Censura y patriotismo, píldora mágica contra los males de Siam

censura en Tailandia Thaksin Shinawatra

Casi cualquiera daría la cara sin pedir explicaciones por un hermano. Da igual que sea más malo que Satanás o que se haya metido en faldas ajenas. La mayoría perdonaríamos y nos enfrentaríamos a quien fuese para defender a tan cercano pariente, aún sabiendo que no tiene la razón.

Un hermano es familia y en estos menesteres el raciocinio suele guardarse en un cajón. Te partes la cara por él o ella y le crees ante lo inverosímil. Por suerte, casi nadie tiene más de uno, dos o cuatro hermanos. El problema es cuando se poseen más de 60 millones de hermanos y todos viven en el mismo sitio.

Eso es lo que ocurre en Tailandia. Los siameses suelen mencionar a su país (ประเทศ – prateet en tailandés) con la palabra ciudad (เมือง muang), así es normal que digan que viven en Muang Thai (เมืองไทย), porque para ellos todos los tailandeses son hermanos y forman parte de la misma comunidad. Es más, entre ellos se llaman hermanos. Mientras tú pides tapas con un “jefe, póngame una de bravas”, ellos entonan un “hermano, quiero ensalada de papaya”.

Cuando están en el extranjero los siameses confraternizan entre ellos incluso más que los españoles, que siempre acabamos juntos. Y con una hermandad mayor que nosotros, ya que no están esperando a quedarse solos para criticarse a las espaldas. Ellos no se critican. Porque son hermanos.

El aspecto negativo es cuando tienes un problema y no eres tailandés. Todo puede confabularse en tu contra. Ellos son hermanos y nunca irán contra un hermano, aunque no tenga razón. Por eso es capital no tener un problema en la calle. Aparecerán multitud de hermanos dispuestos a proteger a la familia.

Esto parte de su educación. De la separación entre tailandeses y todos los demás. De sus libros de texto donde se habla de la grandeza real siamesa mientras ignoran a fulanos como Cristóbal Colón o incluso Gengis Kan. Además de referirse a ellos como un pueblo elegido que ha tenido mala suerte. “Tú no eres tailandés, no puedes entenderlo”. Esa es la respuesta favorita del estereotipo creado por el sistema tailandés.

Claro que es normal. Estamos en Asia. Quizás el continente más nacionalista y sus vecinos nipones o chinos aún viven con más fervor todo eso de la patria. Ahora, con el gobierno militar que rige el antes general militar y ahora primer ministro Prayuth Chan-ocha, las intenciones de los de arriba pasan por fortalecer ese sentimiento nacional. Y llenar los bolsillos de los de siempre en el intento, pero eso no se dice.

Esta semana hemos tenido dos noticias importantes en la creación nacional de la Junta militar, que mientras censura a George Orwell dice devolver la felicidad al pueblo con fiestas patrióticas. La primera, que ha pasado casi desapercibida en la prensa nacional mediante censura, es que de un plumazo han borrado de la historia al enemigo de lo establecido en Tailandia, censura mediante. Los ganadores cuentan -y dejan de contar- la historia a su manera.

La segunda noticia copa la prensa tailandesa y también la británica. Dos turistas han sido asesinados de escabrosa forma en la hasta ahora tranquila isla de Koh Tao. Una tragedia en la que la autoridad tailandesa está exhibiendo sus vergüenzas al mundo. Porque no quieren perder cara, claro.

 

¿Un asesino tailandés? Es imposible

 

Ingleses asesinados koh tao tailandia

Los dos jóvenes británicos que fueron brutalmente asesinados en Koh Tao.

Extranjeros de redondos ojos mueren a menudo en Tailandia. Es más o menos habitual, aunque realmente salga poco a la luz. Suelen verse casos esporádicos en noticias de media página en los diarios locales. Y es que el país es más o menos seguro, pero cuando se juntan prostitución, dinero, alcohol y bares suele obrarse la desgracia.

No son sólo los constantes suicidios, entre los que destaca el tirarse desde lo alto de un hotel. Casi cada mes aparece la noticia de algún extranjero muerto en Pattaya o en Phuket en líos de faldas o asuntos de mafias. Y faldas que esconden manivelas y protagonizan asesinatos a extranjeros en la isla con más ladyboys del país. Por no hablar de los cuerpos que aparecen en las carreteras.

Lo que no es tan habitual es que los crímenes se salgan de los tópicos. Por eso, el país está conmocionado con la muerte de dos turistas del lado que consideran bueno. Dos veinteañeros británicos, guapos y con buen futuro, que celebraban sus vacaciones en la paradisíaca isla de Koh Tao.

Ambos jóvenes estaban de vacaciones en Tailandia cuando se conocieron, empezando un romance que les llevó a las playas de Koh Tao. Se separaron en la noche del domingo y sus cuerpos sin vida aparecieron a la mañana siguiente. Habían muerto por el golpe de una pala y los encontraron desnudos, separados el uno del otro.

Ante el hecho de que Koh Tao es uno de los destinos más publicitados y donde no suelen ocurrir estos casos, tanto en Tailandia como en el Reino Unido se le ha dado capital importancia al asunto, empezando una búsqueda del asesino por parte de la policía tailandesa con más sombras que luces. Y negando la ayuda inglesa.

No seré yo quien diga que en asuntos así la policía suele buscar a alguien como cabeza de turco para calmar a la atención pública. Pero es un comentario habitual estos días. Lo que molesta en esta situación es que los agentes han descartado de buena manera que un ciudadano de origen tailandés, un hermano, pueda haber cometido semejante crimen de película.

Ya no es únicamente que casi al instante tenían a tres ciudadanos de origen birmano como culpables siendo interrogados. Tampoco que hayan tenido que reconocer que es “casi imposible” que ellos fuesen autores materiales del asesinato. Lo decepcionante fue que desestimaron que alguien de su mismo país pudiese llegar a hacer una escena de tal calibre.

“Los habitantes tailandeses de la zona afirman no recordar nada similar en la isla. Y la policía dice estar centrando la investigación en los trabajadores extranjeros procedentes de Birmania. Un alto mando policial aseguró a la BBC que no piensa que el crimen pueda haber sido cometido por un ciudadano tailandés“.

Eso es lo que recogía la BBC esta mañana. La policía tailandesa apartaba la posibilidad de que un hermano tailandés hubiese sido capaz de algo así. Ahora, la investigación se centra en un amigo inglés de la pareja que podía haberlos matado por celos. Puede ser cierto. Pero obviar que un tailandés haya sido responsable sólo por ser tailandés carece de cierto rigor.

Por supuesto, la policía ya está ofreciendo carnaza a los medios. Ha enviado fotos y el nombre completo del sospechoso para escarnio público, e incluso han comentado que es homosexual.

La nota de color -si tan trágico suceso puede tener algo de color- la ha puesto el protagonista de la historia reciente del país, el general y primer ministro Prayuth. En su discurso regular ha sugerido a las chicas que no vistan en bikini, por lo que pueda pasar. Bueno, dice que las feas sí pueden enseñar carnes, pero que no pueden velar por la seguridad de las guapas en paños menores.

Seguro que nuestro primer ministro favorito se ha aplicado aquello de “el problema es que se visten como putas”. Como las putas de Nana, vamos, que también bailan en la barra en bikini.

 

Censura histórica… ¿muchos años sin primer ministro?

 

thaksin

Este hombre no existió y esta gente lleva carteles en blanco. Foto: Sukree Sukplang / Reuters

Por supuesto, este patriotismo tailandés y su orgullo como nación parten de una educación muy específica. En ella, claro, se dice todo a su manera. Pero también hacen gala de la censura cuando conviene. Y conviene mucho. Es más, Tailandia es de los países asiáticos donde más se manipula la historia y los libros de texto llegan censurados. Comparten tan dudoso honor con China y Corea del Norte.

Si bien en Tailandia lo hicieron por el bien común, claro. O eso dicen ellos. En la segunda mitad del siglo XX aparecieron notables movimientos de izquierdas que miraban a los vecinos de Siam, convencidos con el comunismo. Para mantener la unidad, los gobiernos militares de entonces, con sus golpes de Estado, censuraron el alza de las izquierdas en el país. Simplemente, no existieron.

Es lo mismo que hace China con la matanza de Tianamen, que no aparece en sus libros de historia. O Corea del Norte con casi todo. Macabra paradoja que Tailandia combatiese el comunismo con censura de la misma forma que precisamente hacían sus vecinos comunistas. Los mismos que hablan de la felicidad -Corea del Norte es, para sus gobernantes, el lugar más feliz del mundo- y dicen ser los líderes más amados pese a no haber sido votados.

En esta cruzada censuradora, que afirman es por mantener la unidad del pueblo tailandés y no separar a la gente, lo último ha sido eliminar de los libros de texto en las escuelas de secundaria a Thaksin Shinawatra. El hombre que habló por primera vez de dar voz a los pobres. El mismo que fue primer ministro y por quien se ha llegado a la situación actual.

El gobierno militar de Prayuth afirma sin pudor ser imparcial. Aunque persiga a los cabecillas rojos y deje impunes a quienes quieren que todo siga igual. Y pese a que ahora intente que los jóvenes estudiantes no sepan quién fue Thaksin. Lo han eliminado por completo de su historia en los libros de secundaria, como confirman en The Guardian.

No sé yo si la jugada les va a salir bien. Las redes sociales, aún censuradas, son la mayor fuente de información para los jóvenes tailandeses. Y no pueden eliminar de un plumazo el legado de Thaksin. Además, quedan mal internacionalmente, donde se ve con mejores ojos a personajes como Thaksin, ya que al menos gana elecciones. Sin embargo, a la Junta militar lo que pase fuera de Tailandia le importa un comino mientras no dejen de aterrizar turistas con ganas de gastar dinero.

Quizás podamos ser optimistas y Tailandia cambie para bien. No me refiero a un regreso de Thaksin. Si bien su discurso sonaba bien, es tan corrupto como los del otro lado. Por librarse de gente como ellos, los hermanos tailandeses se merecen una educación más global y con menos censura y nacionalismo. Como la reciben los hijos de los ricos, que todos estudian en el extranjero. Aunque nosotros, claro, no podemos entenderlos. Porque no somos tailandeses.

 

¿Te ha gustado?

También te puede interesar...

13 comentarios

  1. Fran dice:

    Un articulo duro pero muy realista Luis, de hecho creo que casi todo el que conozca un mínimo el país ya sabía que el asesinato de los dos jóvenes Británicos sería imposible que pudiera ser un Tailandés y más en estos tiempos. La idea de hacer pagar a un Birmano sin papeles podría llegar a ser posible, pero lo del compatriota por celos realmente es muy bueno para el régimen y su mala imagen externa. Si encima el compatriota es homosexual ya seria de película. Total son barbaros, un poco de tortura a la tailandesa y cualquiera confesaría que mato a Kennedy. Luego se trata de incomunicarlo como ellos saben en una cárcel de esas que ni las ratas quieren estar, o simplemente “ajusticiarlo” acabando rápido con la duda. Últimamente da algo de miedo el país, si le sumamos la corrupción tan obvia y las violaciones.

    Un régimen totalitario así no puede ser bueno para ese maravilloso país, lo están condenando y hay tailandeses que lo saben, pero son muy pocos.

    Hay tailandeses que son realistas con lo que allí ocurre, solo que como comentas, mucha gente tiene miedo excepto en las redes sociales que es donde se encuentran los mas disidentes… mas o menos , porque en la calle, lo bueno es el rey y te guste o no, ningún tailandés se atreveria a dudarlo y el golpista está bendecido por el rey o eso dicen. Ahora, veremos cuando el bueno de su majestad pase a mejor vida que ocurre con el hijo y con el gobierno.

    Solo recalcar una cosa, sobre el tema de la hermandad tailandesa en el extranjero que siento estar en desacuerdo contigo. Te puedo decir que si, los tailandeses son los más
    “hermanos” de todos, pero a la vez que se llaman “hermano” entre ellos cuando viven en el extranjero se apuñalan tanto o más que nosotros los occidentales.

    Son maestro de las apariencias, pero a la vez que se saludan, hablan como si fueran familia, se regalan comidas tipicas entre ellos y se ofrecen la casa. Pero no nos equivoquemos, tienen siempre el puñal dispuesto. Viven apoyados en el interés propio y si ellos creen que pueden sacar algo de ti, serán hermanísimos, pero si no, no los veras.
    En el caso de mi mujer, tailandesa como sabes, hemos hecho algunos “experimentos” y te puedo decir que a la larga responden mejor extranjeros de otras nacionalidades o los españoles que los propios “hermanos”.

    De todos modos, para el tailandés en el extranjero, el nacionalismo esta tan arraigado que pocos, muy pocos contaran con la posibilidad de hacer vida o acabarla en un país que no sea Siam. Para un tailandés hombre es impensable, si vive en el extranjero por trabajo, casarse con una mujer farang y hacer una vida. Además de que son conscientes que no son muy atractivos para las mujeres farang, ellos se auto excluyen de relacionarse con los barbaros farang. Tanto como para una mujer tailandesa tener hijos con un farang y mezclar su sangre no está del todo bien visto entre ellos a día de hoy. Y eso, en los colectivos de tailandeses extranjeros pesa, es decir, esta mejor vista una chica que vino importada con el paquete completo (hijos de un ex marido tailandés conocido o sin conocer, pero tailandés o eso cuentan) antes que una chica que vino a estudiar o a trabajar, decidió, por cosas de la vida hacer su vida en Faraland y mezclo la sangre de su familia con un bárbaro farang.

    Siento decirlo y que no se ofenda nadie, pero los tailandeses/as son expertos en aparentar lo que no es y lo que no son.

    Mi intención no es decir que todos los tailandeses en el extranjero son malos, nada más lejos, pues tengo muy MUY buenos amigos y amigas a los que agradecer muchas cosas, pero que a nivel general no es tan bonito como aparentan ser y que son iguales que todos los seres humanos, que como decimos aqui; “en todas partes cuecen habas” 🙂

    Saludos,

  2. Como siempre, Fran, tu aportación es genial. Sobre todo teniendo en cuenta que tú convives con tailandeses en Europa y que tu mujer, por la impresión que me da, ha escogido quedarse con su marido y con su familia, que es lo que realmente importa.

    Sobre el caso del inglés sospechoso de haber matado a sus compatriotas, igual ya has leído que no ha podido ser. Tras realizar las pruebas de ADN ha resultado que no, que él no estuvo involucrado en los crímenes. Ahora todo apunta a dos o tres autores materiales, con diferentes cigarrillos fumados por varias personas y dos muestras de esperma en el cuerpo de de ella. Copa todas las noticias estos días.

    De momento, Prayuth ya ha pedido disculpas por lo de los bikinis, tras la petición de explicaciones por parte de Inglaterra. Dijo que siempre está “bajo presión” y que a veces se le calienta la boca y puede ser “duro”.

    No obstante, Prayuth ha creado sus “doce preceptos” o su versión popular de los diez mandamientos, adaptados al país y al momento en concreto. Y está obligando a los estudiantes a memorizarlos. Creo oportuno colgarlos aquí:

    “Uno, ama la nación, religión y monarquía

    Dos, honestidad, sacrificio y empeño.

    Tres, gratitud a tus padres con todo tu corazón.

    Cuatro, aprende y sé diligente en los estudios.

    Cinco, preserva la cultura nacional.

    Seis, no abandones la moralidad y la religión.

    Siete, aprende sobre la soberanía del pueblo.

    Ocho, mantén tu disciplina y la Ley tailandesa.

    Nueve, practica las Enseñanzas Reales.Nine, practice the Royal

    Diez, puedes vivir en la autosuficiencia.

    Once, sé fuerte de mente y cuerpo.

    Y doce, cree en la existencia de un bien mejor”.

    Creo que no hace falta comentar los mandamientos que han de recitar los muchachos estos días.

    Me apunto lo de su ‘hermandad’ en un país extranjero. En realidad, me refería a cómo actúan de cara a la galería, intentando mostrar que se ayudan unos a otros y que un tailandés tiene más valor para ellos que cualquier otra nacionalidad. Aunque me quedo con lo que cuentas sobre cómo representan un papel y luego a las espaldas pueden ser malos como el que más.

    Y sí, para ellos el nacionalismo está tan arraigado que añorarán su país. El tailandés medio quiere viajar por el mundo, de visita, para luego volver y vivir en Tailandia, que para algo es el mejor lugar del mundo. ¿O no es eso lo que les han enseñado? Por otro lado, yo conozco a un par de tailandeses en relaciones con mujeres occidentales. No obstante, son hijos de familias de dinero que han estudiado muchos años en Europa. Y sin embargo, es un caso muy minoritario y no representativo de la mayoría.

    ¡Gracias por tu opinión! Aquí estamos para comentar cómo vivimos todo y de la manera en que lo vemos. Y lo mejor es que podamos compartir diferencias y vivencias 😉

  3. Raleigh dice:

    Fran, muy bueno tu comentario … igual a Luis, y el articulo ….

    Ultimamente siento que Tailandia va a mucho peor, y que muchas de las cosas tan interesantes que tenia antes se estan acabando … el pais es peligroso, la censura es extrema, las cosas cada vez son mas caras, la gente es mas racista …. Nada avanza … y nosotros, los extranjeros que vivimos aqui cada dia vamos siendo mas, y mas arriconados ….

    Quiza sea bueno momento para mudarse a otro sitio …

    • Fran dice:

      RALEIGH, es una pena, hasta hace poco tenia la motivación en pensar en acabar mis días en el reino de Siam cuando sea mayor… pero los comentarios que leo en internet de los que vivís allí no son muy aragüeños. Ayer lo comentaba con mi mujer junto a la gran corrupción y con gran sarcasmo me dice sonriendo: “Después de tanto tiempo, al fin te has dado cuenta de cómo es Tailandia”.

      Espero que las cosas se os arreglen pronto.

      Saludos!

  4. Fran dice:

    Gracias Luis, la verdad que en cuanto recibo el email de actualización del blog lo primero que hago es buscar un momento para leerme el articulo.

    Mi mujer si, siempre he dicho que es una Tailandesa extraña, creo que es de esas personas que quizá nació donde no le tocaba, lo mejor es que lleva lo bueno de esa cultura, costumbres educación, familia, budismo, honestidad y lo bueno de la nuestra.
    Desde luego que por dinero no estamos juntos, ni el suyo ni el mío porque ambos trabajamos duramente y llegamos justitos a fin de mes, pagamos nuestras deudas como miles de parejas, etc… Llevamos 13 años casados y 15 juntos con dos hijos de 5 y 9, esperamos hacernos mayores juntos a nuestros hijos. Ah! Y si te digo la verdad, Tailandia para mi antes de conocerla a ella era un país más del sudeste asiático. Ni de broma me imaginaba que acabaría de una forma u otra vinculado a ese país. 🙂

    Sobre la hermandad tailandesa en el extranjero son aparentar y aparentar, muchas chicas casadas con farang saapen proceden de donde proceden y entre ellas tienen sus orgullos, sus envidias, que si mi marido es rico y el mío mas… y mira aquella que es una pu.. Eso si, de cara a la galería, si no estás en su grupo sentados con ellos dan la sensación de ser hermanos “pi y nong” hasta la muerte. Quizá en zonas como Holanda y Alemania donde la comunidad tailandesa es más variada será diferente.
    A mi, dentro del colectivo tai siempre me han parecido mas honestos los chicos que se sienten chicas. Quizá sea porque ellos/as asumen mejor sin vergüenza lo que son y lo que quieren y buscan. Es decir, son más nobles y suelen tener la mente más abierta. Yo solo cuento sobre mis vivencias.

    Lo de los jóvenes británicos asesinados, espero que encuentren al o los culpables. Los facebook de mi familia política echan fuego con este tema. Si finalmente ha sido un tailandés, espero que ojala triunfe la justicia, aunque conociendo al sistema…

    Bueno, lo de Prayuth es de chiste sinceramente, siempre hablamos en casa que un país debe pasar su proceso de educación para llegar a una democracia estable (quizá alguien se asombre de que una tailandesa hable de política con su marido farang, pero asi es si tenemos los dos un rato de tranquilidad). Al margen de los intereses de los corruptos en Tailandia, si un niño siempre que se cae lo coges en brazos jamás aprenderá a caminar solo. Ese es el problema tailandés, son como niños, una cultura que se cierra y se auto lamenta con la mala suerte, que podrían ser una potencia económica en el sudeste asiático pero que el destino los ha colocado donde están aun siendo los mejores.
    No es bueno, ni normal que siempre que haya diferencias entre los partidos políticos los militares aprovechen la ocasión para establecer sus parámetros. Es un error, deben aprender a caminar.

    Thaksin aunque es cierto que creo muchas infraestructuras para la olvidada población rural en el fondo era un corrupto, si, pero fue elegido democráticamente por el pueblo.. y el pueblo es el que debe quitarlo si así lo considera. Aquí también tenemos políticos corruptos elegidos por el pueblo y no por ello es justificable un golpe de estado.

    Otra cosa que jamás entenderé del pueblo tailandes es el enorme racismo que existe hacia occidente, jamás entender que si yo decido irme un día a montar un negocio sea imposible por ser extranjero, que no pueda comprar tierra o una casa o que tenga que ser un ilegal. Que ni tan siquiera yo pueda (que no lo haría jamás) solicitar la nacionalidad tailandesa por el hecho de tener familia en Tailandia y mis hijos estaria por ver.. Precisamente en la variedad esta la riqueza, los farang pueden traer modernidad, tecnología, avances, pero ellos nos ven como barbaros.

    A mi, los primos de mi mujer tomando cerveza con hielo, que es la única manera de que se suelten me preguntaban si era cierto que los farangs solo se bañan una vez al mes, que si es cierto que nuestras mujeres nos pegan y que no entienden que occidente sea más avanzado que ellos porque solo sabemos emborracharnos y buscar putas. Lamentablemente, es la idea que ellos tienen de nosotros yo les digo que la culpa es de ellos por montar el mayor prostíbulo del mundo, claro, de buen rollo y haciendo mención de la gran belleza de las chicas claro, siempre brindando. Que cuando beben dos cervezas estos tienen malas salidas 😀

    El país cada dia se va aproximando mas a corea… pero a la del norte.

    Saludos!

    • Davidsm dice:

      Pienso que es una mezcla de racismo y de nacionalismo que en si rodea el yo nacion o el nosotros superiores pero luego ven la realidad y no se lo explican como esta europa o usa por encima de ellos en todos los aspectos sociales ,educacion etc Lo que les falta es acercarse mas a otros paises otras personas y ver que algun europeo no se baña mucho y otros les encantan o que los españoles son unos tacaños si los comparamos con los alemanes franceses o nordicos pero ellos no tienen ni idea de que nuestros salarios son mas bajos que los de ellos y que no es que seamos tacaños es que no tenemos mucho mas que ellos en respecto a salarios . Segun me han dicho los vietnamitas a pesar de su comunismo estan mas ansiosos de preguntar y relacionarse con occidentales o de otros lugares tienen hambre de conocer mundo ideas o diderentes tipos de vida , pero el defecto del thai es el yo y mi familia y lo demas si hulen a farang solo es un instrumento.

      • Lo de que los occidentales no se duchen es de traca. Y lo de que sólo nos gusta emborracharnos e ir de putas es como cuando en Europa alguien te dice “si en Tailandia todas son putas, ¿verdad?”. Falta de educación.

        Lo de los vietnamitas es verdad. Les encanta informarse, mezclarse con occidentales y aprender. Por ejemplo, cuando en agosto estuve una semana en Saigón me junté con unos universitarios que me pidieron pasar una tarde con ellos. Y sabían mucho de cualquier país europeo, además de asombrarme con lo que conocían de España. No paraban de preguntarme y de compartir vivencias e interesarse por cómo funciona todo al otro lado de su mundo. Pero, claro, en el centro de Saigón tienes una librería en casi cualquier calle y bibliotecas públicas en lugar de centros comerciales.

        En todo caso, hablamos siempre en términos generales y no todo el mundo es igual. Aunque el tipo normal de la calle pueda encajar en lo que hablamos. Tailandia tiene cosas geniales que compensan todo lo negativo. Lo que no hay que obviar lo que no es bueno o cerrar los ojos.

  5. Nacho dice:

    Según leia el articulo se me venian a la cabeza los comentarios que ha hecho Fran. Completamente de acuerdo, las tailandesas en faragland nos son tan hermanas como parece, las apariencias engañan. Es algo que me cuesta entender pero como dice Luis, no somos tailandeses.

  6. Aaron dice:

    La explicación de brotherhood fraterno al principio de este blog dice mucho no solo desde el punto de vista tailandés, si no que en nuestro occidente querido no siempre la familia es una gran fraternidad y mucho menos ver que toda la ciudad somos hermanos cuando en muchos casos la política,la cultura, la religión, la educación o el status social nos separan a muchos. No creo que en occidente se apoye al ciudadano para nada en lo absoluto, aquí dale como puedas y si no jodete igual.

    Pienso que esta política es mala para nosotros los extranjeros, es una gran realidad. Pienso que el país de Siam tiene deficiencias a la hora de hacer investigaciones de tipo policial. El hecho de culpar a un ciudadano birmano es un ejemplo que en cierta forma creo que en muchos casos podrían ser sospechosos, pues bueno vienen de un país mas pobre y con menos oportunidades de salir adelante, pensemos en eso por un momento. No es que veo a los tailandeses como santos, de seguro habrán malotes y asesinos como en todos lados de este mundo siempre habrán ciudadanos malos.

  7. Raul dice:

    Lo mejor para leer y pasar el rato de espera por la pareja de uno.
    Uno aprende con ud Luis sobre
    Thailandia a pesar de haber estudiado historia política
    Saludos
    Freedom to Cuba !!!!

  1. 31 diciembre, 2014

    […] nunca, es posible que en 2015 vuelvan a la carga. Veremos. De momento, durante este tiempo Prayuth ha censurado a su rival todo lo que ha podido, eliminándolo hasta de libros de […]

  2. 2 abril, 2015

    […] desde hace décadas en Siam. El problema es ahora, que existe Internet y hay redes sociales. Y por mucho que el gobierno actual ponga ahínco en la censura, sufre para que no le crezcan los […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *