¿Nueva persecución a la noche de Bangkok?

Fiesta Wip Liberty Thong Lo

Liberty, la discoteca que abre donde antes estaba Wip, fue ‘visitada’ por la policía el pasado miércoles. La cerraron por carecer de licencia y arrestaron a cinco personas por posesión de drogas, dos de ellos empleados del local.

El moralismo tailandés muchas veces me recuerda a ese amigo que pide sacarina para el café tras devorar cuatro hamburguesas dobles y un cubo de patatas fritas. “Eso que te ahorras, el azúcar es muy malo”, suele decir, saciado, tras engullir el doble de calorías de las que necesita.

Se puede ver un paralelismo entre esa forma de excusarse y en cómo Siam calibra su recta moral. Porque da igual que el centro de Bangkok esté coronado por Nana y Soi Cowboy o que existan avenidas enteras con locales de masaje con paja. Ya que luego son capaces de nimiedades como prohibir el afecto en el tren para defender la mojigatería del país.

Sin embargo, en este contraste entre el desfase en la que muchos llaman “la ciudad del pecado” y las formas recatadas de las que habla el Gobierno, siempre se lleva la palma la noche de Bangkok. Donde la prostitución está prohibida y se supone que las discotecas cierran antes de las 2 de la madrugada.

Obviamente, nada de esto se respeta. Hasta que la policía o el Gobierno deciden que han de volver a demostrar quiénes cortan el bacalao. Desde el pasado jueves, las fuerzas de la Ley en Bangkok han vuelto a ponerse duras. Las discotecas fueron clausuradas entre la 1 y las 2 de la madrugada hasta el viernes. El sábado muchos locales volvieron a la normalidad del no cumplimiento de la legalidad.

Sin embargo, parece que hay un nuevo ataque a la noche de la capital y a todas sus irregularidades. Los que mandan quieren dejar claro que hay un gran negocio en el otro lado y que no beneficia a todo el mundo. Al menos, que no todos los que reciben mordidas están contentos con lo que se embolsan.

Y mientras la policía cierra bares, persigue a prostitutas callejeras y busca drogas, con la boca pequeña anuncian su nueva ocurrencia para que Tailandia vuelva a ser una economía competitiva. El próximo año volverán a recortarse los salarios mínimos. Todo sea por devolver la felicidad al pueblo.

 

¿Otra vez la noche se acaba a las 2AM?

 

fiesta-bangkok-golpe-estado

A Bangkok muchos la conocen como la ciudad de la noche eterna. Pero la legislación no dice eso. En el papel, las discotecas han de haber cerrado antes de las 2 de la madrugada, ya que el buen pueblo siamés no debe tenerlo fácil para dejarse arrastrar por la depravación.

Igual que ese amigo nuestro que devora hamburguesas se caricaturiza con su cruzada contra el azúcar, Tailandia no puede obviar que sus formas conservadoras y su pudor chocan con la realidad que se ve en las calles. La legislación puede ser la que sea. Pero decir que la prostitución está prohibida cuando ves a chicas en paños menores bailando bajo neones donde se lee Super Pussy es poco serio.

Para que la noche de Bangkok funcione a todo trapo, esa industria de el otro lado siempre se ve obligada a lo mismo. Pagar las mordidas correspondientes a la policía. De vez en cuando, un fin de semana o dos todo cierra a las 2 porque la policía no estaba contenta con sus ingresos bajo mano. Eso parece que ha ocurrido estos días.

Sin embargo, se teme que sea el inicio de una situación como la del verano del pasado año. Entonces, fueron los militares quienes empezaron a hacer respetar la Ley. Y el ocio nocturno de la capital estuvo cerrando a las 2 durante muchos meses.

Había vuelto todo a la normalidad -vamos, a las mordidas y a saltarse la legislación-, pero esta semana ocurrieron varios acontecimientos que parecen decir que la guerra contra la noche puede volver.

Cierran las discotecas

El pasado miércoles, varias discotecas del barrio de Thong Lo fueron visitadas por la policía. Especialmente, dos. Safehouse y Liberty, la antigua Wip. Los agentes tenían información privilegiada donde se decía que operaban sin registro y que se consumían drogas dentro.

Obviamente, ambos locales no tenían licencia. Son discotecas que se llenaban a las 2, cuando se suponía todo debía estar cerrado. Y en las que se fumaba -ilegal en interiores- y donde no se respetaba nada. Aunque lucían descaradamente y sin problemas, como si fuesen establecimientos legales.

En la renovada Liberty -que tuvo que cambiar de nombre ya que el club sufrió un conflicto con la mafia- encontraron a, al menos, a cinco personas con drogas. Dos de ellas trabajadores del local. En Safehouse no aparecieron estupefacientes.

Mucho cuidado con lo de jugar con drogas. Pueden llevarse detenido a cualquiera que lleve algo encima o a quien le consideren cómplice, sólo porque esté pasando la noche con alguien que ha tomado algo.

¿El motivo del cierre de estas discotecas? Lo normal es que sea porque no pagaron las mordidas correspondientes. Aunque se rumorea que la avaricia entre los distintos distritos policiales de Thong Lo y Lumpinee hizo que quisiesen jugarle alguna a la comisaría rival. Sin embargo, es lo que se dice en la calle y es información nada fiable.

Desde ese miércoles,todo anda bastante patas arriba. El jueves cerraron prácticamente todo entre la 1 y las 2, incluidos los barrios de Khaosan y Sukhumvit 11, pensados para extranjeros. Los militares acompañaron a algunos policías para vigilar que no sucumbían ante algún pago de última hora. Y el viernes se dieron el gran festín.

Todas las discotecas que, entre tailandeses, se habían popularizado al calor de los cierres del año pasado, como son Spark o After Moon, fueron clausuradas por los agentes. La mayoría de locales para extranjeros, incluso en Sukumvit 11, también echaron el cierre a las 2 y no volvieron a saltarse la legalidad hasta el sábado. Otros garitos como Scratch Dog a las 2 fueron igualmente puntuales en bajar la persiana.

Más sorprendente fue que no sólo fueron los clubes. También se han destapado casinos ilegales -el juego está prohibido en esta sociedad adicta a las apuestas- y pisos clandestinos dedicados a jugar dinero. Y se han detenido, dicen algunos, a “cientos” de prostitutas callejeras. Sobre todo en la zona de Lumpinee.

srinakarin

Imagen que difundió la policía el pasado año de un club clausurado en Srinakarin donde se ejercía la prostitución.

Es curioso cómo existe prohibición a todo lo que está enquistado en el ocio de la sociedad tailandesa. Otro ejemplo particular es el de las apuestas ante acontecimientos deportivos. Y sólo hay que ver cómo está el panorama en el Muay Thai, con tantas peleas arregladas para subir apuestas en detrimento del espectáculo.

Como muestra, la policía se vanagloria este fin de semana de haber entrado en un piso donde, dicen, se realizaban apuestas ilegales viendo peleas en un viejo televisor de tubo de 21 pulgadas. La hazaña policial culminó incautando un botín de unos 30 euros y el citado aparato, que no vale ni 15 euros en la calle.

No sé si piensan solucionar algo arrestando a pobres diablos en casas donde se dedican a apostar en privado. Sobre todo cuando la operación se produjo al haber un chivatazo por parte de un vecino, al más puro estilo caza de brujas. Las apuestas en el mundillo del boxeo tailandés son el pasatiempos común de muchos hombres del país y no hace falta entrar en pisos: Con ir a ver peleas en cualquier estadio basta.

 

Qué queda abierto y dónde salir de noche

 

Los locales de arañas están de suerte.

Los locales de arañas están de suerte. En Sukhumvit 11 se cerrará hoy domingo a las 5.

Esta semana se sabrá más o menos si ha sido todo un hecho puntual o si los clubes vuelven a cerrar. Pese al revuelo causado, parece ser que los agentes están a la caza de mordidas más jugosas. Porque el sábado ya muchos locales para extranjeros volvieron a abrir hasta las 5 y más allá. Y hoy parece que también.

Lo que me han confirmado para la noche de hoy, domingo 7 de junio, es que abrirán las discotecas del soi 11 de Sukhumvit. Levels, Bash, Q Bar y Climax estarán hasta las 5 de la madrugada si no hay sorpresas. Otros locales de arañas y farangs, como Mixx o Shock 39, se supone que pueden estirarse también hasta esas horas. Y la infame Swing seguirá recogiendo a todo el que quede en pie a partir de las 5 si no hay sorpresas.

