojos, aún sin pruebas.

¿Veremos mañana una investigación clara sobre la autoría de este atentado? Lo dudo. Seguramente se culpe a los de siempre y no veamos muchas pruebas. Soy pesimista al pensar que no creo que lleguemos a saber quién está detrás de todo esto. Lo que no faltarán serán teorías como las aquí expuestas, las que más se han hablado hoy.

 

Duro golpe al turismo, ¿venir o no venir?

 

Foto: Pornchai Kitwonsakul / AFP.

Foto: Pornchai Kitwonsakul / AFP.

Quienes tienen agencias turísticas y se dedican al turismo están condicionados en su opinión. Yo, que voy por libre y no tengo ataduras, tampoco le recomiendo a nadie a que cancelase su viaje, aunque sí que estuviese atento a las noticias sobre este caso. No suele ser Bangkok un lugar de atentados terroristas. Y dejar de visitar Tailandia por este atentado me parece innecesario, siguen habiendo lugares mucho más complicados. Aunque es sólo mi opinión personal.

A principios de año hubieron unas pequeñas -y sospechosas- explosiones sin heridos en una zona muy cercana al atentado de hoy. Y yendo a otra región turística, también un coche bomba explotó en la isla de Samui este año, dejando siete heridos.

Hay que remontarse a ese fin de año entre 2006 y 2007 para encontrar un atentado similar, donde murieron tres personas. Pero Bangkok no es un lugar donde se den atentados terroristas ni donde una bomba sea algo habitual. Aquí puedes leer más sobre la seguridad en el país.

Tailandia no es desde luego la meca de la seguridad. Y puede ser un país muy complicado. Pero no es normal que ocurra un desastre así, si se cumplen los mínimos no suelen darse desgracias. Es por eso que, bajo mi punto de vista, yo no dejaría de visitar Siam por este atentado. Ni cancelaría ningún viaje.

Sin embargo, es inevitable que ocurra. A las tres horas del atentado, un buen contacto que tengo en el hotel The Westin, en Bangkok, me ha comentado que se han cancelado 80 habitaciones de las previstas para esta semana. Hay muchas reservas de vuelos y habitaciones que se están anulando.

Desde luego, será un duro golpe para un sector económico importante en este país. Peor aún es el hecho de que Tailandia estaba recuperando los buenos números del turismo gracias a los visitantes chinos. Ahora, si tenemos en cuenta que muchas de las víctimas vienen de China, esta recuperación puede estar comprometida.

Es una desgracia lo que ha ocurrido hoy en Tailandia y desearía escribir de otros asuntos menos tristes. Hay que pensar en los que han muerto injustamente, sea la causa la que sea.

¿Te ha gustado?

También te puede interesar...

13 comentarios

  1. Pablo dice:

    Muy buena entrada y gran artículo.El respeto que muestras por las víctimas obviando fotos o nombres es muy grande comparado con otros medios,incluso,Tailandeses.Una pena todo,esto.Espero que afecté lo mínimo posible.

  2. MDS dice:

    Muy buen articulo.Perdona que sea un poco pedante. El verbo haber es impersonal por lo tanto va en singular: hubo atentados, sigue habiendo

  3. Jo dice:

    En el Bangkok Post apuntan como posible móvil del atentado la deportación de 100 integrantes de la etnia Uighur a China. Puesto que al lugar del ataque acuden muchos turistas chinos la idea me parece razonable. De todas formas, la situación en la que se encuentra Tailandia en los últimos meses hace plausible cualquier especulación y en mi opinión era algo que se estaba fraguando de hace tiempo.

  4. Albert dice:

    Estoy enganchado a tu blog!! Totalmente de acuerdo con la mayoria de lo que dices y espero que debido a esta desgracia, caiga de una vez el turismo en tailandia para que sus ciudadanos adquieran un poco de humildad respecto a los turistas cuando se den cuenta de que es lo unico que tienen! He estado dos veces en Siam y la mayoria de la gente trata al turista con desprecio como si este le deviera la vida por estar en su país. Lamentablemente me quedo con tu ultima teoria, ya que, en un país donde se produce un golpe de estado y sus ciudadanos lo aceptan con normalidad, te puedes esperar cualquier cosa!

  5. Marcos dice:

    Buen artículo Luis. Es el primero que he leído sobre el atentado porque me gusta tu manera de contar las cosas. Un saludo.

  6. Paloma dice:

    Muy buena entrada, muy interesanta. Nosotros vamos en unos días y siempre te crea bastante mal cuerpo y preocupación. Esperemos que todo siga dentro de la normalidad. Gracias por el post.

  7. Carlos dice:

    Felicidades por el artículo Luis, y por todo el blog en general. Ánimos a todos y cuidaos!!

  8. Hemos descubierto tu entrada de casualidad en las redes sociales asociadas a Tailandia, una pena descubriros así, nos ha sorprendido mucho este atentado, como bien dices seguramente no se descubrirá en los medios oficiales la intención real de este atentado y su autor (no el chico en cuestión, sino quien hay detrás de él), es difícil saber cual de los múltiples motivos para este atentado es el real, yo (Alana) me decanto mas por el turismo chino dada la coincidencia.

    En todo caso esperamos que este duro golpe que a sufrido Tailandia se recupere y que el turismo responsable no se descinche.

    Un saludo! te seguimos de cerca ;), si todo va bien, en breves volveremos por estas tierras.

  9. Rubén dice:

    Estupendo artículo. Y aprovecho para decirte que me parece que haces un trabajo cojonudo con el blog en general. Llevo un tiempo siguiéndolo porque me interesa mucho Tailandia y el sudeste asiático en su conjunto (de hecho yo mismo vivo en Tokyo), y lo tengo entre mis lecturas de cabecera. Con lo del atentado, al primer sitio al que he acudido para informarme, antes que a la prensa generalista, es aquí. Y eso que se supone que soy periodista… Pero para mí era la elección natural: qué mejor que enterarte de las cosas desde el punto de vista de alguien que las conoce desde dentro. Y más aún si es alguien cuyos criterios para juzgar el mundo coinciden con los tuyos propios, como es el caso. En fin, lamento que mi primer comentario en el blog haya tenido que ser por un asunto tan triste. Ánimo para todos y y mucho cuidado, porque me temo que se avecinan tiempos duros. Y, sobre todo, gracias por estar siempre al pie del cañón.

  10. Agustín dice:

    Excelente artículo, lástima haber descubierto tu blog por este atentado y justo cuando acabo de abandonar Tailandia después de vivir en Bangkok los últimos dos años.
    He leído este artículo que adjunto y que creo es interesante aportar al capítulo de especulaciones que señalas y tener una opción más a considerar ya que el título del post hace referencia a qué hay detrás del atentado de Erawan.

    En mi opinión después de la devaluación del yuan en la última semana hay una auténtica guerra por la influencia económica entre Estados Unidos y China, véase por ejemplo la lucha que están teniendo en Nicaragua con motivo del canal que los chinos están construyendo allí y que será alternativa y un gran golpe económico a los intereses de Estados Unidos en Panamá donde se juega parte del control del trasporte mundial de mercancías.
    Curiosa coincidencia que apenas hace unos días hemos visto un tremendo desastre con el incendio, quizás no fortuito, en la terminal de contenedores del puerto de Tianjin en el norte de China con más de 100 muertos.

    Tailandia es un país en el que tanto chinos como americanos tienen grandes intereses y está sometido a una total incertidumbre en este momento en el que cada paso que dan cualquiera de estas dos grandes potencias es decisivo.
    Es sabido que Thaksin cuenta con el apoyo estadounidense y que los Estados Unidos han cambiado recientemente su embajador en Tailandia por un auténtico experto en guerra subversiva.
    Yo no me atrevo a especular quién está detrás del atentado, pero tras haber visto las imágenes del terrorista dejando la mochila tomadas no por una cámara fija sino una cámara que le seguía personalmente si me atrevo a decir que sea lo que sea está bien orquestado de antemano y por altas esferas ya sea de un lado u otro.

    Cada cual que saque sus propias conclusiones y si cuenta con más información bienvenida para arrojarnos a todos un poco más de luz a todos.
    Felicidades por tu post de nuevo y aquí tienes un nuevo suscriptor a tu blog.

    Adjunto el artículo que considero de interés
    http://journal-neo.org/2015/05/02/us-nominates-war-college-grad-as-ambassador-to-thailand/

  11. Gracias a todos por vuestro apoyo, ayuda y muchísimo para seguir adelante. Es una desgracia este atentado, pero también lo es ver cómo las fuerzas de poder manipulan y controlan toda situación a su favor. Veremos qué ocurre con este atentado, pero lo más grave es que ha muerto gente que nada tenía que ver con los motivos de quien decidiese poner la bomba. Todo apunta a motivos políticos.

    Agustín, muy buena tu aportación a las posibles causas. Precisamente, el tira y afloja que hay en Tailandia entre el apoyo a Estados Unidos y a China es uno de los puntos calientes en política desde hace tiempo. Y ahora mucho más, con el viraje que ha hecho el Gobierno militar hacia China. ¿Es posible que haya algo de esto detrás del atentado? A saber, pero la posibilidad existe. Desgraciadamente, estos juegos de poder siempre quedan en la sombra.

    Ahora mismo todo siguen siendo conjeturas, aún centrando la actualidad en la caza al hombre, mediante las fotos y grabaciones del único sospechoso.

  1. 18 agosto, 2015

    […] Atentado en Bangkok, ¿qué hay trás la bomba en Erawan? […]

  2. 28 noviembre, 2015

    […] le ha visto tan aturdido como en la segunda quincena de agosto. Momento en que tuvo que lidiar con el atentado en el templo de Erawan, en pleno centro de Bangkok. Algo trágico e inesperado en una época que, por entonces, no era […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *