Estudiar el arácnido inglés de ‘bar girl’

ingles bar girl tailandia

Lo que suele escucharse habitualmente en los ‘Beer Bar’ de Bangkok. Foto: Thailand Red Cat.

No es Tailandia el mejor lugar del mapa para practicar tu inglés. Vale, en Khaosan puedes copiar el acento de ese australiano sin camiseta que vacía latas de cerveza de un trago. El mismo que luego estrella las latas vacías contra su cabeza, no cabe duda que comprimir es bueno para después reciclar. La lata, me refiero, que no la cabeza.

Aun así, muchos llegan a Siam con la excusa de practicar la lengua común. Es una bonita excusa, sobre todo teniendo en cuenta que en esta parte del mundo, más que por el inglés, vienen mucho por las ingles. Sin acento.

Lo que no se le escapa a nadie que pasa por aquí un tiempo al calor del neón es el particular uso del inglés por parte de las mozas de alegre vidaconocidas cariñosamente por aquí como arañas. Es lo que los sajones denominan como el “inglés de bar girl“. A veces más popular que el Thainglish.

Del I miss you al up to you, pasando por los tópicos como farang man good, Thai man no good. Siempre con cierto gracejo y con un acento muy marcado. El mismo que se le pega a mucho merodeador de luces rojas tras tantas conversaciones con ellas.

Puede parecer algo simpático. Pero, ¿y si todo fuese un método para sacarle los bahts al más ingenuo? ¿Qué pensaría el recién llegado -y enamorado- al saber que esas hermosas palabras no salen del corazón de su amada? Porque este inglés de bar girl nace de un cursillo que las mozas toman con una meta: Ganar dinero. La universidad de la araña.

 

Un manual para ‘bar girls’ profesionales

 

Manual inglés bar girl tailandia

En lugar del manual típico de “cómo hacerse rico con la bolsa”, aquí uno puede encontrar el de enriquecerse enseñando el culo. Cada uno a lo suyo.

La pasada semana hablábamos de cómo empezar a estudiar tailandés y por qué puede ser interesante par quienes vivimos aquí. Para mostrar algo del otro lado, comentamos hoy cómo las arañas hacen el proceso inverso; aprender inglés. Sin olvidar que la mayoría de ellas llegan de pueblos bastante pobres, a veces llevan mal hasta el propio idioma de su país. En una barra de Nana se habla más la lengua de Isaan que otra cosa.

Más allá de esos lugares donde -dicen- se enseñaba a jóvenes campesinas a convertirse en bailarinas en los 70, existe un método para las que acaban de llegar y quieren dedicarse a la farangdula. Se basa en aprender las únicas expresiones que necesitará la sacacuartos. Su inglés de bar girl.

Lo mejor de todo es que hay un libro que tiene muchísimos años y donde se condensa todo ello. Un manual para tailandesas que quieran convertirse en arañasGet Rich Quick English for Bar Girls es su título sajón. Darle un vistazo le puede abrir los ojos a más de uno.

Todas esas expresiones que es normal escuchar en los labios de las jóvenes melosas de dudosa profesión en brazos de extranjeros están en sus páginas. Un documento que enseña a las jóvenes lo que han de decir y contestar.

Manual tailandes bar girls

He aquí las expresiones más comunes para las que quieran trabajar en los bares.

Me habían hablado a menudo del libro, cuyos ejemplares van pasando de mano en mano entre las recién llegadas. Su curso de inglés acelerado. Aun así, no lo tengo en casa y tampoco lo he buscado. Fue una moza que conocí a las tantas de la madrugada una noche la que me confirmó el título y su valía.

A menudo, muchos extranjeros de paso afirman que todas las tailandesas son de vida alegre, unas soberanas mentirosas y que te convierten en un cajero automático. Discrepo. Eso ocurre cuando el tipo en cuestión sólo se pasea por los mismos sitios donde las arañas buscan a sus presas.

Sin embargo, leyendo las páginas de este manual -que afirma directamente que la intención es que ellas se enriquezcan-, uno ve las mentiras habituales en inglés que muchas bar girl usan.

manual ingles tailandeses

Todas son primerizas, claro. O eso dicen.

Lo mejor del libro son las transcripciones al tailandés de todas las frases que hay en inglés. Leyéndolo en la lengua de los siameses se ve claro por qué el acento de bar girl es tan marcado. En el libro está primero la forma inglesa, luego la transcripción y finalmente la traducción.

Obviamente, el manual es sólo un reflejo de la forma en que se ha aprendido el inglés en los bares de luces rojas, como también de sus frases más habituales. El hecho importante es que el total de palabras de una bar girl habitual es limitado a esos engaños que tan comunes son por aquí.

libro estudiar ingles tailandés

El clásico entre los clásicos. Cuando el amante de turno se enfada por tanto rascarse el bolsillo se puede encontrar con esta respuesta.

Si bien esto es el arroz de cada día en Pattaya o en según qué zonas de Sukhumvit, no puede uno pensar que todas las mozas que viven en Tailandia sean como las que hacen uso de este cursillo de araña. Son un grupo muy minoritario estas buscadoras de oro farang, pero abundan donde están los turistas de paso y es fácil toparse con ellas.

Eso sí, al que le apetezca recorrerse los bajos fondos de Bangkok, mejor tener presente lo que sale en este libro y librarse de engaños. Sin tener que hacerse pajas mentales con lo de rescatar a una mujer alegre de una vida que dice no ser alegre. Esta situación es una realidad que está ahí. Y la compasión no siempre es lo mejor, como explica esta mujer con manivela que trabaja en Pattaya.

En Occidente, Tailandia es imaginado por unos como un paraíso y por otros como un prostíbulo. Y ambas versiones son incorrectas. Es un país muy agradable de visitar y con muchas comodidades, vale. También tiene algunos de los mayores prostíbulos del planeta. Eso no significa que ellas sean todas putas. Sobre ello habla este artículo escrito por una siamesa que vive en Europa.

El manual de marras no es fácil de encontrar en librerías -aunque si se busca seguro que aparece-, pero en algunos sitios de Internet lo desmenuzan a fondo. ¿Esto es todo lo que aprende la que quiere dedicarse a la farangdula? Para nada, sólo es un detalle simpático. Pero es un ejemplo muy bueno de por donde van los tiros.

 

Convivir con el ‘Thainglish’

 

Más allá del intento por hablar tailandés que podamos tener nosotros, en estas tierras es habitual tropezar con el escaso nivel de inglés que se habla entre la mayoría. Para un ejemplo práctico, arriba está la película francesa Lady Bar, donde se puede apreciar la dura comunicación -cuando otra cosa no está dura- entre arañas y extranjeros.

Aprender el inglés de la calle, o Thainglish, es el primer paso para no perderse. No sólo en los amoríos, sino en cualquier situación. También cuando el taxista quiere tomarse una cerveza contigo es interesante saber cómo se expresa.

Pero el turista que llega polla en mano también tiene sus herramientas. Si alguien quiso enriquecerse con manuales para bar girls con ganas de agenciarse un buen dinero, también existe una réplica. El libro para aprender tailandés enfocado al mundo de la noche y al ligoteo con las arañas.

Speak Easy Thai Bar Girl Edition

Fácil de encontrar en muchas librerías internacionales de Tailandia, el manual ayuda también con los tópicos del país.

Speak Easy Thai Bar Girl Edition

Ciertamente, la transcripción al inglés deja bastante que desear.

Mi opinión seguirá siendo que, si quieres hablar la lengua de Siam, mejor te centres en los métodos que recomendé en este artículo sobre cómo estudiar tailandés.

Aun así, la versión Bar Girl Edition de este Speakeasy Thai es entretenido para cuando necesitas unas risas. Muy útil no es -limitado y con pocas explicaciones-, pero ya sólo por las fotos merece la pena. Y bueno, los extranjeros en busca de romances de pago también necesitaban un manual, ¿verdad?

GD Star Rating
loading...

También te puede interesar...

4 comentarios

  1. Aaron dice:

    Esos libros tan muy buenos para aprender……Que arañas mas buenonas….. jejejee
    En occidente Tailandia es un paraíso para uno y otros es un prostíbulo,prefiero verlo como paraíso. Bueno pero entonces que es lo que realmente queremos, ahora con todo este rollo de lo que paso en Paris, a esos terroristas suicidas con bombas, se les dice que van al paraíso y que tienen muchas hembras esperándolos, además estos Yihadistas reclutan mujeres por internet para procrear. Entonces la gran pregunta es,que puta madre quiere este puto mundo.

  2. Rubén dice:

    Demoledor artículo. Así me gusta, que las chavalas sean aplicadas con los idiomas xDDDDD
    Aunque tampoco es algo exclusivo de Tailandia, no nos vayamos a pensar. Más de una aquí en Tokyo pagaría buenos dineros por un libro de frases parecido.

    • ¿Cómo está la caza al gaijin en Tokio? Tengo muy buenos recuerdos de mis paseos por la capital nipona…

      • Rubén dice:

        Por lo que leo en tu blog, el panorama no es muy distinto al de Bangkok, aunque aquí las arañas son más bien amateurs. Pero hay de todo, como en botica. Los sitios de profesionales, por lo general, están vetados a los gaijins. Las chicas de vida alegre que te encuentras en las discotecas esperan que les pagues las copas y el hotel, pero poco más. Eso sí, fuera de los mercados de carne de Roppongi y algunos clubs de Shibuya y alrededores, la cotización del gaijin baja bastante. A menos que conozcas el idioma y sepas por dónde moverte, las opciones de pille para los muchachotes de ojos redondos son bastante limitadas. Pero oye, ¡nunca se sabe dónde puede surgir la chispa!
        Eso sí, vayas a donde vayas las risas no te las quita nadie. Tokyo está lleno de garitos interesantes y gente divertida, eso no ha cambiado. Si algún dia te vienes de visa run por aquí, no te ibas a aburrir. Te podría recomendar sitios de todo tipo: desde lo más molón hasta lo más bizarro xD

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>