En cambio, la mayoría de los clubes de Ratchada soi 4 han sido clausurados. Sólo Snop está en pie y echará a todo el mundo a las 2. Scratch Dog y los after hours para tailandeses y asiáticos también cerrarán a las 2 o simplemente ni abrirán. Al menos, eso se prevé.

Así que, quienes quieran seguir más allá de las 2, les queda la opción del soi 11. ¿Por qué ellos abren y otros no? Básicamente, porque pueden pagar las altas mordidas que les estén pidiendo ahora. El trato de favor suele venir por la billetera.

Todo lo que aquí recojo son, sin embargo, suposiciones. Igual ninguna discoteca cierra hoy o lo hacen todas. Tampoco hay ningún sitio donde pueda conocerse con precisión qué abre y qué cierra. Así que si alguien tiene algo de información o fue a algún sitio y se encontró algo abierto o cerrado, puede comentar abajo y compartimos esa información.

Lo que está claro es que algo puede estar pasando. En las carreteras muchos se quejan de que hay más controles policiales y en algunos barrios se ve a los agentes acompañados de los militares, que vigilan al vigilante.

Y como hemos dicho al principio, en mitad de todo esto el Ministerio de Trabajo ha anunciado que planea quitar el salario mínimo de 300 bahts diarios que se da en toda la nación. Y volver a poner diferentes sueldos según provincias. Un paso atrás para volver a competir con salarios bajos en lugar de mirar al futuro. Porque lo que importa es devolver la felicidad a los tailandeses, dicen los militares. Al menos la felicidad de los que están arriba.

Valora el artículo

También te puede interesar...

10 comentarios

  1. Hamijo dice:

    Joder, qué fijación con la policía macho. Parece que te hayan hecho algo!

    • Más allá de pedirme cien bahts un día por conducir deprisa -sin radares, lo estimaron así a ojo de buen cubero-, la verdad es que no me han hecho nada. Hasta recuerdo algunas buenas experiencias con unos cuantos agentes.

  2. maris stella dice:

    Hola como estas.? me gusta tu pagina, interesante la cultura tailandesa. En los lakorns hablan mucho de la ensalada de papaya me puedes decir como se prepara y los ingredientes, gracias, saludos desde COLOMBIA.

    • ¡Hola Maris! Pues sí, la ensalada de papaya es un clásico aquí y a todo el mundo le encanta. Te dejo este enlace donde explican muy bien y en vídeo cómo prepararla: https://youtu.be/lW2FwotxY2k

      Necesitarás que la papaya sea verde, no sé si será fácil encontrarla en Colombia. Y el azúcar es mejor que sea de palma y solidificado, suele ser una pasta amarilla. También necesitarás naam pla, salsa de pescado tailandesa. El resto de ingredientes serán más fáciles de conseguir. Camarones diminutos, limas, ajos y cacahuetes, mayoritariamente y si no me olvido nada.

      ¡Suerte con esa cocina! La ensalada de papaya es el plato que más se me resiste a mí. No es fácil que quede en su punto 😉

  3. brain dice:

    Lo de la policía tienes razón. El primer día que he pillado autovía veía un montón de policías en moto parando todo tipo de vehículos. Lo del salario afecta a funcionarios también?

    • El Gobierno militar subió los salarios de la policía al entrar. Pero, igualmente, sus salarios los redondean con sus mordidas y la corrupción. Así es normal que muchísimos quieran ir a Pattaya a trabajar, donde se ganan más bahts sin declarar.

  4. Pepe Puntazo dice:

    Y al final como ha quedado el asunto, sigue revuelto o a vuelto todo a la normalidad?

    Muchas gracias.

  5. Aaron dice:

    Pues joder hombre eso de prohibición y super pussy, suena bastante mal y loco. jejejejej………Esos policías pareciera que sufren un ataque de rabietas. Pues no debería ser asi, ya que el turismo es importante en el país.

  6. Españolito de a pie dice:

    Siguen cerrando las discotecas a las 2h, o ahora ya son mas permisivos?

    Gracias y saludos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *