La policía clausura las discotecas de madrugada, ¿se acabó la fiesta?

Cierran las discotecas

No traigo buenas noticias hoy. Especialmente para quienes están de camino a Bangkok y tengan ganas de quemar suela en la noche de la ciudad. Y es que más bien lo que van a quemar es dinero en taxis buscando clubes abiertos. Porque lo que muchos nos temíamos acaba de ocurrir. El Gobierno militar se ha puesto duro con la fiesta. Todas las discotecas cierran ahora a las 2 de la madrugada.

En realidad, la normativa de que los bares y clubes han de cerrar a las 2 ha existido desde siempre. Lo que pasa es que los garitos se la pasaban por el forro y pagaban religiosamente a la policía cuando se pasaban por allí. En muchas ocasiones me he encontrado a los agentes en las mesas delante de la entrada de Scratch Dog disfrutando de mojitos más allá de las 3. Revisando que no se cumpliese el horario de cierre.

Ahora, desgraciadamente, eso ya no es así. Desde que en la noche del 4 de julio, día de la independencia norteamericana, los militares entrasen en Scratch Dog y lo clausurasen a las 1:50 horas, ametralladoras en mano, algo nos indicó que no iba bien. Y en ese día de la independencia no pudo venir Will Smith a salvar el panorama.

A partir de entonces, la policía -acompañada de los militares- empezó a clausurar locales paulatinamente. Empezaban por los que ya suelen cerrar a esa hora, como RCA, pero luego se acercaban a Wip, Narz y Scratch Dog. Mixx aguantaba un poco más. Y media hora más tarde de las 2 sólo quedaban abiertos los locales de arañas y farangs.

Curiosamente, lo que seguía funcionando en las semanas pasadas era el núcleo duro de las señoritas que fuman y los hombretones de billetera alegre. Climax, Shock 39, Spicy y Bossy. También el inefable Swing. Aquellos que querían seguir la noche, no les quedaba otra que dirigirse allá. Teniendo en cuenta que los españoles empezamos la fiesta bien entrada la madrugada, la situación era bastante incómoda.

Durante un tiempo se pensó que podía ser una estrategia del propietario de Spicy, Shock y Bossy, ya que varios días eran los únicos clubes abiertos hasta la mañana. Sabiendo que estos locales estaban los tres de capa caída, lo de que llegasen los militares y cerrasen todo menos esos sitios daba que pensar en mano oculta. Spicy logró tanto éxito que hasta dejó de pagar el taxi a sus clientes.

¿Qué ha ocurrido ahora? Pues que la situación se ha endurecido en un mes. Y, desde este fin de semana, parece que el cierre de discotecas a las 2 es definitivo. Todas -o prácticamente- son clausuradas por la policía, incluidas las tres mencionadas en el párrafo anterior. Como guinda, la policía llena la carretera de controles.

La guía que tiempo atrás escribí sobre garitos ahora sólo sirve hasta las 2 de la madrugada. Existen nuevas reglas. ¿Alternativas? Alguna hay.

 

¿Cómo queda la situación con el cierre de discotecas?

 

Dreamz 22 Holiday Inn

Dreamz, en lo alto del hotel Holiday Inn en Sukhumvit 22, suele cerrar más tarde.

Da igual donde estés. Entre las dos y las tres cerrarán el garito, dependiendo del tráfico y de la ruta que hagan la policía y los militares. Se ha de tener en cuenta si compras botella, ya que te puede pasar que enciendan las luces cuando te has servido la primera copa. Lo digo por experiencia, desgraciadamente.

Mi recomendación sería empezar la noche muy temprano, a las 22 horas en algún lugar como RCA o el flamante Sote en Ratchada 4 -precioso garito y genial música-, para luego moverse a Wip, Scratch o cualquier after alrededor de la medianoche. Quienes prefieran los antros de arañas y señoritas que fuman han de saber que les cerrarán igualmente. Así que llegar antes de medianoche sería ideal.

Pasadas las dos de la madrugada, lo que queda es un chorreo de gente en la calle, taxistas desesperados por encontrar lugares abiertos -el negocio se les hunde- y mucha señorita que fuma dando vueltas por Sukhumvit. Con todos los antros cerrados, la avenida principal parece un macro-prostíbulo al aire libre, con arañas borrachas, ladyboys meando de pie, farangs negociando y muchos bares improvisados a pie de calle. La música se escucha desde cualquier iPad.

Anoche, tras un par de telefonazos, supimos que Dreamz, una discoteca bastante reciente en lo alto del hotel Holiday Inn en Sukhumvit 22, se mantuvo abierta. Durante el toque de queda también solía mantenerse en pie. Cuando llegamos a la puerta nos dijeron que estaba cerrado. Cuando subimos a la discoteca, nos comentaron lo mismo. Pudimos entrar y festejar hasta pasadas las 4 de la madrugada.

Si bien es una opción, Dreamz tiene lo malo de lugares como Levels sin los puntos positivos de esas discotecas. Alcohol muy caro -la botella más barata son 2.500 bahts-, música sencilla y una clientela formada por farangs y mujeres de alegre vida bastante feas y de estar por casa. No, el ambiente no era gran cosa.

Otro garito que permanece abierto, de forma bastante ilegal, es la planta superior de uno de los bares de soi Cowboy. El mismo que aguantó durante el toque de queda. No es un gogo-bar, pese a la localización, pero tampoco es gran cosa. Ayer a las seis y media de la madrugada, seguía abierto.

Cowboy en el toque de queda

El garito que se esconde en una de las plantas superiores del soi Cowboy.

Y, cómo no, queda la opción definitiva. Hacerse la calle. Deambular por Sukhumvit entre mujeres de manivela, arañas de rebajas y vendedores de viagra falsificada. Una copa puede hacerse. Pero mucho cuidado, todo puede complicarse y mucho.

Sin embargo, es todo muy decepcionante. Mi opinión es que se ha acabado la fiesta durante un tiempo más allá de las 2, y que sólo nos queda empezar más temprano. Las opciones como Dreamz -que había hasta puñetazos para entrar- o el tugurio de soy Cowboy no son muy reconfortantes. Hacerse la calle ya es demasiado duro.

 

¿Cuánto va a durar la situación?

 

Prostitututas putas Pat Pong 7 Eleven

Las chicas de Patpong hacen la calle delante del 7-Eleven. Foto: Jim Chou.

En realidad, la situación no es nueva. Que la policía nos cerrase los locales un par de fines de semana ha sido algo que ha ido ocurriendo de vez en cuando. Cuando más tranquilos estábamos, un fin de semana o dos se acababa la fiesta a las 2. Aunque Spicy, Shock y Climax seguían abiertas.

Ahora la situación es más complicada. Primero de todo, porque ni siquiera los antros de malotes siguen abiertos. Y porque hay un dato a tener en cuenta: Swing, el tugurio al que se accede por el ascensor escondido en un restaurante delante de Spicy, ha cerrado sus puertas. Se supone que ha sido clausurado. Teniendo en cuenta que era indestructible e intocable como lugar favorito de las mafias, dice mucho de la situación.

¿Existe un precedente? Sí. Los que llevan más tiempo en la ciudad recuerdan que un cierre similar se vivió hará unos cinco años. En aquel momento, la única alternativa al cierre de discotecas fue hacerse la calle. Y esa situación duró la friolera de cuatro meses. Veremos si las intenciones de la Junta militar van por ahí. O si hoy mismo vuelve la actividad. Pero todo apunta a que nuestro hígado va a vivir mucho mejor y se va a tomar unas vacaciones forzadas. Al menos a partir de las 2 de la madrugada.

 

¿Te ha gustado?

También te puede interesar...

9 comentarios

  1. brain dice:

    Lo siento macho, sobre todo por tu estomago. Ahora va a coger depresion…:( Espero que no dure mucho 🙂

  2. Menos mal que la próxima semana me voy a Vietnam y así estoy fuera un tiempo 😉

  3. Pepe Puntazo dice:

    Alguien sabe como esta el panorama ahora?
    Es que viajo a Bangkok en Noviembre y me gustaría alargar la fiesta mas allá de las 02h.
    Como evoluciona el asunto, aun cierran a las 02h?

    • El asunto sigue peludo. Con suerte, algún lugar aguanta hasta las 3, dependiendo de a qué hora se pase la policía por allí.

      No obstante, siempre hay alguna alternativa, que acaba siendo clausurada. Abren nuevos clubes y los cierran, como uno en Ron Mueang 8 y otro en Sukhumvit 22. Ahora hay uno en Bang Na que aún no lo han cerrado y abre hasta muy tarde. Pero se ha perdido la gracia de la noche de Bangkok… más alla de las dos o las tres.

  4. Aaron dice:

    jejeje…. mierda polis tomándose unos mojitos

    Le comento estimado amigo que hoy sábado salgo a buscar algo y no es fácil encontrar algo bueno cerca ahora aquí pareciera que todo te lo ponen tan lejos que pareciera que hay que agarrar un puto helicóptero para salir de parranda. Es un lugar muy aburrido, con tanta tecnología que no sirve de mucho.
    Las mujeres aquí aburren y esta vaina pareciera que esta lleno de predicadores por todos lados prohibiendo la folladera. Así que el ambiente realmente es aburridísimo. Al menos en Tailandia la gente la sigue en la calle y se ve un ambiente de gente alegre por seguir buscando algo y pareciera que el viento sopla propicio para la suerte y el amor, no hay de esos cabrones predicando marcando su vibra en el aire.

  1. 16 septiembre, 2014

    […] hace varias semanas, mi amigo ha tenido que cambiar su forma de vida. Los militares cierran (casi) todos los garitos a las 2 de la madrugada. Si antes tranquilamente pedía su primera copa pasada la una de la madrugada, ahora se ha […]

  2. 8 noviembre, 2014

    […] La policía clausura las discotecas de madrugada, ¿se acabó la fiesta? La fiesta en toque de queda: dónde salir para no quedarte en casa Salir de fiesta en Bangkok: los garitos que no salen en tu Lonely Planet De fiesta en Tailandia… ¡pide tu botella!  […]

  3. 7 junio, 2015

    […] embargo, se teme que sea el inicio de una situación como la del verano del pasado año. Entonces, fueron los militares quienes empezaron a hacer respetar la Ley. Y el ocio nocturno de la capital estuvo cerrando a las 2 durante muchos […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *